Reportaje

Todo sobre Metal Gear Solid V (IV)

Por Álvaro Alonso
-

¿Las pesadillas? Nunca se van, Snake. Una vez que has estado en el campo de batalla, probado la euforia, la tensión... Se convierten en parte de ti. Una vez que has despertado al guerrero que hay en tu interior... Nunca vuelve a dormir. Siempre quieres mayores retos y emociones. Como mercenario, pensaba que ya lo habrías comprendido. No te importan el poder, el dinero o incluso el sexo. ¡Lo único que satisface tus ansias es la guerra! Todo lo que he hecho es darte un hogar. Te he dado un motivo para vivir.

Nos hallamos ante uno de los mayores misterios de la historia de los videojuegos: Hideo Kojima, con el nombre ficticio de Joakim Mogrem (Joakim es un anagrama de Kojima, Mogrem contiene la palabra Ogre) y bajo el amparo del también ficticio Moby Dick Studio (ya os hemos hablado de las similitudes de MGS 5 con la obra de Melville en la primera parte el reportaje) presentó un misterioso tráiler llamado The Phantom Pain durante los VGA 2012. Muchos amantes de las conspiraciones vieron en el video demasiadas similitudes y pistas como para no tratarse de un nuevo título de la saga Metal Gear Solid, y no podían andar más acertados. Pero fue en la GDC 2013 donde se desveló el pastel: The Phantom Pain es Metal Gear Solid V, y hoy analizamos el tráiler revelación.

THE PHANTOM PAIN


¡No te mueras, maldita sea!

Big Boss vuelve de la misión en el Campamento Omega justo para descubrir que Mother Base se encuentra bajo ataque. Nuestro héroe hace todo lo posible por defender a sus camaradas, pero a duras penas es capaz de escapar de la plataforma petrolífera y llegar a un hospital. Las heridas sufridas le provocan una parada cardiorrespiratoria, pero para cuando los médicos consiguen estabilizarlo ya es demasiado tarde: Big Boss está en coma.

¿Qué hay de él?

La escena del hospital oculta un gran secreto: hay una tercera persona junto a Kaz y Big Boss en el quirófano, que presuponemos también ha sido herida en el ataque a Mother Base. No podemos verla porque la acción esta narrada desde su punto de vista, pero se hace patente que hay un tercer individuo cuando Kaz pregunta por él/ella al final de la escena. En una entrevista Kojima aseguró que se traba de él mismo contemplando los hechos... ¡Venga ya Hideo, no cuela! Pero hace poco el genio japonés nos sorprendió a todos a través de Twitter con la siguiente imagen:

¿Es posible que el propio Hideo Kojima, productor/diseñador/director de la saga MGS, sea un personaje clave dentro de la quinta entrega? Si hacemos memoria, recordaremos que en Peace Walker se le podía reclutar para que echase una mano como miembro de MSF, y teniendo en cuenta lo dado que es a las bromas y los misterios el creativo japonés, no nos extrañaría nada que se haya atrevido con el cameo definitivo.

Big Boss lo da todo para salvar Mother Base y MSF, llegando a arriesgar su propia vida para que Kaz, herido de gravedad en una pierna, consiga llegar a tiempo hasta el helicóptero de salvamento. Pero por desgracia...

Mother Base es destruida. La operación Caballo de Troya orquestada por XOF al mando de Skull Face cumple su objetivo y arrasa con la base de operaciones de Militaires Sans Frontières. No conocemos el alcance exacto de las bajas, pero con seguridad Big Boss y Kaz perderán a un gran número de camaradas ese día. A partir de ese momento, solo un pensamiento ocupará las mentes de los dos soldados, el mismo que sirve de tema principal para Metal Gear Solid 5: la venganza.

We are not your kind of people.

Snake despierta del coma, y el primer shock viene de la mano... ¡De que no hay mano! Suponemos que debido a las heridas sufridas defendiendo Mother Base el soldado perderá su brazo izquierdo, que será sustituido provisionalmente por una prótesis que acaba en un gancho. The Phantom Pain o "El Dolor Fantasma" hace alusión al síndrome del miembro fantasma, una afección que sufren gran parte de las personas que han perdido una parte de su cuerpo y que provoca la sensación de que el miembro amputado sigue conectado al organismo. Ese mismo dolor será una de las pruebas más duras a las que tanto Snake como Kaz tendrán que hacer frente a lo largo de Metal Gear Solid V.

Este nivel será una suerte de tutorial en el que Snake se ve en la obligación de "volver a aprender" todos sus movimientos, tales como arrastrarse, caminar agachado, ocultarse de los enemigos, etc. para desentumecer su aletargado cuerpo. El misterioso Ishmael, del que ya os hemos hablado en la primera parte del reportaje, será el maestro de ceremonias durante toda la sección. ¡Pero cuidado! En el inicio de The Phantom Pain no podemos permitirnos el lujo de hacer las cosas con calma ya que...

Un grupo de militares se colará en el hospital, y no dudarán en abrir fuego contra todo aquel que se cruce por sus miras, ya sean empleados del centro o pacientes. No sabemos con seguridad a que se deberá este ataque tan fortuito, pero el que Snake despierte del coma y acto seguido aparezcan los soldados es demasiada coincidencia como para tratarse de una casualidad. ¿Estará XOF tratando de terminar lo que empezó años atrás con el ataque a Militaires Sans Frontières?

Suerte que Revolver Ocelot estaba cerca, y cual caballero montado a lomos de un resplandeciente corcel blanco, aparece justo a tiempo para salvar a Snake de sus perseguidores. Vamos a vivir una intensa persecución en la que deberemos disparar a los enemigos utilizando una escopeta Remington 870 mientras Ocelot galopa lo más rápido posible. Es probable que este caballo sea el que más tarde acompañe a Snake en la misión en Afganistán, y aunque comparte muchas similitudes con el que montaba The Boss en Metal Gear Solid 3: Snake Eater, no se trata del mismo (murió en Peace Walker).

Snake y Ocelot no solo tendrán que hacer frente a un grupo de soldados fuertemente armados, también serán perseguidos por una serie de alucinaciones bañadas en fuego que parecen extraídas de los recuerdos más amargos del legendario héroe de guerra. Un Volgin demoníaco, una ballena voladora o este unicornio alado son solo algunas de las visiones que van a complicarles las cosas a la extraña pareja. Pero si os fijáis bien en la imagen, descubriréis algo muy interesante: ¡hay dos personas sobre ese animal! Y la primera, la que va al frente, tiene un tamaño muy reducido... Casi como el de un niño. ¿Podría tratarse del joven con máscara de gas que tanto nos recuerda a Psycho Mantis? De ser así, explicaría también el origen de esta experiencia tan onírica.

Me temo que han sido... Nueve años.

 

Nueve años. Casi una década. Es el tiempo que Big Boss/Snake permanecerá en coma debido a las heridas sufridas a causa de la operación Caballo de Troya. Pero el mundo de Metal Gear Solid V no va a detenerse a espera de que el soldado recupere la consciencia, y muchas cosas van a pasar durante todos esos años: Kaz será secuestrado y enviado a Afganistán para ser cruelmente torturado, entre otras. También es interesante señalar que el doctor que le da la noticia a Snake comparte un sospechoso parecido con Kio Marv, el científico al que debíamos rescatar en Metal Gear 2: Solid Snake.

¿Ves esto? Diamod Dogs... Nuestro nuevo hogar.

 

Después de una siestecita de nueve años, ¿quién no tiene un mal despertar? Snake se levanta dispuesto a vengarse de XOF, Cypher y todo aquel relacionado con la masacre de Mother Base, para lo que fundará Diamond Dogs, grupo militar formado por supervivientes del ataque que también contará en sus filas con huérfanos de guerra (el nombre es un homenaje al álbum de David Bowie, de quien Kojima es gran seguidor). El soldado ha sufrido cambios drásticos, tanto psicológicos como físicos: la metralla incrustada en su frente y el brazo robótico (que recuerda en exceso al que Zadornov lucía en Peace Walker) son los más notables. Menos mal que aún conserva el vicio de fumar puros, porque si no pensaríamos que este no es nuestro Big Boss...

 

Lecturas recomendadas