Ranking de los villanos de Spider-man en las películas
Reportaje

¿Quién es el mejor villano de Spider-man en las películas?

Por Jesús Delgado
-

Spider-man ha tenido al menos 10 villanos en las películas. En este ranking analizamos los enemigos del Hombre Araña, desde el mejor hasta el peor en el cine.

Spider-man: Homecoming es la sexta película de Spider-man del siglo XXI. Desde que Sam Raimi inició las adaptaciones en cine del Hombre de Marvel en el cine, ya hemos tenido hasta tres encarnaciones distintas del personaje, contando la última que interpreta el actor Tom Holland para el Universo Cinematográfico de Marvel.

Y claro, donde hay un héroe también debería haber villanos. Al menos diez hemos contado, dejando de lado alguna encarnación menor, en forma de sicario o ayudante del malo. Por eso mismo, y como el número es redondo, hemos optado por hacer un ranking de los villanos de Spider-man en las películas

En el siguiente listado ponemos nota a los villanos. Desde el más excelente, hasta el más lamentable, exponiendo el por qué de nuestra valoración. Para la elaboración de este top ten de villanos de Spider-man en el cine,  hemos tenido en cuenta varios factores como el carisma del actor, la interpretación de este, el guión sobre el que se apoya y la fidelidad respecto a los cómics, además de la caracterización del personaje. 

¿Gustará Spider-man Homecoming a los aficionados a los cómics? Te lo contamos en nuestra crítica comiquera

Como todo, esto está sujeto a debate y a gustos. Por eso mismo, si os atrevéis a hacer vuestro propio ranking, os animamos a que hagáis vuestro propio top, exponiendo vuestro parecer acerca de cuáles son los mejores y peores enemigos de Spider-man en sus películas. Sobre todo si habéis visto ya Spider-man: Homecoming.

1. El Buitre / Adrian Toomes (Spider-man: Homecoming, 2017)

Michael Keaton tiene el honor de ser el malo de Spider-man: Homecoming. Si bien su Buitre se aleja ligeramente del trasfondo del villano en los cómics, la esencia del hombre de negocios, movido por resentimiento y que se ve obligado a perseguir sus fines por medios ilegales se mantiene. Keaton (anteriormente Batman y Birdman) nos ofrece una interpretación de primer nivel, pero además, el carisma que emana pocos actores lo logran alcanzar.

En lo tocante a la caracterización del villano, diremos que tiene ciertos toques al traje clásico del Buitre en los cómics, incluso dando una explicación posible y "realista", propia de la estética del Universo Cinematográfico de Marvel. De ahí colegimos que el Adrian Toomes de Keaton es el mejor villano de Spider-man en el cine hasta la fecha. 

2. Dr. Octopus/ Otto Octavius (Spider-man 2, 2004)

Pero contestado por poco. El Doctor Octopus de Alfred Molina en Spider-man 2 podría ser también el número 1 de este ránking. En su contra juega la suavización que Sam Raimi y su equipo realizaron sobre el villano original, un arrogante megalómano, que en la película estaba movido por la venganza, el sentimiento de pérdida y cierta esquizofrenia. De hecho, al principio se nos presentaba como un hombre compasivo y bonachón, en lugar de introvertido genio loco que los cómics siempre han mostrado.

A pesar de ello, Molina supo trabajar sobre un guión con sabor a cómic clásico, regalándonos un buen villano de Spider-man, que proponía un nivel de amenaza parejo al carisma que desprendía. Además, su caracterización fue bastante interesante, inspirada en numerosos retratos del villano. Sobre todo en retratos modernos correspondientes no solo a la etapa de Ultimate, sino también a la del Marvel postmoderno.  

3. El Hombre de Arena / William Baker / Flint Marko (Spider-man 3, 2007)

Aunque Spider-man 3 tuvo muchas cosas en contra, la caracterización del Hombre de Arena (Flint Marko, alias de William Baker) por parte de Thomas Haden Church fue no solo fiel al cómic sino que se ajustaba bastante a la imagen psicológica del villano. El Hombre de Arena, a diferencia de otros enemigos de Spidey, no es ni un asesino ni un mal bicho, sino un tipo bruto que ha tomado malas decisiones, las cuales le han llevado por el mal camino.

El Hombre de Arena de las películas, aunque carecía de carisma, retrataba la versión clásica del personaje, un villano que trataba de enmendarse. Además, vestía la icónica camisa a rayas del villano y su comportamiento era generalmente benévolo, a pesar de ser un criminal. De hecho, el motivo por el que carga contra Spidey, si recordamos, se debió a la coacción de Veneno y al miedo a que Spider-man volviera a intentar asesinarlo de nuevo. 

4. Norman Osborn / El Duende Verde (Spider-man, 2002)

No diremos que la armadura del Duende Verde de Willem Dafoe no diera cosica ni tampoco que quitar la máscara original que tenían pensada para él fuera una buena idea. Pero, es perspectiva, Dafoe nos dejó para el recuerdo un correcto Duende Verde en la primera película de la Trilogía de Spider-man. De hecho, la pega que le podemos encontrar es únicamente la del traje, un antepasado cutrecillo de la armadura de Iron Man.

Y es que tanto en caracterización, como en interpretación y carisma, Willem Dafoe nos regaló un Norman Osborn odioso y entrañable a partes iguales, que exploraba la neurosis y el trastorno de doble personalidad y disociación de la realidad que padece el villano. Posiblemente por eso y por el retrato actualizado que hizo del maloso, los Osborn se hayan consagrado como una parte importantísima de la mitología de Spidey en el cine. 

5. Eddie Brock / Veneno  (Spider-man 3, 2007)

Veneno (Venom) fue una de las cosas que el público enseguida demandó ver en una película de Spider-man. Sin embargo, Sam Raimi fue reacio a llevarlo a la Gran Pantalla hasta la tercera película, y solo lo introdujo por presión del estudio. A decir verdad, Raimi no era muy conocedor ni aficionado a la etapa del personaje, teniendo a Venom por un villano poco estudiado. De ahí que este Veneno le faltase algo.

Hay que decir que Topher Grace, el actor elegido para Eddie Brock (la persona bajo el simbionte), no pegaba físicamente para Brock, un mastodonte más bruto que un arado, pero a la vez astuto. Grace retrató a obsesionado y miserable Brock, muy alejado del Protector Letal que conocemos por los cómics. Además, que fuera liquidado en menos de 45 minutos de película, restó impacto a un villano que podía haber dado mucho juego. 

Aún así, como malo, no está mal del todo y quedó molón en pantalla como villano de Spider-man

Si quieres saber más de Venom, aquí te contamos más cosas sobre el personaje

6. Max Dillon / Electro (Amazing Spider-man 2, 2014)

Uno de los tres villanos Amazing Spider-man 2, aunque el que más presencia en pantalla. Jamie Foxx encarnó a una libérrima versión del personaje conocido como Max Dillon, un electricista que ganaba poderes de manipulación de energía eléctrica tras sufrir un aparatoso accidente, adoptando el mote de Electro. 

A matacaballo entre el aspecto moderno del villano en los cómics tradicionales y el de su versión de Ultimate Marvel, la estética y puesta en escena de Electro en la película molaba bastante. Aunque el sobrecargo de villanos empobreció su participación. Que el Dillon de Foxx en esta película fuera un pobre diablo, con carencias en cuanto a habilidades sociales y una excesiva obsesión con Spider-man, tampoco ayudó a que Electro fuera considerado como un buen villano de Spider-man en el cine. Aún así, el intento no estuvo mal.  

7. Dr. Curt Connors/ El Lagarto (Amazing Spider-man 2012)

O cómo desperdiciar a un gran actor con un guión flojo más llenos de agujeros que un queso gruyere. Rhys Ifans fue el encargado de encarnar al profesor Curt Connors, un brillante genetista que se convierte en una bestia enorme y escamosa, debido a un experimento que sale mal y con el que pretendía recuperar un brazo que perdió años atrás. 

El Lagarto de Amazing Spider-man fue una valiente idea, mal ejecutada, con un CGI que ha envejecido bastante mal. Al menos nos brindó una de las batallas de las películas de Spider-man y uno de los cameos más brillantes de Stan Lee.  

8. Harry Osborn / El Duende II (Spider-man 3, 2007)

Durante tres películas, James Franco nos retrató a un insoportable, malcriado o algo narcisista Harry Osborn. En la tercera parte de la Trilogía de Spider-man de Sam Raimi, por fin encontraba el método de cobrarse venganza sobre Spidey. Para ello, tomaba prestados el arsenal y la fórmula del Duende de Norman y salía a la caza de un Spidey que había sido poseído por el traje negro. 

Realmente, no nos molestó mucho esta encarnación, pero la ponemos tan abajo por tres motivos principales. 1- El brusco cambio de lealtades que se operan en él. 2- Lo desaprovechado que está en toda la película y 3- Que, quizás motivados por el espíritu hiperrealista de Batman Begins, no se atrevieran a ponerle una máscara de Duende y en su lugar le dejaran volar por el cielo con un skateboard y un traje de paintball. 

¡Vaya zoológico de malosos! Pues atentos a estos 13 villanos más pintorescos del Hombre Araña

9. Harry Osborn / El Duende Verde (Amazing Spider-man 2, 2014)

Motivados por la moda de rarezas de la bioingeniería, impuesta por las películas de Amazing Spider-man, el Harry Osborn de Amazing Spider-man 2 de Dane DeHaan fue dotado de un aspecto más duendil en su encarnación del Duende Verde debido a una mezcla de armamentística experimental, terapia genética improvisada y un arrebato de mala leche.

El villano estaba poco elaborado y pretendía explicar pseudocientíficamente el aspecto extravagante del Duende, apostando por ese realismo mal entendido y un ansia de meter muchos malos en una única película. Su inclusión como colofón de la cinta, y como detonante de la tragedia de Gwen Stacy pudo haber sido llevado con más mano y maña. Un oportunidad muy desaprovechada. 

10. Aleksei Sytsevich / Rhino (Amazing Spider-man 2, 2014)

En los últimos minutos de Amazing Spider-man 2 parecía que nada iba a salvar la película, ni siquiera la epidural de hype que nos habían puesto con la batalla inicial de Spidey contra unos mafiosos rusos. Pensando que nos había hecho gracia el ruso de Paul Giamatti, reciclando a su personaje para una escena final en la que Aleksei montaba una suerte de mecha en forma de Rhino, inspirada en los cómics de Ultimate Spider-man.

Aunque el aspecto del bicho estaba curioso, lo cierto es que fue desarrollado con poca gracia y salero, quedando como el malo al que Spider-man pateaba el trasero como cierre de la película. Posiblemente, otro guión le hubiera sacado más jugo. 

Lecturas recomendadas