Análisis

Análisis de Remember Me

Por Borja Abadie
-

Capcom ha dejado en manos del estudio francés Dontnod Entertaiment y del nuevo Remember Me su intento de dejar huella en nuestra memoria videojueguil. Una vez jugado, sólo queda una cosa que saber, ¿han conseguido grabarnos a fuego esta experiencia en la cabeza o sufriremos amnesia al terminarla?

Capcom nos invita a viajar, con Remember Me, a un futuro en el que los recuerdos de la gente son moneda de cambio entre mega corporaciones. El argumento, a priori, cuenta todos los elementos necesarios para enganchar. Está ambientado en el año 2084, en un escenario espectacular, Neo-París, una versión decadente y semi derruida de la ciudad de la luz. Empezamos bien, ¿verdad?

No puede faltar una malvada megacorporación, llamada Memorize que, además de tener sometida a la población, le ha robado los recuerdos a nuestra heroína, Nilin. Nosotros contamos con la ayuda de un grupo de rebeldes, los erroristas, que prentenden derrocar a Memorize sirviéndose de nuestra valiosa ayuda. ¿Y por qué? Pues porque somos capaces de robar y alterar la memoria de cualquier persona. La cosa, sigue pintando bien, ¿no?

El desarrollo alterna combates cuerpo a cuerpo y zonas plataformeras durante la mayor parte del juego, aunque también hay algunos puzles y elementos originales, como las remezclas de memoria.

Jugando con los recuerdos de la gente

Tenemos tres formas de manipular la memoria de los habitantes de Neo-París. La primera, y la más original son las remezclas de memoria de las que os hablábamos antes. Podemos visionar los recuerdos de una persona como si fuera una película. En cualquier momento podemos avanzar o retroceder la reproducción para buscar objetos con los que podamos interactuar.

Dependiendo de nuestras elecciones podremos cambiar lo sucedido, para bien o para mal, consiguiendo exactamente lo contrario de lo que nos proponíamos. Es una idea muy interesante, aunque hay pocos ejemplos a lo largo de la aventura y quizás podrían haber contado con más opciones y finales alternativos a cada situación.  

También podemos robar recuerdos para obtener los códigos de acceso a una fortaleza o conseguir información para los rebeldes, por ejemplo. Las remembranas nos sirven para materializar recuerdos de algunos personajes, reviviendo todos los pasos que dieron para evitar caer en un campo de minas o ser descubiertos por una tropa de drones de vigilancia, por ejemplo.

Cómo derrocar a Memorize

Nilin, como os hemos explicado, tiene un buen número de habilidades, aunque, a la hora de la verdad, no le queda más remedio que sacar los puños a pasear para hacerse entender. El sistema de combates recuerda a títulos como la saga Batman Arkham. Como si fuésemos el Hombre-Murciélago o el mismísimo Spider-Man, podemos esquivar los golpes de nuestros rivales al ver la oportuna exclamación sobre la cabeza de los enemigos, que nos avisa del peligro cercano. El problema es que lo han simplificado tanto, que ni siquiera tenemos que pulsar una dirección concreta para esquivar con éxito. 

El sistema de combos resulta, en un principio, muy interesante. A medida que ganamos experiencia obtenemos distintos golpes que pueden sanarnos, hacer daño a los rivales, recuperar el tiempo que necesitamos para volver a usar un poder especial o multiplicar el efecto de los golpes anteriores. De este modo, podemos crear nuestras propias secuencias de golpes. Hay 4 combos disponibles, pero con movimientos predefinidos. Nosotros sólo elegimos el efecto que tendrá cada uno de los golpes de ese combo. Una vez desbloqueados todos, las posibilidades aumentan, aunque no importan mucho los golpes que utilicemos, ya que la dificultad de los combates es muy baja.

Las peleas contra los jefes finales, no muy numerosas, tienen algo más de miga, aunque también resultan facilonas. Una idea que nos ha gustado es la de los robots. No podemos golpear a estos rivales, por lo que tenemos que usar una especie de pistola o nuestras habilidades especiales, lo que aumenta el componente estratégico de las luchas.

Enemigos especiales requieren habilidades especiales

Disponemos de 5 habilidades especiales en Remember Me, que vamos desbloqueando al avanzar en la aventura. Furia del sensen nos sirve para poder hacerles daño a los enemigos más resistentes, encadenando combos de 10 o más golpes. Camuflaje del sensen nos vuelve invisibles durante un tiempo, lo que nos permite acabar con un enemigo con un golpe, la sobrecarga.  

Óxido gradual es nuestra favorita ya que nos deja controlar a uno de los robots enemigos, que se pondrá a disparar a sus ex-colegas para luego autodestruirse con una explosión. Bomba lógica es un verdadero chollo. Le colocamos un explosivo a un enemigo, lo que atrae al resto de rivales y les hace explotar. Con DOS del Sensen podemos aturdir a los enemigos y descubrir a los que están usando camuflaje, que también los hay.

Para utilizar estos poderes tenemos que reunir la concentración suficiente dando tollinas o recibiéndolas. Los activamos mediate la típica, y cómoda, rueda de poderes. Eso sí, también tenemos que esperar unos segundos antes de poder utilizarlos de nuevo.

Explorando Neo-París, si se puede llamar así

Junto con los combates, la exploración forma el núcleo jugable de Remember Me. Nilin puede encaramarse a todo tipo de salientes, tubería, etc... saltar de unos a otros, etc... Lo malo es que la libertad de la que disponemos es... ¿cómo lo diría? ¡Ah, sí! Muy parecida a la de Guantánamo. En todo momento tenemos señalado el camino a seguir, lo que simplifica la exploración hasta niveles de primaria. Aún así, hay unos cuantos coleccionables que encontrar aunque, como vais a leer a continuación, no resulta muy difícil ni satisfactorio buscarlos.

Además, la cámara, siguiendo la tradición más "capcomera", se queda bloqueada en un punto, para mostrarte de un modo más claro aún no sólo el camino a seguir sino que ése es el único camino que podemos tomar. Por ejemplo, y para que todos lo entendáis mejor, podemos estar colgados de un saliente y tener a ambos lados dos salientes exactamente iguales. Bueno, pues hay muchas posibilidades de que sólo uno sea un camino transitable. Un desastre en libertad de exploración y en diseño de niveles.

Técnicamente redondo

Si hay algo que no se puede criticar a Dontnod es que han hecho un trabajo espectacular en el apartado técnico. Gráficamente no es que sea una revolución, pero el motor es muy sólido y no presenta fallos. El diseño artístico está muy trabajado, en especial el diseño de los personajes y determinadas localizaciones, aunque da la sensación de que algunas están mucho más trabajadas que otras.

La banda sonora se lleva la palma en este apartado. La mezcla de música electrónica y música de película resulta perfecta. Pocas veces podemos decir que la música de un juego nos invite, en cierta parte, a avanzar en la aventura, pero con Remember Me sucede. Las voces en castellano tienen buen nivel aunque, como suele pasar últimamente, muchas veces están desincronizadas con los labios de los personajes.

Remember Me sirve como ejemplo de que las matemáticas y los videojuegos no siempre van de la mano (para disgusto de los programadores que estén leyendo esto). Me explico, ¿cómo puede fallar la ecuación combates personalizados + exploración + puzles + buena trama + gran música + alterar recuerdos - fallos técnicos? Generalmente, el resultado sería la bomba, pero Capcom se ha quedado a medio camino en muchos de esos apartados.

Los combates son simplones, aunque sean la mejor parte del juego. La exploración es ridícula, los puzles llegan casi al final de la aventura y la trama se desinfla con el paso de las horas. ¿Qué nos queda entonces? Un juego notable en lo técnico y una gran banda sonora. ¿Suficiente? No para nosotros que, lamentablemente, olvidaremos esta aventura más pronto que tarde. Espera un momento... ¿de qué estaba hablando?

Valoración

La falta de libertad para explorar, la baja dificultad y unos combates algo simplones lastran una experiencia que en lo técnico, lo artístico y lo narrativo sí que cumple con creces.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

La banda sonora, el apartado gráfico y los originales momentos de remezcla de memoria.

Lo peor

Combates simples, dificultad nula y un desarrollo muy guiado falto de libertad.

Lecturas recomendadas