Análisis

Análisis de Uncharted: lucha por el tesoro

Por Daniel Quesada
-

No todo es saltar de risco en risco para amasar una buena fortuna. Ahora, Nathan Drake cambia las pistolas por un simple conjunto de cartas.

Uncharted lleva ya mucho tiempo ofreciendo aventuras, personajes y referencias que han calado en la memoria del jugador. Por eso, quizá haya quien se sienta decepcionado al ver que su nueva entrega es un simple juego de cartas. Pero, a la vez, tiene todo el sentido del mundo usar una iconografía tan famosa como ésta para elaborar un juego de este tipo. Tras el "shock" inicial, en seguida pica la curiosidad para ver cómo funciona este Lucha por el tesoro.

Los que estéis acostumbrados a echar partidas con Magic o apuestas más ligeras como Bang!!! no encontraréis nada nuevo aquí, pero os sentiréis como en casa: a base de distribuir vuestras cartas, tenéis que derrotar al rival agotando todos sus puntos de salud.

Arqueología del combate

Cada duelo de Uncharted: lucha por el tesoro se desarrolla por turnos. En cada uno de ellos, hemos de colocar una carta de facción sobre el tapete. Podemos elegir entre héroes, villanos y mercenarios y, a su vez, cada personaje ofrece unas ventajas como daño extra al rival, mayor defensa, etc. Después, toca escoger una carta de fortuna, que se muestra boca abajo. Si tenemos suerte, la carta proporcionará muchos puntos de fortuna (que equivale a "puntos de acción", puntos para ejecutar movimientos). Por último, elegimos una carta de recursos, que nos puede dar puntos extra de ataque o de defensa.

Tenemos cinco huecos en el tapete para colocar estas cartas. El rival, a su vez, tiene otros cinco huecos que se enfrentan a los nuestros. Aunque derrotar a las cartas enemigas es útil, lo fundamental para ganar es usar nuestros ataques para agotar los puntos de salud principales del rival.

Podemos participar en el modo Cazador de tesoros, que no es otra cosa que un "modo campaña" en el que vamos derrotando a 17 enemigos controlados por la IA (como Drake Gordinflón o Elena). También hay un multijugador, que se puede jugar por turnos en una misma consola o a través de Internet. Lamentablemente, el modo Online presenta algún fallo que otro (mensajes de error de conexión repentinos, tardanza en la respuesta). No sucede siempre, pero se hace algo molesto. Además, cualquier duelo experimenta pequeños tiempos de carga al cambiar de turno (de apenas un par de segundos), que, al suceder una y otra vez, se vuelven pesados.

Son pequeños asuntos técnicos que estropean unas partidas bastante amenas: aprender las normas es cuestión de un par de minutos, el control totalmente táctil hace que el manejo sea cómodo y, por supuesto, tiene la gracia de estar basado en el universo Uncharted.

Los desarrolladores de Bend Studio han tenido el buen tino de conectar el juego con otras entrega de la saga. Por ejemplo, si tenemos una partida salvada y trofeos desbloqueados de Uncharted: el abismo de oro, ciertas cartas se vuelven más efectivas. Además, cuantosmás duelos ganemos, más cartas iremos desbloqueando. También es posible adquirir packs de expansión basados en Uncharted 2 y Uncharted 3, para los que tengan la vena coleccionista.

Hubiera estado bien un apartado sonoro con voces digitalizadas y un número más amplio de extras para desbloquear (ilustraciones o música), pero era el precio a pagar por una descarga que se queda por debajo de los 300 megas. Un juego que ocupe poco es una buena opción de vez en cuando...

En definitiva, Uncharted: lucha por el tesoro es un juego sencillo, con sus pequeñas imperfecciones, pero que sirve para alguna partida relajada de vez en cuando. A Nathan también le gusta relajarse entre aventuras, ¿no?

Valoración

Simpático y correcto juego de cartas, que puede servir para cubrir ratos muertos... pero poco más.

Hobby

62

Aceptable

Lo mejor

Recordar grandes momentos de Uncharted. La mecánica es fácil de aprender.

Lo peor

Su precio de 3,99 euros es un poco alto. Tiene muchos "mini-tiempos de carga".

Lecturas recomendadas