Análisis

Análisis de Life is Strange Episodio 2: Out of Time

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Os traemos el análisis de Life is Strange Episodio 2: Out of Time, la segunda parte de esta aventura episódica con aires independientes y viajes en el tiempo desarrollada por Dontnod Entertainment para PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y PC.  

Justo a tiempo llega el análisis del Episodio 2 de Life is Strange: Out of Time. Max Cauldfield, la protagonista de la aventura, tendrán que seguir investigando los misterios de Arcadia Bay mientras sobrevive a la dura vida del adolescente en plena pubertad. Suerte que cuenta con la inestimable ayuda de Chloe, su amiga de la infancia, y un misterioso poder para retroceder en el tiempo. ¿Qué consecuencias tendrán las decisiones que tomamos en el anterior capítulo? ¿Y qué dilemas traerá consigo este nuevo episodio? Detened el tiempo a vuestro alrededor y leed cuidadosamente para descubrirlo...

Déjà vu

Si leísteis nuestro análisis de Life is Strange Episodio 1: Chrysalis, sabréis que el primer capítulo de la aventura desarrollada por los creadores de Remember Me nos convenció y nos dejó con ganas de más. El desarrollo calcado al de las aventuras gráficas de Telltale Games, las posibilidades que ofrece la mecánica para viajar en el tiempo y el estilo que bebe de ese característico estilo otoñal propio de películas independientes como Juno, consiguió crear en nosotros una enorme expectación de cara a esta segunda parte.

Y en ese sentido, poco ha cambiado: la música y los colores del estilo artístico vuelven a fundirse para formar una experiencia única que, eso sí, puede no ser apta para todos los gustos. Los viajes en el tiempo siguen, aunque con ligeros matices, y la historia continúa justo en el punto en que lo dejamos en el anterior episodio. De ahí que la primera impresión al empezar el capítulo sea un tanto fría, pues comenzamos en un lugar que ya habíamos visitado anteriormente (la habitación de Max) y, en algunos casos, al interactuar con los objetos del escenario la heroína pronuncia exactamente las mismas líneas que ya habíamos escuchado en otra ocasión, dejando una ligera sensación de déjà vu.

In crescendo

Pero esta sensación de excesiva continuidad va desapareciendo de forma gradual al tiempo que visitamos nuevas localizaciones de Arcadia Bay, como el clásico restaurante americano o la "guarida secreta" de Chloe. Estos nuevos lugares también suponen un ligero chiaroscuro: algunos están bastante limitados y apenas dejan lugar a la exploración, mientras que otros nos invitan a deambular e interactuar con todos los objetos que hay repartidos por el escenario.

Y creednos, merece la pena explorar a conciencia los escenarios y no sólo por el hecho de encontrar los "coleccionables" (una vez más, momentos que Max puede inmortalizar con su Polaroid). Da gusto pasaer por las calles de Arcadia Bay, bañadas por un eterno atardecer que da lugar a momentos que parecen sacados de un cuadro impresionista. Además, muchas de las conversaciones y decisiones más interesantes son opcionales, y no se darán a menos que interactuemos con el personaje en cuestión, o descubramos algún elemento sobre el que merece la pena indagar...

La historia, por su parte, sigue enganchando de lo lindo (es lo que tiene seguir los pasos de Twin Peaks) y la sensación de que todos los habitantes de Arcadia Bay ocultan algo sigue siendo contante. Eso sí, el círculo de sospechosos sobre al desaparición de Rachel Amber comienza a estrecharse... ¡Y qué decir de las referencias! Una vez más, Dontnod Entertainment consigue sorprendernos con un buen número de guiños a la cultura 'geek' que consiguen sacar una sonrisa al friki que llevamos dentro. ¡Nos encantaría verlas todas recopiladas!

La vida se abre camino

Uno de los elementos que menos gustaron de Life is Strange fue su excesiva facilidad: los puzzles no planteaban ningún desafío y el "reboninado" facilitaba aún más las cosas. Sin embargo, en Out of Time los chicos de Dontnod han tomado buena nota de las críticas y nos sorprenden con situaciones bastante más elaboradas, como una en la que se juega con nuestra capacidad para memorizar detalles. Se dan pocas veces (es un único capítulo, así que no hay demasiado espacio), y se puede utilizar la habilidad especial de Max para hacer trampas, pero esto, aparte de engorroso, también es mucho menos gratifciante.

Y hablando de viajes en el tiempo: la habilidad permanece intacta, pero en el Episodio 2 de Life is Strange empezamos a ver sus efectos sobre la estabilidad física y mental de Max. Además, en esta ocasión no siempre estará disponible, dando lugar a cierta situación verdaremente intensa en la que nos hemos sentido indefensos cual cervatillo ante el fusil del cazador.

Causa y efecto

Una vez más, las decisiones juegan un papel fundamental en la aventura. Empiezan flojo y en algunos casos hasta demasiado obvias ("vale, está claro que ésta es la opción buena y ésta la mala") pero poco a poco van evolucionando hasta plantear dilemas morales que nos han hecho devanarnos los sesos durante un buen rato... Aunque para salir del atolladero la habilidad para retroceder viene, una vez más, de fábula, pudiendo contemplar los resultados de nuestras decisiones... A corto plazo.

¿Y qué pasa con las que tomamos en el anterior capítulo? En concreto, hay una línea argumental que se resuelve al final de este episodio en función de las decisiones que tomásemos en el anterior y algunas de las que plantea este. Sin embargo, nos ha dejado una sensación cuanto menos amarga: a pesar de haber seguido el camino más obvio para orientar la línea en una dirección positiva, una decisión errónea en el momento decisivo ha tenido más peso que todas las que habíamos tomado hasta ese momento, dando lugar a un final bastante injusto que, eso sí, nos ha dejado boquiabiertos, patidifusos y todos los apelativos relacionadas con 'sorpresa' que se os ocurran.

La teoría del caos

Life is Strange: Out of Time nos ha llevado tres horas de juego, y aun habiendo explorado con bastante detenimiento todos los escenarios, nos hemos dejado en el tintero ciertas situaciones y bastantes fotografías, así que volveremos a darle otra pasada sin dudarlo, con lo que amortizaremos sobradamente su precio de 4,99 € (19,99 si os habéis hecho con el pase de temporada). Como sucedía en el Episodio 1 nos llega íntegramente en inglés, y al tratar con adolescentes que utilizan una jerga muy específica, puede ser difícil de seguir si no se tiene un nivel de inglés por encima de la media.

Pero en definitiva, Out of Time nos ha convencido incluso más de lo que ya lo hizo Chrysalis. Si os gustan las buenas historias, las mecánicas temporales y las aventuras que entran por los ojos no por gráficos, sino por gozar de un estilo artístico único, entonces dadle una oportunidad. Y si os gustó el primer episodio... ¿¡A qué estáis esperando!?

Valoración

'Out of Time' es ligeramente superior a 'Chrysalis', lo que significa que es una gran experiencia que no deberías perderte si te gustó el primer capítulo.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Los puzzles han mejorado. Artísticamente, sigue siendo una experiencia deliciosa.

Lo peor

Una vez más, en inglés. La resolución de ciertas decisiones no está equilibrada.

Lecturas recomendadas