Análisis

Análisis cinematográfico de Zombiewood

Por Sergio Gracia
-

Gameloft sigue ampliando su espectacular catálogo de juegos con un divertido título de acción que mezcla el Apocalipsis, el mundo del cine, zombies y un personaje ansioso por aniquilar no-muertos con las armas más devastadoras y convertirse en el mayor héroe de la gran panalla.

Sabemos más que de sobra que el género zombie está ya un tanto manido y el mercado un pelín saturado de juegos que se aprovechan de los muertos vivientes para lanzar nuevos juegos  que, en la gran mayoría de ocasiones, no aportan nada relevante a la industria. Es probable que Zombiewood sea uno de esos títulos que pertenezca a este reducto de proyectos que han intentado sacarle más jugo a la nueva edad de oro de los no-muertos, pero la realidad es que, a su manera, consigue innovar un pelín. ¿Quieres saber cómo? Pues sigue leyendo.

Zombies en la alfombra roja

¿Qué haríais vosotros si un día os encontraseis con que todo se ha ido al garete y el mundo está siendo dominado por hordas de millones de muertos vivientes? Con la de pelis que hemos visto, libros que hemos leído y juegos que habéis probado sobre el tema, seguramente estaríais más preparados que la gran mayoría, pero tal vez el enfoque que le estéis dando no sea el adecuado, sobre todo para ganarse la vida y sacarse unos dinerillos, que aunque sea el Apocalipsis nunca viene mal, oye.

Si fueseis un afamado cineasta seguramente querríais aprovechar la ocasión. Se acabó eso de gastarse una millonada en maquillaje para hacer películas de zombies, ¡ahora los no-muertos son de verdad, y éstos no cobran (al menos no dinero) ni piden un camerino con un jacuzzi lleno de Moët & Chandon y auténticas alfombras persas! Vaya, que es la situación ideal para sacar películas del género de terror a 'cascoporro' y convertirse en el mejor director de la historia. Por otra parte, también necesitamos un actor que tenga un pelín más de cerebro que los zombies... ¿Qué tal un amante de la acción y las armas? Él cobra por hacer algo que le gusta y nosotros le damos 'pistolitas' y fama. ¡No puede fallar!

Con estas premisas Zombiewood se convierte en un juego despreocupado, sin pretensiones y lleno de humor, un título que se ríe del género zombie y se permite llevar a cabo cualquier tipo de chorrada sin que nos chirríe lo más mínimo.

Dame mi guión y mis armas

Zombiewood no sólo tiene una base, una historia divertida y original sacada de un tema sobreexplotado, sino que además también se aprovecha de un género sobreexplotado en smartphones y tablets y le da otra vuelta de tuerca. Vaya, casi se podría decir que Zombiewood es el ejemplo perfecto de 'evolución'.

Nuestro objetivo principal, como ya os habréis imaginado, es el de aniquilar no-muertos como si no hubiese un mañana. Controlaremos a un cateto amante de las armas a quien no le importa mancharse un poco las manos, total, en casa no tenía nada más que hacer. El manejo es bien sencillo: con el pulgar izquierdo nos desplazamos gracias a un joystick virtual, con el derecho disparamos en la dirección deseada. Así la maniobrabilidad es libre al 100% y nos permite no quedar 'vendidos' en ningún momento. Además nuestros pulgares no deberán despegarse casi nunca de la pantalla, sólo en contadas ocasiones en las que queramos usar algún 'power-up' para salvar el trasero en el último momento.

Sí, existen poderes que nos ayudarán a sobrevivir más tiempo ante la amenaza zombie: mejora de velocidad en movimiento, mejora en daño, escudo, botiquines para curarnos y, lo más divertido de todo, armas especiales, como un palo de hockey, una sierra mecánica o una lluvia de bombas, con las que arrasaremos zonas enteras durante el tiempo que estén activadas. Obviamente los 'power-ups' sólo nos servirán cuando la situación sea muy cruda, pero nuestro salvavidas principal son las armas que podremos comprar y mejorar en la tienda gracias a las monedas que nos darán los zombies y al finalizar cada misión. La artillería irá desde unas simples pistolas, pasando por lanzallamas hasta llegar a descomunales lanzamisiles.

La tienda, de hecho, está llena de artículos que nos serán útiles en nuestro trabajo de actor-mata-zombies y, por qué no, nos servirán para ponernos guapos. Podremos escoger entre diferentes indumentarias divididas en cabeza, tronco y piernas con las combinaciones más locas imaginables aunque, eso sí, pagando.

Un actor de matices

Aunque la base de Zombiewood sea la acción y la 'matanza porque sí', la verdad es que la variedad de misiones lo hace un juego entretenido y con un alto componente de sorpresa. Aquí los capítulos son películas, con su título y su cartel parodiando a las grandes del cine. Cada película está dividida en escenas, y en cada escena deberemos conseguir cinco rollos de película que no son más que objetivos 'impuestos' por el director. Éstos no son obligatorios, pero sí necesarios para conseguir más dinero o, sencillamente, completar el juego al 100%.

Las escenas que nos podemos encontrar pueden ir desde la más simple matanza de zombies, pasando por la escolta de un personaje a lo largo del escenario, la protección de una serie de objetos o, por ejemplo, la destrucción de del atrezo para conseguir cierto objetivo.

Cuando comencemos a jugar a Zombiewood puede parecer que es un título fácil, pan comido para los expertos jugones, pero nada más lejos de la realidad (sobre todo si queremos conseguir todos los rollos de las escenas). A medida que vayamos realizando nuevas películas irán apareciendo diferentes tipos de no-muertos: los más normalitos, que caminan y babosean pidiendo cerebros, los paparazzi que nos cegarán con sus flashazos, los zombie-frankestein, enormes con mucho aguante y rayos láser en los ojos o, por ejemplo, los gordos que explotan al acercarse a nosotros. La cosa, como veis, se va complicando poco a poco, pero cuando llega la sed de sangre y todos los muertos vivientes se vuelven rojos de ira, es cuando tendremos que dar lo mejor de nosotros.

Una de las grandes bazas de Zombiewood es su Arena, un sistema por el cual podremos invitar a amigos de Facebook y retarlos, apostando billetes para ver quién es el que consigue la mayor puntuación en los dos minutos de duración que tenemos para ello. Podremos equiparnos cualquier arma de las que tengamos compradas y hacer uso de los 'power-ups' que queramos (y poseamos). Puede que fuese más divertido jugar en algún tipo de modo cooperativo, pero os aseguramos que la Arena engancha y pica como si estuviésemos jugando en el mismo cuarto y a la vez.

En general, Zombiewood es un juego divertidísimo y original que ha sabido ir un poco más allá en un género que ya empieza a saturarnos un poco. Con un total de 11 películas, infinidad de misiones, objetos para la personalización y mucho humor, con unos gráficos coloridos y alegres a la par que sangrientos, Zombiewood es sin lugar a dudas uno de esos juegos que debe estar en nuestro catálogo de títulos para Android e iOS, y es que se nota que Gameloft ya tiene cierta experiencia en esto de hacer juegos para terminales móviles.

Valoración

Zombiewood es un divertido juego que aprovecha uno de los géneros más idóneos para las tablets y smartphones con un planteamiento de lo más original, aunque haya zombies de por medio.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

La acción, el control y el humor que hacen acto de presencia en todo momento.

Lo peor

Que ciertos objetos nos obliguen, casi, a soltar dinero real.

Lecturas recomendadas