Análisis

Análisis del nuevo Wii Fit U

Por Rubén Guzmán
-

Si tienes la Wii Balance Board cogiendo polvo en el armario, Nintendo te da una segunda oportunidad para ponerte en forma: Wii Fit U, la versión para Wii U del programa de fitness más famoso de la historia de los videojuegos.

Todos nos partimos la caja cuando Nintendo presentó en el E3 de 2007 la tabla Wii Balance Board y el software Wii Fit. Y se nos congeló la sonrisa cuando, meses después, la ventas del juego y el dispositivo se contaban por millones en todo el mundo. Pero ese es un pasado lejano, estamos en la era Wii U y Nintendo trata de que el mundo conozca (y compre) su nueva consola. Y va a intentarlo con viejas armas, como Wii Sports Club o Wii Fit U, la nueva versión de su entrenador personal, que es el objeto de este análisis.

¿Esto qué es lo que es?

Wii Fit U es un “juego” o “programa” diseñado para que nos pongamos en forma en el salón de nuestra casa con solo dos cosas: la consola Wii U y la tabla Wii Balance Board.

Sí, la misma que usamos en la antigua Wii, no hace falta que nos compremos otra si ya la tenemos. De hecho, es posible pasar los datos de Wii Fit o Wii Fit Plus a este nuevo Wii Fit U. Algunos de los ejercicios usan además el Wii U Gamepad y, eso sí, otros necesitan periféricos extra: mandos Wii Plus y nunchuk. Pero vamos, que si solo tienes la consola (con su mando) y la tabla vas a poder realizar la gran mayoría de los entrenos.

El corazón de Wii Fit U son sus 77 ejercicios (56 recuperados de los anteriores Wii Fit… adivina, ahora en HD, y 21 completamente nuevos), divididos en cinco categorías:

Yoga: 18 ejercicios en los que el entrenador/a del juego te propone asanas (posturas), y luego evalúa tu rendimiento.

Tonificación: 18 ejercicios para que te pongas fuertecito, trabajando distintos grupos musculares al ritmo que te indica la entrenadora (sí, yo he elegido una chica, ¿qué pasa?).

Aeróbico: 15 ejercicios diseñados para aumentar ritmo cardiaco y quemar calorías. Los protagonizan los Mii y son muy variados, desde el step (muy divertido) al footing en el salón (absurdo como él solo eso de hacer que andas con el Wii U Gamepad en la mano).

Equilibrio: otras 18 pruebas pensadas para que mejores la distribución de tu peso corporal y fortalezcas los músculos necesarios para conseguir un buen equilibrio.

Baile: una categoría nueva con ocho pruebas. Lo bueno es que bailar siempre es divertido. Lo malo, que necesitas no uno, sino dos mandos Wii Plus, uno en cada mano.

Puedes ponerte a jugar y elegir el ejercicio que te plazca, claro. Algunos funcionan muy bien y son minijuegos bastantes divertidos (muchos de ellos se pueden jugar a dobles) y los menos, como el footing, no tienen ni el más mínimo sentido (¡sal a la calle a correr, por Dios!). Pero ahí estás tú para elegir los que te molan, porque variedad hay.

Lo mejor y lo peor

Sin duda, lo mejor de Wii Fit U es que te da muchas posibilidades de adaptar el entreno a tu medida. Te permite crear tanto una tabla propia mezclando los ejercicios a tu gusto, como elegir una de las muchas preestablecidas para cumplir objetivos concretos: mejorar tu salud, tu postura, tu figura o trabajar una zona concreta de tu cuerpo. Y te hace un seguimiento día a día, partiendo de un breve test de “edad física” que realizas nada más comenzar el juego, y que puedes repetir siempre que quieras. Por contra, lo peor es que jugar no deja de ser un poco circo. Usas la tabla, el Wii U Gamepad, los mandos Wii Plus... Estar cambiando de mando entre prueba y prueba no ayuda a hacer el juego accesible e intuitivo, la verdad.

Además, Nintendo ha comecializado otro periférico opcional para el juego. Es un podómetro llamado Fit Meter, pensado para que lo uses durante tu vida diaria y te lo quites cuando juegas a Wii Fit U. Mediante el puerto de infrarrojo del Wii U Gamepad pasas los datos a la consola para que el juego haga un seguimiento de tu actividad diaria completa.

¿Qué versión me compro?

Con Wii Fit U, Nintendo tiene un reto de comunicación espectacular, por no decir un lío de narices que desenmarañar: conseguir que nos enteremos de qué versión nos interesa de entre todas digitales y físicas que se comercializan. La clave es si ya tienes o no la Balance Board. Vamos a ver si nos aclaramos.

Si ya tienes la Balance Board puedes:

-Bajarte la versión de prueba de Wii Fit U a tu consola, ya disponible gratuitamente en la eShop de Nintendo. La podrás usar 30 días desde que la inicies por primera vez. Si sincronizas un Fit Meter (que te tienes que comprar aparte) con la consola, dejará de ser de prueba y podrás disfrutar de ella para siempre. Esta versión de prueba está disponible hasta el día 31 de enero.

-Desde el 1 de febrero, bajarte la versión comercial desde la eShop de Wii U, al precio normal. El Fit Meter, si lo quieres, lo compras aparte.

-Comprarte el juego físico, disponible en las tiendas desde el 6 de diciembre, con Fit Meter incluido.

Si no tienes la Balance Board puedes:

-Comprarte el pack que incluye el juego físico, la Wii Balance Board y el Fit Meter.

¿Te ha quedao claro? De nada, calamar.

Pero, ¿Wii Fit U te pone en forma?

La respuesta es sí y no. Wii Fit U te incentiva a levantar el trasero del sillón cada día con pequeñas recompensas y un seguimiento de tus mejoras. En ese sentido, está muy bien diseñado. No obstante, si estás acostumbrado a hacer deporte quizá encuentres su propuesta un poco “floja”, a no ser que paralelamente a tu actividad deportiva quieras centrarte en mejorar aspectos concretos como tu equilibrio. Se trata, por lo tanto, de un producto destinado más a personas con hábitos de vida sedentarios que quieren empezar a cambiarlos. Y, según te vayas sintiendo mejor, quizá te animes a salir a correr, con la bici o a apuntarte al gimnasio. En ese sentido, Wii Fit U cumple su cometido. Y, dicho esto, me voy a mi clase de Body Attack. Que paséis un bonito día.

Valoración

Darle una nota a un producto como este es un marrón. Pero vamos, en general es positiva, ya que Wii Fit U consigue animarnos a movernos un poco cada día.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Entrenamientos adaptables a tus necesidades.

Lo peor

Alguna prueba solo tendría sentido en un mundo radiactivo en el que pisar el exterior fuera letal.

Lecturas recomendadas