Análisis

Battleship aterriza en Blu-Ray

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: La marina de los Estados Unidos se dispone a ejecutar una serie de ejercicios navales en Hawai cuando unas naves extraterrestres aterrizan en nuestro planeta. Apoyándose en todos los recursos disponibles el joven teniente Hoover tendrá que superarse a sí mismo para conseguir eliminar la amenaza a la que se enfrenta. 2012. DIRIGIDA POR Peter Berg – PROTAGONIZADA POR Taylor Kitsch, Brooklyn Decker, Alexander Skarsgård, Liam Neeson, Tadanobu Asano y Rihanna

Decir que Battleship es una versión libre del juego Hundir la flota es ser, como poco, ingenuo. Lo cierto es que hay un breve homenaje a él con una secuencia en la que literalmente los marines estadounidenses se las ven con una pantalla en la que deben adivinar la posición de la nave enemiga pero, más allá de eso, se trata de una historia épica en la que se lucha por la supervivencia del planeta. Vamos, que el argumento es tremendamente original.

Aderezada por grandilocuentes frases y una dosis exacerbada de amor patrio, Battleship se pasa en el plano de la búsqueda de adeptos por la causa y, por más que Berg se las compusiera para sacar al mar el museo flotante que es hoy el USS Missouri, el realismo está ausente en la cinta. Es imposible generar empatía hacia los personajes, salvo quizás por el capitán Nagata interpretado por el siempre correcto Tadanobu Asano (ZatoichiThor).

Tras una primera parte en la que se presentan los personajes principales, llega la esperada acción, que sería mucho más interesante si no estuviera plagada de estrategias militares supuestamente basadas en la filosofía oriental (manda narices). Taylor Kitsch da vida al teniente Hoover, que se reforma gracias al balsámico efecto que la marina tiene sobre su carácter rebelde. Y Liam Neeson parece no saber dónde se ha metido en ningún momento, pasando de puntillas por los minutos finales del metraje.

La resolución de la trama es predecible y carece mayor interés, ¿para qué pensar cuando puedes disparar?

Lo que el Blu-Ray nos desvela

Muy interesante el material extra, que nos acerca a la forma natural y espontánea en la que Peter Berg (Hancock, La sombra del reino) dirige a su equipo. 

Al "cómo se hizo" se une un esfuerzo por mostrar el inmenso trabajo de los especialistas en particular y de todo el equipo en general, que debe enfrentarse a retos como rodar en el agua o imaginar lo que todavía no está ahí porque será insertado en post-producción.

E impagable la frase de Rihanna "este proyecto me ha obligado a leer libros y ver películas". Desde luego ha debido ser una experiencia totalmente nueva para ella, que consigue mantener la misma cara de estreñimiento a lo largo de toda la película (alguien debió decirle que eso la hacía parecer más dura). Pero, horror, ahora se puede llamar actriz a sí misma: Berg ha creado un monstruo.

Si algo es sobresaliente en esta película son los diseños de las naves y los aliens, que cuentan con un proceso de texturizado muy complejo. Y es que su origen está en la empresa Industrial Ligt & Magic, fundada por George Lucas en el 75, como lo estuvieran los efectos especiales de Transformers, Iron Man, Rango o Harry Potter. La influencia de Transformers es, de hecho, clarísima, lo que le resta cierta originalidad a este proyecto.

También hay un recorrido por la historia del acorazado USS Missouri, en el que se firmó la rendición del Imperio del Japón que puso fin a la Segunda Guerra Mundial.

Por cierto, ¿hay videojuego de esta película? Pues sí, se lanzó cuando el film llegó a los cines. Podéis echar un vistazo al videojuego de Battleship aquí, pero ya os adelantamos que es incluso más flojo que la versión en celuloide.

Valoración

Impresionantes efectos digitales al servicio de un argumento pueril. Los temas de los australianos AC/DC y un sonido espectacular sobresalen en una peli carente de sustancia y originalidad.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

La calidad del agua digital que salpica las naves y su trabajado diseño.

Lo peor

Es un panfleto demasiado obvio que rebosa patriotismo, ¿pretenden reclutar marines?