Análisis

Análisis de Company of Heroes 2 Ardennes Assault

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Tras casi año y medio de paréntesis, relic lanza una nueva expansión de su título bélico por excelencia, una de las referencias del juego en tiempo real para PC y  de las más fieles en el plano histórico que podemos jugar hoy en día.

La principal novedad de Company of Heroes 2 pivotaba sobre el frente oriental, en una campaña que media frente a frente a los ejércitos alemán y ruso en medio del frio Invierno oriental. Ese era uno de los factores más determinantes de esta entrega, donde los soldados debían resguardarse del crudo invierno si no querían morir congelados.

Este frente, de sobra conocido para los habituales de Company of heroes, da paso ahora para una nueva campaña, que no llega solamente como un puñado de nuevos mapas, sino que introduce destacadas novedades que le dan un toque mucho más táctico a nivel operacional, más allá del propio campo de batalla.

La batalla de Las Ardenas fue sin duda la batalla que más exigió a las fuerzas estadounidenses en toda la guerra, como dijo Churchill “sin ninguna duda la mayor batalla americana de la guerra” y quizás el último aliento del ejército Nazi antes de capitular de forma definitiva. Lo ocurrido en Bastoña durante aquellos días de Diciembre y Enero se convirtió seguramente en la última gran batalla de la segunda guerra mundial.

Líderes con una fuerte personalidad

Relic ha querido dotar de personalidad a cada una de las divisiones que protagonizan esta nueva entrega, poniéndole rostro a los mandos que cada unidad, describiendo sus vidas previas a la contienda, la influencia que tendrán sobre los soldados y la forma en que su personalidad será capaz de sacar lo mejor de cada uno durante el combate.

En total son tres las compañías que tendremos a nuestra disposición durante el juego, la primera de ellas es la Able Company aérea, con su división paracaidista como principal reclamo. Al mando de ella se encuentra Johnny Vastano, un joven hecho a sí mismo que de la noche a la mañana se encuentra con una responsabilidad tremenda.

Vastano ha pasado a la capitanía de la compañía como consecuencia de la pérdida del anterior capitán, lo que ha obligado a Vastano a hacerse con la responsabilidad de toda la compañía asumiendo el rol de capitán gracias a su bien hacer en el campo de batalla, de origen humilde, representa ante sus soldados un ejemplo de superación y valor.

El siguiente protagonista es el hombre al frente de la compañía Baker mecanizada, se llama Bill Edwards y tiene sólo 22 años. Bill es todo lo contrario de lo que representaba el humilde Vastano, ya que proviene de una familia con un amplio linaje militar, su padre y abuelo lucharon por su país en contiendas pasadas, como la primera guerra mundial y la guerra de secesión americana respectivamente.

Edwards sólo conoce la guerra por las miles de horas que ha aprendido en la academia militar, pero desconoce lo que se siente al estar en el campo de batalla luchando. Entusiasmado por las increíbles historias de heroísmo que contaban sus antepasados, la evolución de la guerra para Edwards va a ser muy dura, conociendo la verdad de la guerra de la manera más cruel.

Con grandes conocimientos técnicos y teóricos para desenvolverse en el frente, Edwards deberá aplicar todos esos conocimientos sobre el terreno, en pleno combate, y dejar de lado por fin las aulas donde se ha forjado su carrera militar, a priori, le falta por descubrir el lado más oscuro de la guerra.

El tercero de los oficiales al mando de las tres compañías que protagonizan Company of Heroes 2 Ardennes Assault es Kurt Derby, un profesor de secundaria y veterano de la primera guerra mundial que ha animado a muchos de sus alumnos a alistarse para acudir al frente, una llamada a la que él tampoco ha renunciado.

Para Kurt esta segunda contienda mundial supone cerrar el círculo de lo que considera un conflicto aún sin cicatrizar, que no terminó del todo con la primera guerra mundial y que ahora les llama para cerrar definitivamente una nueva guerra frente a Alemania que se parece demasiado a la anterior en que el participo.

Kurt al frente de la compañía Dog de Soporte, es todo experiencia con un cierto toque de  cinismo, sobre todo obtiene todo el compromiso de los soldados más jóvenes, que ven en el a alguien que puede enseñarles mucho del duro desempeño en una guerra, como un padre para los que aún no han salido del cascarón y se ven en medio de una lluvia de balas.

Estas tres compañías, Able, Baker y Dog, serán el epicentro de la acción y la historia, las compañías a través de las cuales veremos distintas formas de combatir a la poderosa e impredecible guerra relámpago del Oberkommando West.

Campaña no lineal

En las partidas de prueba que pudimos jugar en Bastoña (Bélgica), dentro de los cuarteles que albergaron al ejército estadounidense durante la batalla de las Ardenas, comprobamos cómo era el nuevo sistema de desarrollo no lineal de campañas. Este desarrollo no lineal e interconectado con multitud de variables y resultados durante la batalla nos obliga a diseñar determinadas estrategias más tácticas, que dirijan los movimientos de nuestro ejército previos a las escaramuzas en una dirección conjunta con las otras dos compañías.

El teatro de operaciones de esta nueva entrega son las llanuras de la zona fronteriza de Bélgica y Luxemburgo con Alemania. Para los que no conozcáis Company of Heroes, se trata de un juego de estrategia en tiempo real, una especie de Close Combat moderno con infinidad de condicionantes que influyen en el desarrollo de cada batalla, que se libra en cada esquina de un pueblo, ciudad o entre los árboles de frondosos bosques.

Con esta nueva entrega el control total de lo que hacen nuestras unidades se traslada también al teatro de operaciones. Jugando a la versión final del juego hemos podido profundizar en el desarrollo de estas campañas no lineales y el resultado ha sido excelente, porque hemos comprobado cómo las decisiones que vamos tomando con cada una de las compañías tienen una repercusión directa en el desarrollo global de la campaña.


Es tan sencillo como decir que todas las batallas están interconectadas, porque los resultados de cada escaramuza se reflejan en el ánimo y fuerzas iniciales de cada compañía en la siguiente batalla. Esto dota de una profundidad excelente al juego, de un sentido totalmente distinto a lo que veníamos observando en la saga y que sin ninguna duda es la gran novedad de esta nueva entrega.

Relic no se ha conformado con darnos nuevas misiones, nuevos entornos o mejoras gráficas, sino que ha dado un paso al frente dinamizando el desarrollo del juego y aumentando la sensación de control total sobre las tropas que comandamos. Ahora si no sentimos de verdad dueños de nuestras decisiones trazando tácticas a largo plazo.

La vista de tablero, que nos muestra las diferentes regiones de Bastoña, nos revela la ubicación de cada una de nuestras compañías, realizando movimientos como en un juego de estrategia de tablero. De nuestro planteamiento en esta área depende que podamos atacar al enemigo con todas las garantías y fuerzas disponibles en la siguiente escaramuza.

Tres juegos en uno

Desde la primera misión podemos comprobar lo distinto de cada una de estas compañías. Baker, Dog y Able, lo que nos da una idea de las posibilidades que nos ofrece esta nueva entrega. Ya sea de manera independiente, o en un cruce de caminos donde confluyan estas tres compañías en una misma localización, las posibilidades de interacción que se abren son enormes. Por ejemplo, con la compañía Able podremos usar el apoyo aéreo como uno de los principales armas contra los alemanes. Podemos sorprenderles lanzando sobre sus espaldas decenas de paracaidistas, y así terminar haciendo un movimiento de pinza sobre las tropas enemigas.

Y no sólo eso, el apoyo aéreo es continuo, marcando zonas donde realizar ataques de ametralladora desde el cielo con el apoyo de cazas, o bien de realizar pequeños bombardeos con el lanzamiento a baja altura de cargas explosivas. La unidad mecanizada nos permite en un momento determinado, podremos demandar ataques de artillería sobre determinadas zonas, siempre y cuando estén bajo nuestro alcance visual.

La compañía de soporte Dog nos permitirá atacar las posiciones enemigas de una manera más táctica, porque aunque sus soldados de infantería lo darán todo en el campo de batalla, están más adiestrados para comandar ataques de artillería sobre una serie de coordenadas que les marquemos sobre el campo de batalla.

Sin duda Relic ha hecho un ejercicio magistral a la hora de introducir estas tres históricas compañías, sobre todo por lo fiel a la realidad del desempeño de cada una de ellas, y por las posibilidades de todo tipo que nos ofrecen a la hora de plantear cada escaramuza. No se trata simplemente de mover tropas, detrás de todo esto hay un gran ejercicio de estrategia que debemos desarrollar combinando las virtudes de cada una de estas compañías frente a un adversario idóneo. No sirve lanzarse con todo a por los alemanes, hay que ser conscientes de nuestras limitaciones y valernos de las otras compañías y sus soportes operacionales para poder llegar a buen puerto en nuestra misión.

Apartado técnico

Es muy similar al de la campaña Oriental, por no decir idéntico, si es verdad que a pesar de haberlo jugado en el mismo ordenador, se muestra un poco más perezoso a la hora de mover el conjunto, no sabemos si por falta de optimización, pero a pesar de tener un equipo medianamente potente con una Nvidia GTX 770, i7 y 16GB de Ram, el desplazamiento por los escenarios no es todo lo fluido que debiera, y la tasa de frames  es un tanto baja para lo que esperábamos, aunque hay que tener en cuenta que estamos en el modo ultra.

Su motor de simulación meteorológica es una de las señas de identidad de esta saga, sobre todo desde su implementación en la primera campaña del frente oriental. Se siguen conservando todas las características que nos obligan a mantener las tropas cerca de fuentes de calor para mantenerse activas, y sobre todo nos muestra unas inclemencias climatológicas totalmente dinámicas sobre el terreno. También el escenario es una parte activa de este juego, cualquier edificación es refugio, pero también objetivo, el  motor gráfico es capaz de mostrarnos la devastación de los combates en tiempo real y con unas consecuencias de los impactos en el terreno y edificios totalmente creíbles.

El sonido es sobresaliente, comenzando por los efectos, que nos trasladan a la primera línea del frente con total fidelidad a la realidad y con unos doblajes sensacionales, que han sido realizados por verdaderos actores de doblaje profesionales, los mismos que podríamos escuchar en cualquier película en cartelera ahora mismo. Además son curiosas las conversaciones entre los propios soldados, están muy bien recreadas y se escuchan con total naturalidad.

Conclusión

Relic ya nos había brindado un excelente juego con la primera entrega basada en el frente oriental, todas las novedades de aquella campaña se mantienen en esta, pero el gran acierto de los desarrolladores ha sido la capacidad de dotar de más profundidad aún a un título que ya es referencia del género de estrategia bélica en tiempo real. La campaña no lineal es el gran acierto, la gran novedad de esta nueva entrega en las Ardenas.

Esta nueva faceta del juego, fuera del campo de batalla, unida a la combinación de cada una de las compañías con sus diferentes puntos de apoyo son sin ninguna duda el principal motivo que hace que esta nueva entrega no sea sólo una expansión, sino una oportunidad bien aprovechada por Relic de innovar en la saga y ofrecer una mayor profundidad en el desarrollo de las campañas.

Como punto flaco, una vez más, la exigencia de su motor gráfico, es mucho equipo lo que pide este juego y eso es algo que Relic debería intentar optimizar con mayor determinación, pues es una verdadera barrera que pude echar atrás a muchos jugadores. Sea como fuere, lo bueno supera a los pocos puntos flacos, obteniendo como resultado un juego de estraegia en tiempo real sensacional.

Valoración

Notable expansión, relic ha conseguido dotar a las campañas de una profundidad inédita en la saga con un desarrollo no lineal, excelente a nivel técnico aunque muy exigente

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

El desarrollo de campañas no lineales, las tres compañías y sus atributos especiales, doblajes

Lo peor

El motor gráfico debe optimizarse para no necesitar tanta máquina

Lecturas recomendadas