Análisis

Análisis de Randal's Monday

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PC

Randal’s Monday, la aventura gráfica desarrollada por los españoles Nexus Games Studios, llega hoy a las tiendas en su edición física. ¿Qué mejor momento para echar el ojo a una de las aventuras gráficas del año?

ACTUALIZADO: Análisis de Randal´s Monday en PS4. Ya hemos podido probar la versión PS4 de Randal´s Monday que os espera en PS Store desde hace unas semanas. Simplemente queríamos dejar claro que todo funciona como debe en la consola de Sony y que, en términos de rendimiento, no hemos apreciado ninguna diferencia reseñable con respecto al análisis de Randal´s Monday para PC que ya publicamos en su día. La interfaz está perfectamente adaptada al Dual Shock 4 (de hecho, la versión de PC ya era compatible con el mando de 360), con detalles como que cada stick mueva el puntero a dos "velocidades" distintas para ir alternando movimientos rápidos con otros momentos que requieran más "precisión", sin tener que andar entrando en los menús. Así pues, Randal´s Monday aterriza en PS4 conservando todas sus virtudes (una historia muy divertida repleta de guiños "frikis" con un gran doblaje al castellano) y defectos (diálogos demasiado largos y algunos puzles carecen de lógica). Si te gustan las aventuras gráficas "point & click", no lo dejes escapar

Con las dos primeras temporadas de The Walking Dead (y más recientemente Game of Thrones o A Wolf Among Us), Telltale Games ha demostrado que las aventuras gráficas no están, ni mucho menos, muertas. Un género que gozó de enorme éxito en los 90, gracias a las joyas nacidas en las oficinas de LucasArts, con inolvidables títulos como El Día del Tentáculo, The Secret of Monkey Island o Indiana Jones, sin olvidarnos de otras compañías como Sierra. Su fórmula, que mezclaba exploración y puzles con ingeniosos diálogos, ha sido la inspiración de Randal’s Monday, una aventura de corte clásico que quiere recuperar el género en todo su esplendor.

Así pues, Randal’s Monday es una aventura “point & click” pura y dura, en la que controlamos el avance de Randal e interactuamos con los objetos poniendo el puntero sobre ellos y haciendo “click” con el ratón. Incluye un control más “moderno”, con doble clicks y atajos (incluso es compatible con el mando de 360), pero en esencia, si jugaste a las aventuras de los 90, ya sabes cómo se maneja y lo que te espera. De hecho, el juego sigue a pies juntillas el estilo de Monkey Island, desde su humor absurdo a que muchos puzles no se resuelven de forma lógica… pero no nos precipitemos.

Aventura clásica con referencias a clásicos

El propio título del juego, adelanta de forma críptica una de las claves del juego. Y es que el protagonista, Randal, va a vivir una situación muy parecida a la de “Atrapado en el tiempo”: por razones que no vienen al caso, tendrá que vivir una y otra vez el mismo lunes, uno de resaca para más señas, por culpa de un anillo de pedida que debe recuperar. No incidiremos mucho más en la trama por no destripar nada a nadie, pero a diferencia de la peli de Bill Murray, los cambios que consigamos en un “lunes”, los arrastraremos al siguiente.

Así pues, Randal tendrá que conversar con todo tipo de personajes (pudiendo elegir la respuesta entre diversas opciones), inspeccionar el entorno en busca de todo tipo de objetos y combinarlos y usarlos en lugares concretos de los escenarios o con algún personaje para poder seguir avanzando. Una mecánica, que como bien sabrán los jugadores de las aventuras clásicas, en poco o nada se aleja del guión original del género. Pero, aún con este regusto clásico, hay unas cuantas cosas que hacen especial a Randal’s Monday…  

Un juego "friki" para reunirlos a todos

El primero y más importante es la ingente, enorme y abrumadora cantidad de referencias a la cultura friki que puebla el juego. Piensa en una peli, serie, videojuego o cómic clave en la cultura “nerd” y casi con total probabilidad está en el juego: Star Wars, Star Trek, X-Men, El Señor de los Anillos, Sonic, Half-Life, la mítica recreativa Polybius… ¡hasta los Fraguel aparecen! A veces son simples referencias en un diálogo, otras un detalle ornamental en el entorno, otras un personaje con el que hablamos…

La abundancia de estas referencias llega a ser tal que casi es un “metajuego” dentro del juego. No será raro que casi pierdas más tiempo identificando estas referencias que disfrutando de la propia aventura. Eso sí, no todas funcionan igual de bien ni resultan igual de ingeniosas, pero el esfuerzo y dedicación por incluirlas bien merece un rotundo aplauso. Del mismo modo, a algunos jugadores puede que tanta referencia les abrume, por lo que no está de más indicar que, cuanto más “friki” seas, más posibilidad tendrás de disfrutar de este aspecto del juego.

Cuidado hasta en el más mínimo detalle

No menos importante resulta la parcela audiovisual. Los coloristas gráficos, en plan “cartoon” casan a la perfección con el espíritu del juego. Personajes bien animados y expresivos, entornos que recrean algunos lugares “frikis”, como una convención de ciencia ficción o una tienda de cómics, todos ellos interconectados por el metro. Y es que, para resolver sus puzles y situaciones, tendrás que visitar muy a menudo diferentes lugares para encontrar todos los objetos clave que necesitas para avanzar.

Si seguimos por la parte sonora, brilla con luz propia el sobresaliente y profesional doblaje. Resulta cuando menos chocante que la primera producción de Nexus Game Studios haya conseguido un acabado tan profesional, con habituales voces del cine prestando su voz a los personajes del juego. Ahí están David Robles (quien ha puesto la voz a Delsin Rowe en Infamous Second Son o Vergil en DmC, aparte de ser voz habitual de Ethan Hawke), Pepe Mediavilla (voz habitual de Morgan Freeman o Gandalf en El Señor de los Anillos), Ramón Langa (la voz de Bruce Willis), etc. Y también incluye doblaje de calidad en inglés…

Los lunares de una gran producción

Pero, igual que decimos lo bueno, tenemos que avisar de lo “malo”. Si no estás acostumbrado al género, puedes encontrarte cosillas que te resulten un poco duras, como por ejemplo, la resolución de los puzles. Son al estilo Monkey Island, por lo que tendrás que desprenderte de toda lógica para resolverlos. Es decir, resolver los puzles es a menudo un ejercicio de ensayo y error, de probar a utilizar todo lo que llevamos en el inventario en diferentes sitios. Esto lleva parejo un par de fallos de diseño, centrados en el inventario y en la utilización de ítems.

El inventario recrea la estética de un cómic, y en cada celda se aloja un ítem. Cuando llevamos chorrocientos objetos encima, sería más práctico que fuera menos visual y más directo, sobre todo porque sería más ágil a la hora de combinar objetos. Por si eso fuera poco, a la hora de utilizar los ítems también encontramos otro problemilla y es que si los usamos en el lugar erróneo, se “desactivará” el ítem y tendremos que volver a entrar en el inventario para volver a seleccionarlo, haciendo que el avance en ocasiones resulte algo plomizo y frustrante.

Por si esto fuera poco, el juego también incluye un "sistema de pistas" para aquellos que se puedan llegar a desesperar con la dificultad de los puzles. El problema es que, más que una ayuda, más que dar pistas, el juego nos indica exactamente qué hacer. Podemos usar esta ayuda todas las veces que queramos, aunque el propio juego lo desaconseja. Sin prácticamente usarla, Randal's Monday puede dejar 20 horas de juego, mientras que si abusamos de ella, unas 8-10 horas. Es largo, en cualquier caso.

Tampoco está de más avisar que los diálogos pueden llegar a resultar muy largos y que, con tanta referencia “friki”, a un público menos metido en la materia pueden llegar a agotar. Pero, si no es tu caso y lo que buscas es una aventura gráfica “como las de antes”, Randal’s Monday es sin duda el mejor exponente que puedes encontrar hoy en día. Un título que, aún con los fallos indicados, sabe cómo atrapar y convencer a poco que le des una oportunidad. Un nuevo ejemplo de que aquí también sabemos hacer grandes y cuidados juegos, que en este caso también cuenta con dos ediciones físicas.

Valoración

Un gran homenaje a las aventuras gráficas y la cultura "friki", con un fabuloso doblaje y atención por el detalle, aunque con puzles ilógicos y fallitos de diseño.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

La ingente cantidad de referencias "frikis", el doblaje

Lo peor

Los puzles son algo ilógicos. El sistema de pistas. Diálogos muy largos.

Lecturas recomendadas