Análisis

Análisis de South Park La vara de la verdad

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

La llegada de este South Park nos recuerda que las adaptaciones de fenómenos televisivos o cinematográficos al mundo del videojuego rara vez suelen tratarse de títulos de calidad. Son innumerables los que pasan con más pena que gloria por las tiendas de medio mundo y ponen de manifiesto que la popularidad de los protagonistas no justifican estos juegos totalmente prescindibles.

South Park, la famosa serie de Trey Parker y Matt Stone ha venido haciendo lo mismo desde hace más de una década, con títulos tan prescindibles como South Park Rally, uniéndose a la fiebre por clonar a Mario Kart, South Park Chef´s Luv Shack en forma de concurso de preguntas y respuestas o el aburrido FPS para Nintendo 64.

Ya en Xbox Live, la franquicia South Park da un salto a lo casual y lanza un par de títulos que pasarían también con más pena que gloria, abrazando el género de las plataformas y el tan popular en los dispositivos móviles, como es el de los tower defense, con títulos como Let´s go y Tenorman Defense.

Ahora bien, lejos de esta serie de títulos planos, en el caso de South Park La vara de la verdad se ha dado la vuelta a la tortilla. Haciendo un símil cinematográfico, una transformación a lo Matthew Mcconaughey camino del Oscar, de la mediocridad a la excelencia.

Un género inesperado para South Park

Hablamos de inesperado porque nunca nos habíamos podido imaginar jugar a un título de South Park con una mezcla de géneros tan jugosa, evocando a representantes legendarios de la historia de los videojuegos. Para que os hagáis una idea preliminar, estamos hablando de un título que nos ha recordado a Final Fantasy, cualquier clon de Diablo e incluso a Police Quest o Leisure Suit Larry.


Diréis que como puede darse esta mezcla tan ecléctica de géneros. Pues así es, una mezcla muy bien llevada a cabo por los chicos de Obsidian, que han demostrado un ejercicio impecable de cómo llevar a buen puerto la adaptación de una franquicia de éxito televisivo.

Ahora os contaremos por qué La vara de la verdad nos recuerda a tantos juegos a la vez, sin dejar de lado la esencia principal de la serie, el humor y sarcasmo característicos.

Comenzando nuestra épica aventura

Encarnamos a un nuevo vecino del tranquilo y a la vez decadente South Park, un lugar que como todos conocéis está lleno de personajes de lo más variopinto y estrafalario. Los primeros pasos los daremos por nuestra nueva casa, a la que nos acabamos de mudar con nuestros padres. Éstos nos animarán a conocer a otros niños del barrio. Tras una inspección más o menos minuciosa de nuestra nueva casa, en la que nos moveremos entre las cajas de la mudanza, comenzaremos a familiarizarnos con la interfaz de juego de South Park The Stick of Truth.

Este juego nos recuerda a las aventuras míticas de Sierra como Police Quest o el mismo Larry, sobre todo en lo que a sus controles y exploración del mapeado se refiere. Con las teclas WASD controlaremos el movimiento de nuestro protagonista por las diferentes estancias tanto de la casa como del propio South Park.

Al igual que en los juegos de Sierra, nuestro personaje se moverá por el mapeado encadenando distintas pantallas, prácticamente sin scroll lateral, teniendo total libertad para movernos por toda la ciudad y pudiendo entrar en todas las casas, establecimientos o edificios oficiales que nos encontremos en el camino.

En color amarillo se resaltan los objetos que podemos manipular con la barra espaciadora, estos objetos normalmente sirven para recolectar todo tipo de “basura” y otros objetos que muy de vez en cuando tienen cierto valor. Este aspecto podemos identificarlo perfectamente como el looteo de cualquier otro RPG, obteniendo de cualquier rincón, como armarios, mesillas, muebles de cocina y un largo etcétera las mismas recompensas que encontraríamos en un cofre de Diablo.

South Park La vara de la verdad es un RPG y funciona como tal. Nuestro protagonista, al que podemos personalizar totalmente su aspecto desde el principio, se irá nutriendo de los distintos objetos y quedándose con los más valiosos.

Todo lo que nos encontremos en el camino se podrá vender posteriormente. Entre todos estos objetos, podremos equipar nuevas armas, primaria o secundaria, vestimentas, gorros o cascos, guantes, gafas, peines y un largo etcétera de objetos que irán moldeando la personalidad y poderes de nuestro personaje.

Empieza lo bueno

Tras dar una vuelta por nuestra casa y salir a que nos de el aire, terminaremos dándonos de bruces con el alma mater de la serie, Cartman, quien se presentará ante nosotros como un todopoderoso mago, a lo Gandalf. Él nos contará la historia de la vara de la verdad que yo no os voy a reventar. A partir de aquí, es cuando realmente comienza el RPG en toda su esencia.

Empezando por escoger el papel que jugaremos en esta aventura. Podremos escoger entre las categorías típicas, como son el luchador, mago, ladrón o judío. Rápidamente comenzaremos el tutorial de combate y empezaremos a comprobar de primera mano por qué este juego nos recuerda tanto a los Final Fantasy o cualquiera de sus clones.


La mecánica de combate es muy similar a la del título de Square Enix, partiendo de que se producen de manera totalmente aleatoria al encontrarnos con otras pandillas de chavales enemigas, unas veces con apariencia de elfos y otras de cocineros drogadictos con muy mala leche. Hay de todo.

Una vez entramos en combate, todo se hace muy familiar: para bloquear los ataques del enemigo usaremos el botón derecho del ratón (hablamos de la versión PC, que es la que hemos podido probar, claro), al pulsarlo en el momento oportuno conseguiremos repeler su ataque, de no ser así, veremos cómo nuestra barra de salud disminuirá de forma dramática.

A esta barra de salud se une la de maná, que os sonará a todos los seguidores del género. Esta barra es la que nos permitirá ejecutar las habilidades especiales. Pero vamos antes con el ataque primario. Nosotros elegimos ser un luchador, que con la espada podrá realizar también un ataque secundario.

El primario trata de pulsar el botón izquierdo del ratón lo más cerca posible del destello de nuestra espada. Tanto si lo hacemos demasiado pronto, como tarde, nuestro ataque perderá mucha efectividad. Si conseguimos hacerlo en el momento oportuno, ejecutaremos un “perfect” que quitará muchísima salud a nuestro enemigo, lo mismo que con el botón derecho, que ejecutará un ataque especial.

Cada personaje tiene sus habilidades específicas. En este caso, hemos podido atacar a nuestros enemigos con un bonito bate de beisbol y con unas patadas en los “huevos” de las que hacen época, y que son tan características por parte de Cartman en la serie. Una vez aprendidas las técnicas de combate básicas, comenzamos nuestro deambular por South Park.

También podremos usar pociones de salud, de resurrección para nuestro compañero de combate, otras para detener el sangrado de nuestro personaje o del compañero, al igual que en los RPG que conocemos, una buena administración de las pócimas será clave para poder derrotar a nuestros enemigos.

En este punto la libertad es total, pero como mandan los cánones del rol, debemos ir cumpliendo determinadas misiones para que nuestro personaje vaya subiendo de nivel.

Estas misiones nos enviarán por distintos puntos de South Park, algunos muy distantes entre sí, para lo que iremos descubriendo puntos de control que nos permitirán saltar de una zona a otra del mapeado sin tener que recorrer en tiempo real toda esa distancia. Las misiones serán lo más variopintas y cachondas que os podáis imaginar.

Podremos explorar los lugares más míticos de la serie, como la Rinoplastia de Tom, con sus cuadros de David hasselhoff, el cine, colegio, ayuntamiento... Absolutamente todo South Park, tal y como lo hemos conocido en la serie, con total fidelidad, sin dejar ningún detalle a la improvisación.

Por el camino, para favorecer la labor de looteo, nos iremos encontrando todo tipo de objetos “ocultos” tras casas, en lo alto de los árboles, en ventanas, todas al alcance de nuestra arma secundaria, lo que irá enriqueciendo nuestra bolsa de objetos.

Interfaz familiar para los amantes del RPG

Toda la interfaz de South Park La vara de la verdad parece sacada de cualquier Final Fantasy o Diablo: tendremos el inventario, donde veremos objetos de toda índole, siempre con el toque de humor característico, y que podremos emplear para mejorar ciertas habilidades de nuestro personaje.

Lejos del toque épico y medieval que imprimen los RPG a su temática, la interfaz que aglutina todas las funciones de este juego es una red social, a la que abiertamente denominan Facebook. Se encargará de ir memorizando todos los amigos que hagamos a lo largo del juego, así como los mensajes en forma de misiones que nos envíen.

De esta forma, el Facebook de nuestro personaje se convierte tanto en el elemento principal de evolución como de interacción con los demás, así como en el seguimiento de las distintas misiones y recompensas que vayamos reuniendo a lo largo de esta épica historia.

En la red social, tampoco podían faltar los objetos más preciados por nuestros protagonistas, los chimpokomon, que al igual que en los famosos Pokemon, podremos ir coleccionando y añadiendo a nuestra particular enciclopedia, similar a la Pokedex. 

El apartado técnico es el justo y necesario

La parte técnica es uno de sus aspectos más sobresalientes, y no porque sean gráficos de nueva generación. Todo lo contrario, la sencillez y racionalidad con que se han usado los recursos técnicos son dignos de alabanza.

Se han molestado en mostrarnos un auténtico capítulo de South Park en nuestros ordenadores, en el que podemos interactuar libremente. La fidelidad de los gráficos y los efectos sonoros son del 100% con el original.

Y es que el título de Ubisoft viene totalmente traducido al español, pero no doblado a nuestro idioma. Es el único pero que podemos poner al apartado técnico de este juego. Todo lo demás nos hace sentirnos como nunca antes dentro de la serie.

Es evidente que para mover este juego no hace falta una gran máquina: la sencillez de los dibujos ayuda a ello, pero se agradece que toda la acción y secuencias están generadas en el propio motor gráfico, y no se recurre prácticamente a ninguna imagen de vídeo para apoyar a la historia.

Los menús (no sabemos si aposta) nos recuerdan a los que disfrutaríamos en cualquier juego de PC de los 90, son igual de espartanos que entonces. La verdad que a pesar de ello, no desentonan nada con el conjunto y se integran perfectamente. Podemos decir que South Park La vara de la verdad es técnicamente un juego casi perfecto.

Conclusión

South Park La vara de la verdad es de lo mejor que ha pasado por nuestras manos en lo que llevamos de año para PC (y podemos decir lo mismo en el caso de las consolas). Nunca antes una franquicia de este tipo nos había sorprendido con un juego de tanta calidad, que mezclara tantos géneros en uno sólo, y todo bajo el inconfundible sello de la serie.

Con este título tenemos un Final Fantasy, un Police Quest, un Diablo... Es increíble cómo esta mezcla de géneros tan épica y ligada a mundos fantásticos engrana tan bien con el universo de South Park, que nunca habíamos visto tan fielmente reproducido en un juego como en esta ocasión.

No me he reído tanto en mi vida con un tutorial como en el que Cartman nos introduce en los entresijos del juego. Es un auténtico capítulo de South Park de varias horas de duración, en el que tendremos total libertad para explorar su universo, como nunca lo habíamos hecho antes.

Sin duda el único aspecto negativo podría ser la falta de doblaje al español, pero por decir algo, porque sin exagerar, lo nuevo de Ubisoft raya la perfección, y va a hacer las delicias de todos los amantes de los RPG, las aventuras gráficas clásicas y sobre todo los seguidores de la serie, que no podréis parar de partiros la caja una tras otra vez. Simplemente Imprescindible, la diversión está asegurada.

Valoración

La mejor adaptación de la serie a un juego hasta la fecha y uno de los mejores RPG que hemos jugado.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La magistral unión del género RPG y South Park, 100% fiel a la serie

Lo peor

Lo único malo es que no hay doblaje al castellano, aunque si están traducidos los textos.

Lecturas recomendadas