Análisis

Análisis de Be a Legend para Android e iOS

Por Sergio Gracia
-

El equipo de desarrollo español From the Bench continúa su legado de fútbol y videojuegos con Be a Legend, un original título que demuestra que se puede ir aún más allá en el género deportivo estrella en Europa.

Fútbol, uno de los deportes más populares a nivel mundial, rey indiscutible en nuestro país y la mayoría de Europa, un evento que mueve miles de millones de Euros al año y arrastra a cientos de miles de aficionados que cada fin de semana (cuando está en marcha la temporada) se desgañitan y sufren viendo a su equipo en el campo de juego. ¿Cómo no iba a dar el salto al mundo de los videojuegos? Era algo inevitable, obligatorio tal vez, y desde los primeros cartuchos de Atari llevamos disfrutando de este deporte en nuestras consolas y ordenadores. Claro está, los 'smartphones' y 'tablets' no iban a tardar en aprovecharse del tirón.

Como ya sabréis, juegos de fútbol los hay a patadas, pero como norma general ninguno consigue innovar... al fin y al cabo, no es más que fútbol, ¿en qué se podría evolucionar aparte de con mejores gráficos, físicas más realistas, una jugabilidad más fluida y buenos modos Online? Pues, de hecho, sí existen formas de darle una vuelta de tuerca al asunto, y el estudio español de From the Bench han descubierto la fórmula con Be a Legend.

Fútbol y RPG, todo en uno

Vale, sabemos que esto de mezclar un juego de fútbol con elementos de juego de rol no es nada innovador, pero tal vez la manera en la que lo han hecho los chicos de From the Bench sí sea algo más novedosa de lo que hemos visto con anterioridad, al menos en terminales móviles con sistema operativo Android e iOS.

Lo que hace tan original y carismático a Be a Legend es que no manejaremos a un equipo completo, sino que seremos un individuo que busca llegar a lo más alto en el mejor club del mundo, aunque para ello necesitará empezar desde lo más bajo, claro está. A la hora de crear a nuestro jugador podremos personalizarlo en apariencia y posición en la que juega, algo que tendremos que tener muy en cuenta a la hora de subir y mejorar nuestras habilidades cuando vayamos obteniendo experiencia y alcanzando nuevos niveles, pues dependiendo de nuestra posición tendremos que potenciar unas u otras.

Pero los elementos de juego de rol no se quedan únicamente en la superficie de la experiencia y los niveles, sino que ahonda mucho más. Por ejemplo, a medida que nos hagamos más famosos y obtengamos más ingresos, podremos crear nuestra propia línea de ropa o comprarnos una casa y un coche que mejorarán nuestras habilidades. Nuestra equipación (ya sea comprada o autofabricada) se irá deteriorando con cada partido, así que habrá que estar pendientes para repararla y que alcance su máxima utilidad. Vaya, que no todo se resumen en jugar partidos... de hecho es casi 'lo de menos'.

Un partido de fútbol diferente

Ya hemos hablado de una de las peculiaridades de Be a Legend, su sistema de mejoras, creación de objetos y adquisición de elementos varios, pero su carisma no sólo se queda en dichos apartados, sino que también tiene mucho peso en la propia mecánica de juego a la hora de llevar a cabo un partido. Quitaos de la cabeza los FIFA y los Pro Evolution Soccer, porque aquí no controlaremos a nuestro jugador a antojo, ni mucho menos, lo que no quiere decir que no sea divertido... aunque lo cierto es que podrían haber estrujado mucho más este aspecto.

Antes os hablábamos de las habilidades, pues bien, éstas entran en juego (y nunca mejor dicho) cuando saltamos al verde. A lo largo de cada partido aparecerán diferentes secuencias que deberemos resolver en un breve periodo de tiempo y realizando la elección precisa para cada instante, pero dejad que os pongamos un ejemplo, porque desde luego es cuanto menos peculiar. Imaginad que en un punto del partido (el cual transcurre de forma totalmente automática) el juego nos alerta de que el equipo contrario se acerca a nuestra portería. En ese preciso instante aparece una 'secuencia' y, en la parte inferior de la pantalla, surge un cronómetro y dos opciones diferentes en cada ocasión, cada una con uno o varios colores que representan nuestras habilidades. No sólo tendremos que escoger la opción cuya habilidad tengamos más potenciada, sino también hacerlo en el menor periodo de tiempo posible. Nuestros reflejos serán vitales para este tipo de situaciones. Como os imaginaréis, nuestra decisión y el tiempo de reacción darán como resultado el fracaso o el éxito.

Los partidos contra clubes 'profesionales' (con 'licencias reales', al menos en el nombre) controlados por la Inteligencia Artificial podrán ser compaginados con los partidos contra otros usuarios, aunque realmente no estaremos jugando 'en vivo' contra ellos y sus equipos también serán controlados por la IA. Cuanto mayor éxito obtengamos, más ofertas nos harán los demás equipos, pudiendo llegar a ser fichados por un club de primera división. Durante cada temporada deberemos cumplir una serie de objetivos para seguir adelante, pero tampoco tendremos que descuidar nuestro entrenamiento y otros quehaceres con el club por todo el mundo.

En general, Be a Legend es un juego de lo más original y bastante adictivo, aunque su pieza angular, los propios partidos de fútbol, podrían haber sido algo más interactivos, dinámicos y entretenidos.

Valoración

Un soplo de aire fresco en un género absolutamente explotado y 'trillado' como el del fútbol.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Su mezcla de fútbol con elementos de RPG.

Lo peor

Los partidos podrían tener más 'chicha'.

Lecturas recomendadas