Análisis

Análisis de Mercenary Kings para PS4 y PC

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

Los creadores de Scott Pilgrim vs The World vuelven con otra atractiva y pixelada propuesta en formato descargable: nada menos que revisar la fórmula Metal Slug reforzando sus opciones cooperativas y añadiendo algunas mecánicas más... actuales. El resultado es un juego de acción en 2D de lo más entretenido.

Mercenary Kings es uno de los mejores lanzamientos que este mes han llegado al Store de PS4, aunque ya lleva desde marzo disponible para su descarga en Steam (y en el futuro también saldrá en PS Vita). Bien porque es uno de los juegos "gratuitos" para los abonados a PS Plus, bien porque lamentablemente no hay muchos juegos buenos con los que alimentar a nuestra PS4 hoy por hoy (o por las dos cosas), el caso es que la propuesta de Tribute Games se ha convertido en uno de los juegos más apetecibles del mes en la nueva consola de Sony... al menos para los más talluditos. Y es que que Mercenary Kings apela descardamente a nuestra nostalgia de jugones viejunos recordándonos a lo míticos Metal Slug, aquellos endemoniados "run & gun" en 2D en los que cada balazo suponía una muerte, con lo que el desarrollo no nos concedía ni un solo momento de respiro. 

Por suerte o por desgracia, Mercenary Kings no es tan exigente como los Metal Slug, aunque se apoye en muchos de sus pilares jugables. Con una innecesaria historia de fondo (un grupo terrorista ha tomado una isla secuestrando a un científico que ha hecho un descubrimiento clave para el futuro de la humanidad), la premisa es bien sencilla: elegir a uno de los soldados (a los que podremos personalizar mínimamente en los primeros compases cambiando colores y poco más) y lanzarnos a explorar la isla. 

En lugar de ofrecer la típica sucesión de niveles líneal, Mercenary Kings apuesta por una estructura "metroidvaniesca", con distintos escenarios interconectados entre sí que ofrecen distintos caminos y a los que podremos retornar en todo momento para descubrir nuevas zonas, tesoros y enemigos (hay respawn, es decir que los enemigos "resucitarán" cada vez que abandonemos una zona). Arrancamos desde un campamento base desde el que nos ordenarán las misiones. Y una vez asignada la misión, tendremos tres vidas y un tiempo límite para realizarla. 

Básicamente, las misiones de Mercenary Kings son de tres tipos: rescate, eliminar objetivos y obtener ciertos items/materias primas. La mecánica de juego es muy simple: bajo un desarrollo en 2D manejaremos a nuestro soldado en plataformeros niveles en los que podremos llevar distintas armas: un cuchillo para el cuerpo a cuerpo, un arma de fuego y un apartado extra con un inventario en el que caben tanto distintos tipos de explosivos como "rations" a lo Metal Gear Solid. Y no será éste el único guiño a la obra de Hideo Kojima, ya que las conversaciones con nuestros aliados tienen un formato tipo codec que os va a sonar mucho...

Por el camino, nos encontraremos con distintos tipos de enemigos y animales, desde kamikazes que vendrán a por nosotros en plan suicida hasta soldados pilotando distintos engendros mecánicos. Además, durante las misiones vamos a ir encontrando y acumulando distintos tipos de materiales y materias primas que, con la inestimable ayuda de nuestros compañeros de campamento, vamos a utilizar tanto para crear y mejorar armas. Hay cientos de combinaciones distintas (que mejoran la cadencia de fuego, el peso, la capacidad de acumular más munición...) y además se recargan al más puro estilo Gears of War (si aciertas pulsando el momento adecuado recargarás más rápido y si fallas, más lento). Y no sólo podremos mejorar las armas, sino que a medida que le echemos horas podremos acceder a distintos "implantes cibernérticos" que mejorarán las capacidades de nuestro soldado (como hacernos menor daño al caer desde una gran altura, etc.). Y para terminar, también podremos acceder a nuevos atuendos y accesorios para personalizar a los protagonistas, incluyendo bandanas de lo más patrioteras.

Lamentablemente, tras limpiarnos la nostálgica lagrimilla inicial y superar las primeras horas de juego, Mercenary Kings pierde algo de fuelle, sobre todo debido a la escasa variedad de las misiones. Bien es cierto que mola avanzar aunque sólo sea por el hecho de ver qué nuevo jefe final nos espera más adelante... pero hay muchísimas misiones que parecen "de relleno" y que nos obligan a recorrer los mismos escenarios una y otra vez.

Otro de los problemas que le vemos al juego es que, a diferencia de los Metal Slug, a la postre Mercenary Kings está más centrado en exploración que en la acción piura y dura. Aquí cuentan los reflejos, sí, pero el desarrollo de sus misiones no es por asomo tan intenso como el de un Metal Slug. A ello contribuye el hecho de que, en lugar de morir de un balazo como en los juegos de SNK, aquí tenemos la correspondiente barra de vida, que además puede rellenarse con raciones, botiquines y demás. Esta decisión de diseño hace que el desarrollo sea mucho más "amable" y accesible, pero le resta toda la emoción y el derroche de adrenalina de la serie en la que se "inspira".

Eso sí, todas nuestras dudas se disipan si lo disfrutamos en cooperativo, que como suele ocurrir en este tipo de juegos, no sólo es una opción recomendable sino que es la opción más recomendable ya que jugando codo con codo u online la diversión gana muchos enteros. Mercenary Kings permite jugar hasta 4 jugadores en la misma PS4 (¿alguien tiene cuatro Dual Shocks 4 en su casa?) y otros tantos Online, aunque no permite multijugador cooperativo "cruzado" (es decir, dos Online y dos offline). Y lo mejor de todo es que jugando Online cada jugador puede ir "a su rollo", sin necesitad de estar todos juntos "en la misma pantalla", lo que sin duda nos faciitará mucho las cosas en las misiones de búsqueda de materiales. Eso sí, esta característica puede volverse un engorro muy incómodo cuando la pantalla se divide jugando en cooperativo en la misma PS4.

Donde no podemos poner ninguna pega es en el apartado gráfico, en el que una vez más (como ya demostraron en Scott Pilgrim vs World) los chicos de Tribute Games hacen honor a su nombre demostrando su amor al píxel. Mercenary Kings ofrece un colorido apartado gráfico que homenajea a los 16 bits, con una gran fluidez y animaciones tan logradas como desternillantes. Además, hace un buen uso del Dual Shock 4, ofreciendo ciertos efectos de sonido desde el altavoz del mando (como el que escucharemos al recargar el arma).

Mercenary Kings cumple su objetivo de homenajear a los Metal Slug, pero sólo a medias. Es una propuesta estéticamente irresistible y muy entretenida, pero su desarrollo no es tan intenso ni tiene el encanto de los clásicos de SNK. Y sobre todo, después de jugar unas cuantas horas termina siendo un poco repetitivo. Otro fallito es que no llega traducido al castellano, aunque tiene tan poco texto que, en esta ocasión, esto no tiene demasiada importancia. Pero aún con sus aspectos mejorables, Mercenary Kings tiene armas suficientes como para mantenerte enganchado durante una temporada junto a tus amigos. Y más si eres abonado de PS Plus, ya que su descarga es gratuita para los abonados a este servicio durante el mes de abril. No sabemos cuando llegará Mercenary Kings a PS Vita, pero ya os podemos adelantar que Curses´n´Chaos, lo nuevo de Tribute Games saldrá, en principio, en exclusiva para la portátil de Sony. Aunque desde el propio estudio ya han adelantado que quizás en el futuro llegue a otras plataformas...

Valoración

Si te gustan los Metal Slug, tienes que probarlo sí o sí, aunque al final se termina desinflando un poco debido a su escasa variedad.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Jugando en cooperativo es entretenido. Y sus gráficos son un canto a los 16 bits.

Lo peor

Termina siendo poco variado. No llega traducido al castellano y lo vemos algo caro.

Lecturas recomendadas