Análisis

Crítica apurada de Contrarreloj

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Will Montgomery es un ladrón de guante blanco al que la policía persigue con especial cuidado. Sus golpes son especialmente ingeniosos aunque sus compañeros no son todo lo fieles que deberían. Tras atracar un banco le dejan en la estacada y tiene que cumplir una condena de 8 años de prisión. Cuando salga tendrá que saldar cuentas con el pasado.   2012 – DIRIGIDA POR Simon West – PROTAGONIZADA POR Nicolas Cage, Josh Lucas, Danny Huston, Malin Akerman, Sami Gayle y Mark Valley. Estreno 21 de septiembre 2012.

La sencillez es una de las premisas principales de esta película: doce horas, diez millones de dólares y una hija secuestrada.

El conflicto está claro, quién es el malo y por qué también y a partir de ahí todo es un juego para tratar de restablecer el equilibrio.

Bajo mi punto de vista, no hace falta nada más para rodar una buena película de acción como ésta, en la que el principal acierto es el de no abusar de los primeros planos de Nicolas Cage. Tampoco es ni un santo ni un super-hombre: sufre, se hiere y no es un ejemplo de virtud.

¿Quién es quién?

Will Montgomery es un ladrón, pero también un padre responsable. Cuando prácticamente se ha hecho con el botín de su último atraco, su compañero Vicent (Josh Lucas) comete una imprudencia y huye con el resto de los compinches dejando a Will solo. Cuando la policía lo atrapa, él ya se ha deshecho del dinero. Sin embargo, ocho años después, cuando ya es libre al fin, recibe noticias de Vicent: él sigue pensando que lo ha ocultado y rapta a su hija para exigirle su parte.

La degradación física de Vincent en ese tiempo es bastante espectacular, así como el secuestro de la hija de Will que se las ve y se las desea para tratar de escapar de las garras de un tipo totalmente perturbado.

Virtudes de una peli modesta pero efectiva

Uno puntos fuertes de la película son las persecuciones en coche, protagonistas de escenas particularmente intensas como las que se producen en el interior de un parking cuando Will trata de huir de la policía o aquella en la que circula en sentido contrario.

 

Cage, para variar, chupa menos planos de lo habitual, lo que le da más credibilidad a su personaje y más margen a la película para desarrollarse sin ese lastre. La actriz de procedencia sueco-canadiense Malin Akerman (Rock of Ages) por su parte tiene un papel curioso en el que se juega con su ambigüedad: ¿de qué parte está ella?

Atrapa al ladrón

Y por supuesto, el conflicto principal es la clásica dicotomía "ladrón-policía", cuestión que el guionista David Guggenheim explota con maestría introduciendo notas de humor bastante acertadas.

Danny Huston (Furia de titanes, Robin Hood) y el archiconocido actor de series Mark Valley (Fringe, Escudo humano) están del lado de la ley asegurándose de que Montgomery no reincida una vez más. Aunque quizás no le quede más remedio para poder rescatar a su hija...

Valoración

Simon West (Los mercenarios 2) firma otra solvente película de acción, muy entretenida y con destellos de humor que contribuyen a aligerar una trama un tanto dramática.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Sin duda, la acción, brillantemente filmada.

Lo peor

La deficiente interpretación de Sami Gayle.

Lecturas recomendadas