Yakuza Kiwami
Análisis

Análisis de Yakuza Kiwami para PS4 el remake del juego de PS2

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

Yakuza Kiwami es el remake del primer juego de la saga, que apareció hace doce años en PS2. Un viaje a los bajos fondos de Tokio que a día de hoy sigue siendo una excelente aventura, imbatible en ambientación, con un estupendo sistema de combate y unos personajes inolvidables.

En el análisis de Yakuza Kiwami nos encontramos con un viejo conocido: es la versión remasterizada del mismo Yakuza que apareció hace 12 años en PS2. En aquel momento, parecía un simple "heredero" de Shenmue, pero con el paso del tiempo, seis entregas numéricas, y varios spin-off como Yakuza Kenzan (en la era samurai) o Yakuza Dead Souls (con zombies), esta serie de SEGA se ha consagrado. Yakuza es una saga de culto, y no hay mejor manera de sumergirse en ella que jugando Yakuza Kiwami: la historia original, con un apartado técnico actualizado.

Así que preparaos para conocer a nuestro aniki -hermano- Kiryu Kazuma, el dragón de la familia Dojima. Puede que no sea más que un matón que pasea por las calles de Kamurocho (versión ficticia de Kabukicho, los bajos fondos de Tokio), pero en sus puños está la solución a una trama mafiosa. Todo comienza con un "flashback", de un incidente que ocurrió en 1995. Entonces Kazuma se vio envuelto en asesinato, que acabó dando con sus huesos en la cárcel.     

Una historia de mafiosos

Diez años después, Kazuma vuelve a las calles para convertirse en una pieza clave en las guerras internas del clan Tojo (al que pertenece su familia). Y aquí es donde se desenvuelve un argumento apasionante, que alterna misiones puramente mafiosas (con el estilo de películas japonesas clásicas como Battles Without Honor and Humanity o The Yakuza Papers) con otras menos serias, pero igual de divertidas. Todas estas misiones tienen un desarrollo similar. 

Yakuza Kiwami 19

Porque, en definitiva, lo que relata el juego es una historia de detectives; una versión jugable del cine negro de Kinji Fukasaku, con personajes histriónicos, ambientes nocturnos bañados por las luces de neón, y situaciones realistas: ir a clubes nocturnos, investigar rastros, mantenerse cerca de los amigos, y más cerca aún de los enemigos. 

El gameplay de Yakuza Kiwami es el de un "sandbox" en que el argumento y las escenas de vídeo tienen un peso enorme. Nos movemos libremente por el barrio, que es una recreación casi fotográfica del distrito real de Shinjuku, hablamos con unos personajes complejos y bien retratados, y solucionamos las secuencias de acción peleando. Por el camino, podemos entrar en restaurantes, tiendas y locales de entretenimiento (como el famoso Sega Center), y embarcarnos en 78 misiones secundarias. 

Y de vez en cuando, el desarrollo cambia con pequeñas zonas de infiltración (como el funeral de un líder de una familia yakuza), enfrentamientos contra jefes finales, minijuegos y coleccionables... un total de más de 20 horas con una personalidad indiscutible. 

El combate

La saga Yakuza se caracteriza por sus combates cuerpo a cuerpo: Kazuma Kiryu no es un gran fan de las armas de fuego, pero es un experto en artes marciales. El sistema de lucha es una herencia de Virtua Fighter, en que ejecutamos combos con dos botones, podemos agarrar a nuestro oponente y utilizar elementos del escenario como arma. Si conseguimos encadenar varios golpes, un aura de energía nos rodea, y entonces podemos causar más daño.

Yakuza Kiwami nos permite cambiar nuestra forma de combatir con la cruceta. Hay tres estilos básicos: brawler, beast y rush, con ataques exclusivos. Y se completan con el estilo del dragón, que nos permite ejecutar golpes finales, extremos (Kiwami significa "extremo"). Podemos mejorar los movimientos básicos con puntos de experiencia, pero nuestra habilidad con el estilo del dragón sólo mejora cuando nos enfrentamos con nuestro "archienemigo" Goro Majima, que se convierte en un personaje recurrente.

Análisis de Yakuza 0

El sistema de combate ha mejorado drásticamente respecto al Yakuza original -es más bien una versión de lo que vimos hace unos meses en Yakuza 0- pero aún así, hay mecánicas que parecen un poco anticuadas. En general el sistema de encuentros aleatorios funciona bastante bien (aunque algunos tramos del barrio estén plagados de bandas callejeras) y el equilibrio entre exploración y acción está muy conseguido. 

Yakuza Kiwami 2

Minijuegos a la japonesa

Ya sabemos que en Yakuza Kiwami nos espera una gran historia, y unos combates furiosos, pero lo mejor del juego es su ambientación. Las calles parecen "vivas", cada local está recreado con mimo, al igual que los personajes que nos cruzamos por la calle. Si habéis estado en Kabukicho alguna vez, seguro que no os cuesta llegar desde la zona de los hoteles al Don Quixote. Y si nunca habéis visitado Japón, esta es una forma de descubrir su esencia. Puede que el mapa no sea comparable al de otras aventuras, como GTA V, pero parece mucho más creíble. 

Además de disfrutar cada paseo, podemos entretenernos con un montón de actividades. Por las calles de Kamurocho nos hemos encontrado con carreras de coches por radiocontrol, juegos de salón (bolera, billar, dardos, hanafuda y shogi) y la posibilidad de coleccionar los peluches que hay en las máquinas UFO Catcher de los salones recreativos. Kiwami incorpora por primera vez un juego de cartas coleccionables en que se enfrentan chicas disfrazadas de insectos (así, como suena) Insect Queen, y mucho más. 

Yakuza Kiwami 14

Kiryu no se pierde ni una, también podemos cantar en un karaoke, asistir a espectáculos, establecer relaciones con diferentes chicas o apuntarnos a un "club de la lucha" en los bajos fondos...  y dos jugadores se pueden enfrenar en partidas de dardos, billar y bolera (accesible desde el menú principal). Lo único que le falta son más recreativas clásicas de SEGA que ya estaban en Shenmue y en otras entregas de la saga. 

Un Yakuza rejuvenecido

El motor sobre el que corre Yakuza Kiwami es el mismo que vimos a principios de año con Yakuza 0, es decir, que el juego alcanza una resolución 1080p a 60 FPS, con unos modelos correctos y unos rostros tremendamente expresivos. Las secuencias de vídeo son ejemplares, no sólo por su acabado, sino por el sentido cinematográfico con que están rodados los planos, desenfoques, pausas... aunque no aprovecha todo el potencial de la consola. 

Yakuza Kiwami

La verdad es que el remake sólo sufre por elementos de diseño que se han quedado anticuados; nos referimos a algunos tiempos de carga cada vez que entramos o salimos de los locales, a la existencia de "paredes invisibles" en zonas del escenario o a determinadas cámaras fijas. No afectan a nuestra experiencia, pero son elementos que ya se han superado en juegos más modernos. 

Y otro elemento a tener en cuenta es la ausencia de traducción. Sin entrar en debates inútiles, se trata de un juego con muchísimo texto, en inglés y voces en japonés, pero es una lástima que no se haya recuperado la traducción del original, que ha sido el único Yakuza que llegó en castellano.

Todavía hoy, sobresaliente

Kiwami es un juego sobresaliente, pero es especial. Tiene un ritmo lento, basado en conversaciones en que no tenemos distintas opciones para contestar, y en combates callejeros. Toda la historia se desarrolla en un escenario limitado (comparado con otros "sandbox") que os resultará muy familiar si habéis visitado Tokio... o un poco raro en caso contrario. Es una historia de detectives a la antigua, con personajes clásicos y algunos momentos excesivos, pero tiene un encanto que pocas aventuras consiguen replicar hoy en día. 

Yakuza Kiwami 8

Su calidad es indiscutible, y el hecho de que nos permita vivir de nuevo el origen de la saga, antes de que llegue Yakuza 6, y sólo unos meses después de la precuela (Yakuza 0) es una oportunidad que no debemos dejar pasar. Sin embargo, no todos los jugadores lo van a disfrutar por igual. Hay que poner "algo" de nuestra parte: la atracción por la cultura japonesa, el cine de Fukasaku o de Takashi Miike, la nostalgia que produce el sonido de las bolas de acero cuando te acercas a un pachinko, las artes marciales, el conflicto generacional que se vive en el país del sol naciente; son muchos detalles que corremos el riesgo de perdernos, y que completan el universo del juego de Sega.  

Valoración

12 años después, Yakuza Kiwami es una aventura con mucha personalidad, una ambientación inmejorable y minijuegos para todos los gustos. Los combates son frenéticos y la historia nos atrapa, pero algunas mecánicas han quedado un poco anticuadas. Técnicamente se conserva a un gran nivel, pero no se ha recuperado la traducción del original.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Historia, minijuegos, y una ambientación perfecta en el Japón contemporáneo.

Lo peor

Las voces en el japonés original se agradecen, pero los subtítulos están en inglés (cuando el original se tradujo). Algunas mecánicas anticuadas.

Lecturas recomendadas