Análisis

Análisis de DmC en PS3, 360 y PC

Por Borja Abadie
-

Capcom se juega el tipo reiniciando una de sus sagas más importantes para intentar solucionar los problemas de Dante, pero... ¿es sólo un cambio de imagen a lo Crepúsculo? No, la saga demoníaca renace y acaba con el estancamiento.

Mucho se había hablado del nuevo Dante, que si parece algo "blandengue", que si han traicionado la saga, que si parece sacado de la saga Crepúsculo... Bueno, pues ya nos hemos acabado DmC y las sensaciones que nos ha dejado son muy buenas.

El reinicio de la saga nos sitúa en un mundo actual, en el que Dante aún no tiene el pelo blanco y no se dedica en cuerpo y alma a la caza de demonios porque prefiere estar de "farra". Pronto se ve envuelto en una lucha contra Mundus y sus demonios para liberar a la raza humana, que vive "idiotizada" gracias al control que ejercen los demonios sobre la televisión o la alimentación, infectando una marca de refrescos, por ejemplo.

Para lograrlo se une a la Orden, una organización dirigida por su hermano Vergil y por Kat, una humana capaz de crear portales entre el mundo de los humanos y el limbo, la morada de los demonios.
Durante las 20 misiones que componen la aventura, Dante va descubriendo quién es en realidad y la historia de su familia, aunque no os queremos destripar nada más, ya que la historia tiene su miga y está llena de sorpresas que debéis descubrir vosotros mismos.

No todo es un nuevo look

Las novedades de este reinicio en la saga no se quedan en la historia, su época o la ambientación. También hay muchas aportaciones jugables, las que más nos interesan. Los combates siguen siendo espectaculares, Dante cuenta con más movimientos y armas que nunca, aunque lo mejor es que la dualidad demonio-ángel, propia de un Néphilim como él, se traslada a las peleas.

Disponemos de armas celestiales e infernales, que debemos usar contra algunos enemigos que solo reciben daño de un tipo concreto. Esto nos obliga a cambiar rápidamente de arma y estrategia al enfrentarnos a un grupo de criaturas. El control responde a la perfección y realizar los combos resulta sencillo, aunque dominar todos los movimientos del protagonista requiere práctica.

Lo mismo sucede con el resto de habilidades de nuestro protagonista. Tenemos el tirón demoníaco, con el que atraemos plataformas o enemigos hasta nosotros, y la elevación angelical, con la que nos enganchamos a los rivales o a determinadas superficies para volar hasta ellos.

Aunque el sistema puede parecer algo complicado, el juego presenta un código de colores que hace que todo sea muy sencillo. Si vemos una plataforma o un enemigo de color azul, debemos usar nuestras habilidades seráficas y si es rojo, las demoníacas. 

Super Magnetic Dante

El sistema nos recuerda mucho, sobre todo en los niveles de plataformas, al mítico Super Magnetic Neo. Y es que las plataformas le han comido terreno a los puzles. Aunque Dante siempre ha sido saltarín, en esta nueva entrega nos encontramos con muchas más zonas plataformeras, y sobre todo mucho más elaboradas y divertidas.

Lo mejor es que tanto en los combates como en las zonas de plataformas, todo resulta muy fluido y el control está a la altura en todo momento. Por su parte, los puzles son casi inexistentes, salvo un par de ellos hacia el final de la aventura, lo que puede decepcionar a algunos fans, entre los que me encuentro.

Pero la exploración sigue siendo importante, con 21 misiones secundarias que podemos desbloquear tras obtener la correspondiente llave. La verdad es que resultan muy adictivas, ya que, casi siempre, nos proponen batallas con reglas únicas, como que los enemigos sólo reciban daño mientras están en el aire, usando un tipo de arma concreto o incluso carreras contrarreloj.

La aventura dura unas 10 horas, sin contar los secretos y que tiene varios niveles de dificultad. Además, raro es que en esta generación (y más si se trata de Capcom) no salgan unos cuantos DLC´s que aumenten las horas de juego tras un "pequeño" desembolso (gratis en EE.UU. al reservar el juego), como el capítulo Vergil´s Downfall. También llegara el modo Palacio Sangriento.

Confesiones de un Néphilim

El apartado técnico, sin ser innovador, tiene un acabado muy bueno. El diseño de los escenarios (en constante movimiento y evolución) y de las criaturas está muy trabajado. Al principio no nos gustaba nada el diseño de Dante, pero he de admitir que con el paso de las horas me parece un acierto.

Creo que el nuevo Dante tendrá más fans que el antiguo, por la sencilla razón de que ahora es mucho más humano y su personalidad está má desarrollada que nunca en la narración. Las animaciones son de muy alto nivel, en especial las de los personajes principales.

La banda sonora, a cargo del grupo noruego Combichrist, es de estilo tecno industrial, y os aseguramos que le sienta como un guante a la nueva estética oscura y algo siniestra del juego. Por su parte, el fantástico doblaje al castellano y unos fantásticos efectos sonoros terminan de redondear un apartado sonoro espectacular.


DmC se ha reinventado en esta nueva entrega, y la verdad es que, centrándonos en lo jugable, las novedades nos han parecido muy oportunas. Su excelente control, su trama, los combates y las plataformas dan fe de ello.

Valoración

Después de mucha polémica con el nuevo Dante, está claro que el reinicio de la saga le ha sentado genial. Los combates, las plataformas y la mezcla de habilidades angelicales y demoníacas nos han enganchado de principio a fin.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

La historia es más atractiva que antes y los combates son sencillos pero profundos.

Lo peor

Es algo corto, unas 8-10 horas y no hay mucha libertad para explorar.

Lecturas recomendadas