Portada Adr1ft
Análisis

Adr1ft - Análisis del juego espacial para PS4 y PC

Por Lazaro Fernandez
-

Versión comentada: PS4

¿Quién no ha querido ser astronauta de pequeño? Casi todos, sobre todo los ahora aficionados a la ciencia-ficción y los videojuegos, hemos soñado de pequeños con formar parte de una expedición espacial y explorar otros mundos. Adr1ft promete convertir ese sueño en realidad, aunque hemos de confesaros algo: el planteamiento del título de Three One Zero no será un sueño, será una de tus peores pesadillas.

La vida profesional de un astronauta no debe ser nada fácil; recientemente nos lo dejaron claro películas como Gravity e Interstellar, y ahora le toca el turno al mundo del videojuego de mano de Three One Zero y su original propuesta. Adr1ft nos pondrá en la piel de Alex Oshima, una astronauta que despierta en mitad de una estación espacial medio destruida, sin apenas recuerdos de lo que ha ocurrido, con problemas en su traje y con la necesidad imperiosa de poner en marcha una cápsula de escape de emergencia para salvar su vida.

Como se puede ver en las pantallas, Adr1ft utiliza una perspectiva en primera persona para conseguir un resultado más inmersivo... y vaya si lo consigue. A pesar de la perspectiva, poco tiene que ver el control y, sobre todo, el desarrollo del juego con otros títulos en primera persona. Los controles responderán al sistema de propulsión del traje EVA de Oshima, asemejando más su desarrollo al de un simulador que al de, por ejemplo, un FPSOs hemos preparado un vídeo de gameplay en el que podréis entender con más detalle como funciona Adr1ft.

Adr1ft Gritos
No te sulfures: En el espacio nadie oirá tus gritos.

De un modo más que intuitivo, podremos impulsarnos hacia adelante o hacia atrás y girar en la dirección deseada (como en cualquier otro juego), pero aparte podremos realizar giros en el sentido de las agujas del reloj y al contrario, así como propulsar el traje hacia arriba o hacia abajo. En todo momento tendremos que tener en cuenta que las leyes físicas a las que estamos acostumbrados no existen: habrá que tener en cuenta impulso e inercia a la hora de movernos en la dirección deseada... y, por supuesto, que el traje no es inmune a los golpes.

Más allá de la fragilidad del traje EVA, lo más importante a tener en cuenta es el oxígeno restante, es algo así como nuestra energía en el juego. El impulso en cualquier dirección consume oxígeno, así como la exposición al vacío en nuestros pequeños traslados por el espacio entre las ruinas de la estación espacial; por suerte nos encontraremos con pequeños tanques repartidos por prácticamente todas las estancias del juego que rellenarán una pequeña parte de nuestro oxígeno para poder continuar. Como hemos dicho, tendremos que tener en cuenta el movimiento y la ausencia de (las acostumbradas) leyes físicas a la hora de agarrar cada pequeño tanque de oxígeno: en más de una ocasión hemos muerto asfixiados mientras dábamos tumbos intentando agarrar un tanque de oxígeno.

Adr1ft Oxígeno
Tendrás que buscar estas pequeñas bombonas continuamente para no quedarte sin oxígeno

Como ya hemos mencionado, Adr1ft tiene más de simulador que de FPS, pero lo que el título de Three One Zero es, sin ninguna duda, es un Survival. Por supuesto, no tendremos que huir de zombies ni escondernos en taquillas para esquivar la muerte, pero la exploración será una parte importantísima en Adr1ft. Más allá de sobrevivir al accidente que nos ha dejado abandonados a nuestra suerte en medio del espacio, nuestra tarea consistirá en descubrir lo que ha ocurrido a través de notas de voz y correos electrónicos repartidos por la estación espacial. Visitaremos los compartimentos de la tripulación, encontraremos discos duros flotando en el espacio (hay 25, a modo de coleccionable), dispositivos con audio encriptado repartidos por la estación... Pero averiguar los motivos del desastre y escapar no son tareas simples, ni mucho menos.

Adr1ft Astronauta Cadaver
No estarás solo... Si contamos los cadáveres de tus compañeros, claro.

Para conseguir salir de la pesadilla ingrávida en la que estás inmerso, tendrás que poner a punto una serie de elementos dentro de la estación espacial, recorriendo cada una de sus estancias. Por un lado, tendremos que encontrar pequeñas estaciones en las que reparar nuestro traje (no olvidemos que arrancamos la aventura con él "a medio gas"): capacidad de oxígeno, propulsión, impulso e integridad. No podremos utilizar el traje al 100% hasta bien avanzada la aventura. Aparte, tendremos que realizar de forma manual tareas como la reactivación del sistema de comunicaciones de la estación y la puesta en marcha del núcleo Cerebrum y el sistema Spiritus, que gobiernan el funcionamiento del sistema de rescate para escapar de la estación espacial en caso de emergencia.

Pero movernos por una estación espacial en ruinas no tiene por qué ser lo más divertido del mundo de los videojuegos y, en ocasiones, Adr1ft lo pone de manifiesto. Unido al ritmo de juego casi nulo que supone impulsarse entre ruinas en gravedad cero, encontraremos algún que otro fallo de diseño que, no arruina en absoluto la experiencia de juego, pero si le resta diversión al título de Three One Zero. El punto negativo más importante del juego es su repetitivo desarrollo: tras controlar a la perfección el traje EVA, el mayor desafío consistirá en no quedarnos sin oxígeno y en seguir las indicaciones de un pequeño radar situado en la parte izquierda de la pantalla. Al hacerlo, nos encontraremos cruzando estancias tan parecidas (algunas idénticas) que en ocasiones creeremos haber dado la vuelta y estar volviendo sobre nuestros pasos; además, muchas de las tareas, bien diseñadas, todo hay que decirlo, se repiten con el único objetivo de alargar la vida útil del juego.

Adr1ft Hidropónico
Encontrarás varias zonas de la estación con jardines para generar oxígeno

Con respecto al ritmo de juego, es verdad que Adr1ft no es una experiencia lúdica al uso y no tiene por qué ser considerado un elemento negativo: el título plantea una experiencia relajante, inmersiva y diferente. No hay prisa para hacer las cosas y la única forma de meternos presión es a través de la menguante barra de oxígeno de nuestro traje. Pero lo que sí puede ser considerado un fallo sin temor a equivocarnos es la excesiva repetición de estancias absolutamente idénticas y el afán de estirar cada tarea (multiplicándola por dos o tres en ocasiones) para aumentar la vida útil del juego.

Adr1ft Noche
La tierra, de noche, también impone lo suyo desde esa distancia

Adr1ft es un título indie diferente, original, inmersivo y que difícilmente puede encasillarse en un género al uso. Teniendo en cuenta su precio, no podemos imaginar una mejor forma de experimentar la sensación de ser un astronauta y estar al borde de la muerte, inmenso en un desastre a miles de kilómetros de la tierra, pero eso sí, a nuestro criterio, al título de Three One Zero le falta algo de ritmo y algo de variedad tanto en su desarrollo como en el entorno por el que nos moveremos. Suponemos que, en el caso de existir, una estación espacial como la del juego debe ser de lo más monótono, eficiente (sobre todo con el espacio que ocupa) y aburrido del mundo, pero creemos que en ese aspecto se han pasado con el nivel de realismo.

Adr1ft Sin Oxígeno
Esto es lo que verás pocos segundos antes de quedarte sin oxígeno

La versión comentada del juego es la de PS4 y, a día de hoy, los desarrolladores de Adr1ft no han contemplado la idea de adaptar la experiencia a PS VR, aunque Adr1ft en su versión PC si permite su uso con dispositivos de Realidad Virtual como Oculus Rift y HTC Vive. No se nos ocurre mejor forma de disfrutar del realismo del título de Three One Zero, aunque aún no hemos tenido oportunidad de probar el juego con un dispositivo de Realidad Virtual; tan pronto como lo hagamos, leeréis nuestras impresiones en la web.

Valoración

Adr1ft une simulación, supervivencia y exploración en un entorno en primera persona nunca explorado de un modo tan realista. Pese a estar limitado en sus posibilidades y resultar algo repetitivo, su espectacular y evocadora puesta en escena te pondrán en la piel de un astronauta como ningún otro juego ha hecho antes.

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

Su agobiante ambientación es su mejor baza: puesta en escena, efectos de sonido, inquietante banda sonora...

Lo peor

En ocasiones resulta muy repetitivo y es fácil perderse entre salas calcadas de la estación espacial. El control a veces juega malas pasadas.

Lecturas recomendadas