Análisis

Análisis de Teslagrad

Por Roberto J. R. Anderson
-

Tras disfrutar el año pasado de Teslagrad en ordenadores, este elogiado juego "indie" comienza su desembarco en consolas. La primera en recibirlo es Wii U, y dentro de poco llegará también a las consolas de Sony. Se trata de un título de jugabilidad bidimensional en el que los poderes electromagnéticos son la clave.

Actualizado: 01/09/2015: Teslagrad para PS4 y PS3 se puede descargar sin coste desde hoy por los usuarios de las consolas de Sony gracias a su incoporación a los juegos de PS Plus de septiembre. Atentos al análisis que hicimos de la versión para Wii U, gracias al cual podéis comprobar la calidad del título desarrollado por Rain Games.

Los juegos "indie" de ambientación steampunk están en racha en la eShop de Wii U. Si ayer os traíamos el análisis del genial SteamWorld Dig, hoy es el turno de otro juego que también atesora muchas virtudes: Teslagrad.

Este juego, desarrollado por el pequeño estudio independiente Rain Games (de Bergen, Noruega), apareció el año pasado en PC, Mac y Linux, y lleva un tiempo preparando su desembarco en consolas. Wii U es la primera afortunada en recibir esta versión que hoy nos ocupa, y se espera que llegue también pronto a las tiendas digitales de PlayStation 3, PlayStation 4 y PS Vita.

Ya veis que Teslagrad estará al alcance de muchos. De hecho, sus creadores incluso preparan una edición física para todas las consolas mencionadas (incluyendo la de Wii U que analizamos hoy) y PC, prevista para finales de año.

La fuerza de las imágenes y la música

Nada más arrancar el juego, nos sumergimos en su mundo por varios motivos. La banda sonora llama la atención desde el primer momento, y realmente aporta mucho a la experiencia. Sus melodías de arpas y violines son preciosas, y os aseguramos que no van a pasaros desapercibidas.

Y cuando miramos a la pantalla, nos encontramos con que su apartado artístico también tiene mucho que ofrecer. Hace uso de unos hermosos escenarios dibujados a mano que recrean de manera brillante una versión steampunk de un antiguo reino europeo ficticio.

Un niño en una torre

Teslagrad es especial en muchos sentidos. No veréis ningún tipo de diálogo en toda la aventura, y su historia se narra a través de imágenes, de un modo que deja mucho a la imaginación del jugador. Es un juego de avance lateral, centrado en los puzles y las plataformas y con algunos momentos de acción.

Su primera secuencia ya despertó algo en nosotros: en ella, tomamos el control de nuestro joven protagonista y debemos huir de los guardias reales que nos persiguen a través de una ciudad, saltando a través de los tejados mientras la lluvia golpea sobre nosotros.

Tras dar esquinazo a estos matones, nos damos cuenta de que hemos llegado a un lugar muy singular, conocido como la Torre Tesla. Ahí es donde dejamos de ser un niño indefenso para convertirnos poco a poco en un muchacho lleno de recursos, ya que nos encontramos con una serie de tecnología conocida como Teslamancer que le sienta como un guante a nuestro imberbe personaje.

Y nunca mejor dicho, ya que lo primero que obtenemos son precisamente un par de guantes, y con cada uno de ellos podemos cargar energía de un tipo distinto en numerosos objetos y mecanismos que encontramos a lo largo de la Torre Tesla. Tenemos energía roja y azul, y es aquí donde entran las mecánicas electromagnéticas que son la principal seña de identidad de la jugabilidad de Teslagrad: las del mismo color se repelen, mientras que las de color inverso se atraen. Vamos, como las energías positiva y negativa de un imán.

Gran homenaje a un gran científico

Muchos ya habréis deducido que Teslagrad es un gran homenaje a Nikola Tesla, el legendario inventor e ingeniero de origen serbio que proporcionó un legado gigantesco a la ciencia durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Tesla es especialmente recordado por sus importantísimas aportaciones en el campo del electromagnetismo, por lo que resulta muy apropiado rendirle homenaje en un juego como este.

En cualquier caso, los puzles electromagnéticos de Teslagrad dan para mucho. Son tremendamente ingeniosos, y se hacen más enrevesados a medida que avanza el juego. Además, deberéis usar los poderes Teslamancer para hacer frente a los duros jefes que os esperan, que suponen todo un desafío y a los que sólo podréis derrotar mediante diversos poderes electromagnéticos.

Cada vez que acabéis con un jefe, recibiréis un nuevo poder. Nos ha gustado mucho el del teletransporte, con el que el personaje puede moverse instantáneamente a una corta distancia (de modo similar a la habilidad Guiño de Dishonored). De esta manera es posible esquivar algunos peligros y atravesar ciertas paredes, aunque no todas.

Complejo y desafiante

La verdad es que el juego bebe bastante del concepto "metroidvania", tanto por la manera en que vamos adquiriendo nuevas habilidades como por la estructura de su mapa, que incluye numerosas habitaciones separadas por puertas y una gran libertad para moverse a través de ellas.

Os avisamos desde ya que Teslagrad es un juego difícil y un gran reto, y que requiere un gran uso tanto de neuronas como de reflejos. Es inevitable morir muchas veces a lo largo de la aventura, aunque volveréis a aparecer directamente en la misma habitación y no habréis retrocedido mucho. Eso sí, uno de los creadores afirma que han reducido ligeramente la dificultad de algunos jefes respecto a la versión de ordenadores del año pasado, y ha bromeado diciendo que "el GamePad es muy caro y no queremos que los jugadores lo rompan en un arrebato de frustración".

Por otra parte, los más valientes pueden lanzarse a conseguir todos los objetos coleccionables opcionales, lo cual no es nada fácil.

Conclusiones

Si queréis un juego que suponga un desafío y que requiera de vuestras habilidades tanto con la cabeza como con las manos, Teslagrad es un juego recomendable. No sólo por su lograda jugabilidad, sino también por su gran apartado artístico y su memorable banda sonora. Si hubiera que ponerle una pega sería su ajustada duración, ya que una partida puede durar 5 ó 6 horas.

Por último, hay que señalar que esta versión para Wii U aprovecha la pantalla del GamePad para mostrar el mapa, o si lo preferís para visualizar el juego en Off-TV y así poder apagar la televisión.

Valoración

Se nota que el juego se ha hecho con mucho cariño, y proporciona una experiencia muy especial. Tiene un muy buen diseño de puzles y jefes, y su estilo visual y su música le dotan de una gran personalidad.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Los puzles. Los jefes. El apartado artístico. La banda sonora.

Lo peor

Es un poco corto (5 ó 6 horas, aunque también hay retos opcionales).

Lecturas recomendadas