Análisis

Análisis sin trampas de Escape Plan

Por Daniel Quesada
-

Este juego descargable (y bastante original) para PS Vita nos propone replantearnos la forma en que resolvemos los puzzles. La solución a un escenario puede estar en vuestra pantalla... O detrás de ella. 

Lil y Laarg son dos extraños seres que han sido atrapados en una macabra prisión. El primero es canijo y versátil, mientras que el segundo es grandullón y contundente. Juntos, han de cooperar para superar los diferentes escenarios de Escape Plan. Al igual que en otros clásicos del puzzle como Braid o Exit, en cada fase hay un punto de entrada y otro de salida y, por el camino, montones de trampas que hemos de superar aprovechando las ventajas de los personajes... Pero también las que ofrece el hardware de PS Vita.

Una experiencia multitáctil

Controlar a nuestros dos héroes es, en principio, sencillo. En la parte superior de la pantalla hay iconos con la cara de cada uno. Basta con tocarlos para alternar el manejo de los personajes. Después, los movimientos que hagamos con nuestro dedo sobre la pantalla táctil de Vita desencadenan diferentes acciones. Así, si lo deslizamos hacia un lado, el personaje anda en esa dirección; si tocamos al "queco", lo detenemos. Pero también interactuamos con otros objetos del escenario: mover el dedo en círculos alrededor de un ventilador hace que éste gire. tocar un agujero de tubería sirve para bloquearlo y evitar que desprenda humo tóxico... 

En ese sentido, probablemente éste es el juego que más aprovecha la función multitáctil de PS Vita. En algunos escenarios nos hemos encontrado tapando 4 agujeros (es decir, tocando la pantalla con 4 dedos simultáneamente) a la vez que desplazamos a nuestro personaje. ¡Pero la cosa no acaba ahí! Presionar el panel trasero desencadena otras acciones, como empujar objetos al frente o llamar la atención de personajes secundarios para que se desplacen.

¡Es una trampa!

No sabemos por qué, pero en este tipo de juegos solemos enfrentarnos a trampas de lo más macabro: cuchillas que nos desgarran, humo que nos ahoga... Por suerte, nuestros héroes cuentan con algunas habilidades especiales. Lil es capaz de desplazarse más rápido si toma café o de volar si respira gas (en este último caso, hacemos uso del giroscopio de Vita para controlar su ascensión). Por su parte, Laarg puede romper planchas de madera que bloqueen el paso. Combinar todas estas habilidades a la vez que anulamos las trampas y a los personajes secundarios que nos puedan atacar es el quid de la cuestión.

Lamentablemente, esto puede complicarse más de la cuenta, porque en varias ocasiones los personajes parecen responder de forma aleatoria a nuestras órdenes. Piensas que le has ordenado ir a la izquierda y de repente va el colega y se mueve a la derecha... Además, tocar con exactitud un punto del panel trasero no es tan sencillo como hacerlo en la pantalla táctil, pues no tenemos referencia visual. Si a todo esto unimos que el juego exige precisión milimétrica en muchos niveles y que cualquier error se castiga con el reinicio del nivel, os descubriréis a vosotros mismos blasfemando más de una vez.

Que vienen los grises

La estética del juego tiene un aire a lo Tim Burton, mezcla de tenebroso y humorístico, que casa muy bien con el desarrollo. La paleta de colores, restringida a negros, blancos y grises, recuerda a otros descargables como Limbo o Las Desventuras de P.B. Winterbottom. El apartado sonoro, sin pasar del notable, ofrece una interesante mezcla de música clásica, jazz e incluso algún solo de violín.

Todo ello redondea un juego interesante, creativo y simpático, muy apropiado para una consola como PS Vita, pero un poco descuidado en el equilibrio de su planteamiento. Si sois de natural nervioso, haced un poco de yoga antes de enfrentaros a él.

Valoración

Su sistema de juego es arriesgado y sugerente, lo que contrasta con una dificultad y un control irregulares. Aún así, gustará a los "puzzleros" más perseverantes.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Propone formas insólitas y muy originales de jugar. Saca mucho partido al control de PS Vita.

Lo peor

Resulta demasiado exigente (y hasta frustrante) en ciertos retos.

Lecturas recomendadas