Análisis

Aerodinámico análisis de Assault Horizon

Por Adrián Perera
-

La veterana saga Ace Combat sobrevuela nuestras consolas desde hace ya 16 años y, con el tiempo, ha sufrido diversos cambios. Desde aquellos primeros títulos en que los cazas de combate tenían un color blanco y violeta de dudoso camuflaje, hasta las últimas entregas en donde los impresionantes gráficos que delinean la aerodinámica de los aviones no dejan de sorprendernos. El paso más reciente ya tiene nombre, Ace Combat Assault Horizon.

Sin embargo, a pesar de los añadidos que hemos visto a lo largo del tiempo, la mecánica de juego y el desarrollo del argumento siempre han sido similares. Misiones en regiones, continentes o países ficticios contra unos enemigos igualmente inventados. Asimismo, echábamos de menos la cara y voz del protagonista. A la par que todo el argumento era narrado a través de personajes secundarios, como los compañeros de escuadrón, el centro de operaciones o los comentarios de los civiles, hecho que podía suponer una deshumanización del personaje que dirigíamos a lo largo de la campaña. Vamos, que de carisma, poco tenían.

Si bien todo esto es cierto, Ace Combat Assault Horizon llega para romper moldes y llevar a la saga unos metros más de altura, despegando de la base como una entrega totalmente diferente a lo visto hasta ahora. Desde su título, en el que contemplamos la ausencia de número alguno (Assault Horizon sería la 7ª entrega de la franquicia para consolas de sobremesa, que vio las anteriores en portátiles y Xbox 360), hasta el motor gráfico, en el que se han realizado notables mejoras. Entre ellas, la visión “Steel Carnage” (Carnicería de Acero), que reproduce de manera increíble los destrozos en las aeronaves enemigas.

Sobrevolando la realidad

Una característica bastante diferenciadora es el marco en el que se vive la historia de esta nueva entrega. Ace Combat Assault Horizon se desarrolla en el mundo real y sus conflictos enfrentan e involucran a países y organizaciones reales, como Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Rusia o la ONU. Las zonas más 'animada' de África, el estratégico Golfo Pérsico, la joya del desierto que es Dubai o el oscuro Mar Negro serán sobrevolados.

Nuestro protagonista es el coronel William Bishop, un condecorado piloto americano, que se verá envuelto en lo que puede ser el comienzo de una guerra nuclear. Junto con su escuadra, los Warwolves, y la ayuda de un amplio grupo de aliados, tendrá que desmoronar los planes del frente terrorista ruso Blatnoi, que amenaza con lanzar sus destructivos misiles Trinity. En un alarde de buen trabajo y realización, contemplaremos una emocionante historia que se desarrollará a través de varios personajes secundarios, a los cuales es más acertado llamar co-protagonistas, tanto en la narrativa como en la jugabilidad. Según pilotemos una aeronave u otra, nos pondremos en las carnes del personaje correspondiente: Bishop a los mandos del caza, el capitán Robinson para encabezar el escuadrón de helicópteros y la comandante Janice Rehl para llevar a cabo los estratégicos bombardeos de apoyo.

Viviremos el transcurso de los acontecimientos a través de este amplio abanico de personajes, uniéndose todos ellos en una misma trama. Este es un aspecto refrescante y novedoso para la saga (en la que la historia acostumbraba a desarrollarse a solo dos bandos: militar y civil), que además se integra perfectamente con la jugabilidad. También hay que decir que en ciertos momentos el hilo argumental se enreda, puesto que pasaremos de misiones principales a secundarias sin previo aviso ni explicación, lo cual puede desconcertarnos un poco.

Pilotar nunca había sido tan impresionante

Ace Combat siempre ha sido un referente para los juegos de aviones en consola. En esta ocasión, se han arriesgado para implementar algunas variaciones en el género, que lo alejan casi definitivamente de la simulación, lo cual les ha llevado tanto al acierto y... error. Hablamos del Modo Duelo Aéreo (MDA), una frenética y espectacular característica que han introducido en Ace Combat Assault Horizon. Si algún caza enemigo se nos resiste, sólo tendremos que acercarnos a él para fijarlo y comenzar una persecución. Con tan solo pulsar los dos gatillos superiores de nuestro pad, entraremos en una especie de ‘piloto automático’ para emprender una lucha muy cercana. La cámara adoptará diferentes vistas según usemos los misiles o la ametralladora y, sorprendentemente, la inteligencia artificial del piloto enemigo nos conducirá por tramos espectaculares, como entre los rascacielos de una ciudad o los inmensos portaaviones, ofreciéndonos una frenética e impresionante acción, digna de las mejores secuencias de video, que garantizará innumerables subidones de adrenalina.

Del mismo modo, los enemigos podrán acosarnos con esta misma táctica, en la que pasaremos de ser el gato al ratón. Ante esto, disponemos de dos vías: escapar de sus disparos con giros bruscos y maniobras de evasión o arriesgarnos a reducir la velocidad para realizar una maniobra de contraataque (también pulsando los gatillos superiores) que nos coloca detrás de él. Gracias a este particular añadido, el uso de la ametralladora se verá inmensamente favorecido. Al posicionarnos tan cerca del avión enemigo y mantenernos a su velocidad, podremos apuntar y acertar, pasando este arma de ser algo anecdótico, usada ocasionalmente para sentirse como el barón rojo en la I Guerra Mundial, a ser un recurso constante, útil y una genial alternativa para el ahorro de munición.

Dispondremos de otra técnica similar, el Modo Ataque Aéreo (MAA), para el bombardeo terrestre y a barcos. Sin embargo este es más sencillo y no tan necesario, aunque del mismo modo, bien acogido. Al tener que atacar una zona plagada de tanques y lanzaderas SAAM o un duro portaaviones enemigo, dispondremos de este movimiento especial que facilitará considerablemente el avance en vuelo rasante y aumentará nuestra capacidad de destrucción, disminuyendo el calentamiento de la ametralladora y reduciendo el tiempo de recarga de nuestros misiles y armas secundarias. Además, mientras recorremos el tramo, se irán mostrando distintas perspectivas de nuestro caza según el arma que usemos, algunas cinemáticas de nuestros compañeros de cuadrilla ‘haciendo de las suyas’ y los acontecimientos en tierra.

Sin embargo, todos estos artificios, que aportan una genial herramienta de acción, perjudican notablemente al aspecto de simulación de Ace Combat Assault Horizon, puesto que al entrar en mencionados modos, el control tenderá al automatismo y veremos cómo los cazas de combate realizan maniobras y movimientos muy bruscos, imposibles en la realidad. Además, se ha perdido cierto control del avión, ya que ahora el eje se centra en la cámara y no en el propio avión. Es decir, tradicionalmente, para virar a derecha o izquierda, habría que inclinar el avión hacia el lado correspondiente y luego tirar del joystick hacia abajo, emulando al pilotaje real. Sin embargo, en Assault Horizon basta con mover el joystick hacia un lado para que el caza realice el viraje.

Hangar y arsenal unidos de la ‘ala’

Desde siempre, la saga Ace Combat nos ha ofrecido una amplia gama de cazas. Ha abarcado los modelos fabricados para ejércitos de todo el globo (e incluso algunos prototipos), ‘pintados’ con unos gráficos increíbles que siempre han estado a la vanguardia de la generación. En esta entrega no iba a ser menos: el hangar estará tan lleno como siempre, disponiendo de una gran cantidad según las necesidades en cada misión. Si tenemos que afrontar una campaña de combate aire-aire o desplegar un bombardeo de apoyo, siempre tendremos varias opciones adecuadas, quedando la elección a disposición del estilo de vuelo y los gustos.

Del mismo modo, ‘el tío Sam’ nos suministrará un completo arsenal de armas secundarias: misiles de precisión y largo alcance, bombas de alto ratio explosivo, lanzaderas SAAM de descarga múltiple, bombas perforantes con sistema de guía, etc. Estas acompañarán a los poderosos misiles y la rabiosa ametralladora del caza. Todas estas son ya conocidas de las anteriores entregas, pero la cosa cambia cuando se suman un inhibidor de radar para defenderte de los misiles enemigos y un par de potentes ametralladoras adicionales (reflejo de la importancia que le han dado a su uso). También es muy de agradecer la inclusión de las bengalas para rechazar los misiles termoguiados, tras su gran ausencia a lo largo de toda la saga. Si se utilizan bien, se consolidarán como un recurso muy útil para situaciones críticas, pues cabe tener en cuenta que después de cada uso hay que esperar a que se recarguen.

Una campaña de altos vuelos

Ace Combat Assault Horizon es, sin duda alguna, uno de los mejores de su familia. No solo por sus gráficos de vértigo, su buena narrativa o sus añadidos extra en la jugabilidad (que también), sino principalmente por la emoción y sensaciones que producen las misiones y retos que se nos proponen. Ya no tendremos únicamente que destruir las fuerzas enemigas de turno, derribar a ese piloto experto y durísimo o acabar con la fortaleza final al más puro estilo ‘estrella de la muerte’. En cada misión o campaña nos veremos sometidos a muchas situaciones: apoyar a las unidades de tierra, defender aviones aliados o incluso salvar a un ministro de sus frustradas vacaciones en yate (por el ataque de unos barcos rebeldes, ¡claro!) son algunos ejemplos de los variopintos objetivos que nos ordenarán.

Durante el transcurso de la misión, se sucederán los eventos, aportando frescura y cambios de dinámica que romperán con la monotonía del mero combate aéreo. Nos aparecerá un cuadro en nuestro HUD indicando qué objetivos debemos cumplir y el estado en que se encuentran los elementos de mayor relevancia (ya sea un avión aliado bajo asedio, una escuadra de infantería diezmada o nuestros propios compañeros Warwolves, entre otros muchos), pues deben cumplirse dentro de un límite de tiempo.

Luchar contra los enemigos que despliega una lograda, pero irregular, Inteligencia artificial de Ace Combat Assault Horizon ya es algo formidable. Pero al sumarle el factor tiempo se consigue llevar al límite al jugador, que se verá sometido a constantes desafíos.Como consecuencia, ver el letrero ‘Misión cumplida’ nos deja muy buen sabor de boca al haber superado todos los contratiempos.

Ace Combat Assault Horizon ha logrado su cometido, tomar el relevo de una saga mítica en el mundo de los videojuegos y darle un ‘lavado de fuselaje’. Sus espléndidos gráficos cuando pilotamos a gran altura, el cuidado que se ha tenido al detallar los vehículos, fragatas y cazas enemigos o los impresionantes edificios, estructuras y localizaciones situadas bajo el espacio aéreo, no son las únicas virtudes de este título. Su historia bien contada, la variedad de misiones y aeronaves manejables, sus carismáticos personajes, añadidos como los modos MDA y MAA o el magnífico sonido que acompaña a la acción en todo momento, ya sea con brutales explosiones o melodías ‘metaleras’, afinan la calidad del juego y le cuelgan la medalla de honor. Incluso los objetivos de las misiones con helicópteros suponen un aire fresco que cambia totalmente el rumbo de una saga ya mítica, aunque siempre quede algo por mejorar para el siguiente Ace Combat que, ojalá, no se haga esperar tanto como este.

Valoración

Ace Combat Assault Horizon llega con la intención de dar una vuelta de tuerca al género y ¡ vaya si lo consigue! Historia, jugabilidad, gráficos y sonido están a punto para un despegue a lo grande.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Adrenalina pura en cada vuelo. Unos gráficos que quitan el hipo, acordes a su acertada jugabilidad.

Lo peor

Si quedaba algo de simulación en la saga Ace Combat, se descartado para llegar a más público.

Lecturas recomendadas