Análisis

Análisis de After Burner Climax para iOS

Por David Alonso Hernández
-

Tras su paso por las recreativas y los bazares digitales de PS3 y Xbox 360, After Burner Climax aterriza en dispositivos iOS. ¿Listos para despegar con vuestro iPhone e iPad?

Casi 7 años después de su estreno en recreativas, After Burner Climax despega ahora en iOS dispuesto a convertir nuestros dispositivos móviles Apple en unos cazas de combate preparados para ofrecer una experiencia tan frenética como intensa.

Con un desarrollo centrado en la acción y muy alejado del realismo de otros simuladores de vuelo, esta versión para iPhone e iPad del título de SEGA AM2, de la que se ha encargado Fishing Cactus, se basa en la adaptación que llegó a PS3 y Xbox 360 en 2010, por lo que se mantienen los añadidos y opciones extra que ya disfrutamos en el título descargable.

Lo que también se ha conservado es su tremendo espíritu arcade, que potencia al máximo la fórmula del After Burner original de 1987, y nos sitúa en unos escenarios en los que nos movemos "sobre raíles", mientras jugamos al "gato y al ratón" con los numerosos enemigos que tratan de abatirnos.

Llegando al clímax de la acción

Este espíritu arcade del que os hablamos se traduce, en la práctica, en un desarrollo muy directo y que busca divertir sin demasiadas complicaciones desde el primer momento. Así, tras elegir entre uno de los 3 aviones disponibles (F-14D Super Tomcat, F-15E Strike Eagle o F/A-18E Super Hornet) y su pintura (normal, camuflaje, especial y de baja visibilidad), somos trasladados directamente al cielo sin demasiadas explicaciones.

A partir de ese momento, y sin casi tiempo para hacernos a la idea, empiezan las primeras escaramuzas aéreras, que se prolongan a lo largo de 20 fases de muy corta duración (menos de un minuto), y que se van enlazando automáticamente excepto en las ocasiones, pocas, en las que podemos elegir entre dos rutas distintas.

El objetivo prioritario de todos los niveles es acabar con el mayor número posible de enemigos para conseguir un alto porcentaje de efectividad. Además, en ciertas ocasiones también hay objetivos principales, como derribar un objetivo en concreto, que aportan puntuación extra y dan acceso a diferentes bonificaciones.

La obtención de estos "extras" es muy importante, puesto que al principio del juego sólo contamos con una ametralladora y un número limitado, aunque generoso, de misiles con los que acometer las distintas misiones. Según vamos debloqueando logros, ya sea cumpliendo objetivos o realizando acciones en concreto, obtenemos diferentes ventajas, como la posibilidad de aumentar la potencia de fuego o el número de créditos (vidas) disponibles para partidas posteriores.

Repetir las misiones para conseguir todos estos logros es el único elemento que aporta algo de duración al asunto, ya que es posible completar el modo principal en poco más de 10 minutos, y el resto de modos, Entrenamiento y Ataque por Puntos, no aportan nada realmente interesante.

Tomando el control 

Reflejar en una pantalla táctil la naturalidad con la que se maneja un avión (al menos virtual) usando un stick no es tarea fácil, pero hay que reconocer que Fishing Cactus ha hecho un muy buen trabajo en este apartado.

Hay 3 esquemas de control diferentes: el primero de ellos es completamente táctil, el segundo aprovecha el acelerómetro para dirigir el avión y el tercero es una combinación de los dos anteriores.

Los 3 tipos de control son bastante efectivos y en todos ellos encontramos botones "táctiles" que nos permiten disparar las armas y activar el Climax, una especie de "tiempo bala" que ralentiza la acción durante unos segundos cuando la barra de energía llega al máximo.

Elijamos el que elijamos, lo cierto es que -tras un periodo de adaptación- es relativamente sencillo desenvolvernos con soltura en las diferentes misiones y sólo echamos de menos un pad físico en los momentos más complicados del juego.

Por su parte, el apartado técnico del juego es similar a lo visto en las entregas para PS3 y Xbox 360, por lo que de nuevo disfrutamos de unos aviones bien modelados y de unos escenarios muy distintos entre sí, pero -en su mayoría- demasiado vacíos, algo que no evita que haya ralentizaciones puntuales incluso habiendo sacrificado algunos efectos gráficos.

En resumen: After Burner Climax para iOS es una adaptación casi calcada de la versión para PSN y Xbox Live de 2010. Esta circunstancia hace que el juego conserve todas las virtudes que ya conocíamos, como su tremendo ritmo, pero también todos sus defectos, como una duración tremendamente escasa que -en esta ocasión- se ve aún más perjudicada por una ausencia total de novedades a pesar de los casi 3 años de diferencia entre ambas versiones.

Valoración

Una más que digna conversión de la recreativa que consigue divertir... mientras dura, ya que su excesiva brevedad y la ausencia de extras de interés hacen que pierda fuelle demasiado pronto.

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

Diversión directa y sin complicaciones gracias a un ritmo frenético y a un control bien adaptado.

Lo peor

Es demasiado corto, tiene algunas ralentizaciones y se echan en falta más modos o novedades.

Lecturas recomendadas