El bosque
Análisis

El bosque (The Village) - Crítica de la película de Shyamalan

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de El bosque (The Village), la 6ª película de M. Night Shyamalan, protagonizada por Joaquin Phoenix, Bryce Dallas Howard, Sigourney Weaver y William Hurt y estrenada en España el 24 de septiembre de 2004.

La sexta película de Shyamalan es una pequeña joyita en todos los sentidos: cuenta con un reparto inmejorable, una banda sonora preciosa y se vale de las expectativas del espectador para darle la vuelta a lo que piensa que está viendo.

En El bosque (The Village) nos presenta a una comunidad que vive voluntariamente aislada en una pequeña aldea a salvo de "aquellos de los que nunca hablan". El pueblo colinda con un bosque enorme temeroso de unas criaturas extrañas capaces de devorar a los humanos. No obstante, han conseguido crear un código para protegerse.

Entre las normas que acatan está la de evitar el color rojo y no adentrarse bajo ninguna circunstancia en las inmediaciones del bosque sobrepasando los límites de su territorio refugiándose de dichas criaturas cuando la campana de alerta avisa de que están cerca.

El bosque

Lucius Hunt, un joven valiente y curioso, no comparte la misma opinión que sus vecinos y decide ponerle fin a este peligroso enigma con el que viven, pero encuentra una firme oposición en el Consejo que toma las decisiones acerca de las grandes cuestiones que afectan al grupo. Sin embargo, un accidente obliga a que uno de sus integrantes tenga que internarse en el bosque en busca de ayuda. 

Represión, normas e ignorancia a cambio de seguridad

Cuando se estrenó El bosque en 2004 nadie esperaba que Shyamalan desarrollara esta historia, la mayoría se habría conformado con una cinta de terror con un par de sustos y "p'a casa". Por el contrario, la cinta es muy adulta y aborda cuestiones tan complejas como la forma en la que los seres humanos conformamos nuestras comunidades y cómo, a menudo, las consolidamos con la inoculación del miedo hacia el exterior.

Es uno de sus guiones más sólidos y además, muy apegado al momento en el que se lanzó, habida cuenta de la forma en la que los Estados Unidos reaccionaron a los brutales atentados del 11S. De nuevo encontramos la dicotomía entre libertad y seguridad.

El bosque

La premisa inicial es ya de por sí bastante sugerente y el director y guionista juega limpio sincerándose hacia la mitad del metraje, aunque no por ello deja de explotar el miedo en el espectador valiéndose de planos largos y de la creación de ambientes misteriosos en los que siempre dudamos acerca de qué diantres hay en el espacio fuera de campo.

¿Ciego es quien está privado de la visión o quien no quiere ver?

Entre las grandes fortalezas de la película está el estelar reparto de la cinta protagonizada por William Hurt, Sigourney Weaver, Joaquin Phoenix y Adrien Brody... Pero es que menudos fenómenos hay también entre los secundarios: Brendan Gleeson, Judy Greer, Michael Pitt, un casi desconocido Jesse Eisenberg...

El bosque

Sin embargo, si hay alguien que destaca del conjunto, es Bryce Dallas Howard, interpretando el papel de una mujer ciega que es precisamente la única capacitada para ver más allá de sus narices. El papel, que en principio iba a desempeñar Kirsten Dunst, la catapultó a la fama y la llevó a repetir a las órdenes del director en La joven del agua.

El ingrediente añadido a la tensión que de por sí genera la trama y la forma en la que se desarrolla la narración es la fabulosa y onírica banda sonora de James Newton Howard que le llevó a ser nominado al Oscar en el año en el que la estauilla fue a parar a las manos del polaco Jan A. P. Kaczmarek por Descubriendo Nunca Jamás.

El bosque

A pesar de que a Shyamalan le faltaba cierta madurez como director en El bosque nos regala secuencias inolvidables como esa primera ocasión en la que vemos a la gente refugiarse tras el toque de campana que anuncia un ataque de "los otros" o la declaración de amor en la que el protagonista es el espacio que hay entre los rostros de los dos enamorados.

Ni que decir tiene que la paleta cromática es otro de los elementos que explota para generar tensión y a la vez reforzar el mensaje: el color rojo es el prohibido, el de la sangre y la pasión, mientras que el amarillo es el color seguro.

En su sobriedad es emotiva, conmovedora y hasta poética con hermosos pasajes que narran dos historias de amor muy contenidas y fascinantes. El bosque es una cinta cautivadora que, liberada ya con el paso de los años del yugo de tener que desenvolverse como mero blockbuster, resulta tan brillante y actual que no te la puedes perder.

Y si te has picado aquí tienes las críticas de las películas más conocidas de Shyamalan y, por supuesto, ya tienes disponible la de Múltiple, su última cinta que llegará a las carteleras españolas el próximo 20 de enero. ¡Está claro que este guionista y director es una caja de sorpresas!

Valoración

Shyamalan rueda con mimo una película que esconde una parábola sobre el miedo en una sociedad en permanente alerta valiéndose de una ambientación prodigiosa y consiguiendo sorprendernos, de nuevo, con un final inesperado.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

La banda sonora de James Newton Howard, el repartazo y el mensaje que transmite el guión: dice mucho del ser humano y su forma de organizarse.

Lo peor

En su día causó cierta decepción en quienes esperaban un mero blockbuster de terror o que una explicación sobrenatural se adueñara de la trama.

Lecturas recomendadas