Análisis

Crítica de El atlas de las nubes

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Seis experiencias vitales que ocurren en distintos momentos históricos recorriendo desde el sglo XIX hasta un futuro postapocalíptico se entretejen en una compleja narración. No obstante y a pesar de la brecha temporal, no son independientes unos de otros: cada decisión afecta a todos los demás puesto que todo está conectado.2012 - DIRIGIDA POR: Tom Tikwer, Andy Wachowski, Lana Wachowski - PROTAGONIZADA POR: Tom Hanks, Halle Berry, Doona Bae, Hugo Weaving, Ben Whishaw, Hugh Grant, Jim Sturgess y Susan Sarandon. Estreno el 22 de febrero.

Los hermanos Wachowski, dos cineastas que han influido de forma decisiva en nuestra concepción actual de la ciencia-ficción, han tomado el camino más largo para confeccionar, junto a Tom Tikwer (Corre Lola, corre, El perfume, historia de un asesino), una epopeya visual de 172 minutos a la que no le sobra ni medio segundo.

Se han atrevido con la adaptación de una obra literaria compleja, farragosa y decididamente muy poco comercial, a pesar del gancho de sus actores principales. Hay que decir que se agradece y mucho que se asuman riesgos en esta industria que a veces parece plagada de clones (abundando en la retórica de Matrix) para ofrecer una película original, complicada y que exige atención desde el primer minuto por parte del espectador. No vayáis al cine pensando que podéis procesar la información mientras coméis palomitas porque no es el caso, pero si permanecéis atentos a la pantalla, la experiencia cinematográfica os resultará muy grata.

Las negativas críticas estadounidenses que en algunas ocasiones han llegado incluso a catalogar la película como una de las peores de 2012, no solo resultan tremendistas y exageradas sino cortas de miras. Es verdad que El atlas de las nubes no es una película perfecta, pero desde luego sí inspiradora, novedosa y como decía anteriomente, arriesgada. Así que, sin contaros demasiado, voy a exponeros los puntos fuertes de esta cinta y de paso a desvelaros algunas de sus claves para ayudaros a digerirla y disfrutarla, porque merece la pena mucho verla en pantalla grande.

Un poco sobre su origen y desarrollo: por qué es mejor no pestañear

Desconcertante en algunos momentos, esencialmente porque no sabes hacia dónde te conducirá cada una de las seis historias que pueblan la película, El atlas de las nubes comienza en el pasado, contando la historia de Adam Ewing. Su relato, en forma de diario, llegará a las manos del músico Robert Frobisher, que compondrá a su vez la pieza que da título a la película tres años antes de que estalle la Segunda Guerra Mundial, y que llegará a oídos de una periodista que se enfrenta a un caso importante en los años 70.

La historia de Timothy Cavendish, un editor contemporáneo a nosotros, viene a servir de bisagra e interludio cómico para rebajar el tono dramático general de los relatos que la preceden en el tiempo y que la siguen: una en un futuro a medio plazo, en el que una deshumanizada sociedad utiliza a sus congéneres casi como si fueran ganado y un futuro a largo plazo en el que la especie humana ha quedado dividida en dos grupos: uno que vive de forma salvaje amparándose en el pensamiento mágico y otro de "prescientes" en busca de un nuevo hogar que disponen de altas tecnologías.

Estos seis relatos que parecen estar conectados únicamente por azarosas coincidencias, son los que David Mitchell desarrolla en su novela publicada en 2004 y tienen un nexo mucho más importante: las decisiones que toman sus protagonistas, su forma de actuar y de sentir condicionan el curso de la historia de una u otra forma, eso a pesar de que siempre haya un personaje oscuro que intente condicionarles en sentido negativo.

Amor, amistad, lucha contra la opresión, traición... la película recoge de una u otra forma todo un compendio de emociones que resume a la perfección quiénes fuimos y quiénes seremos sin dejar de lado en ningún momento la espectacularidad visual y el factor sorpresa. Esta visión holística que respira del conjunto es uno de los mensajes que lanza la película, la cual también ofrece una buena dosis de acción y de espectacularidad gracias a unos cuidados efectos especiales y sobre todo a la caracterización de los personajes.

Pero lo más importante de todo es la trascendencia de las ideas. El atlas de las nubes es un compendio de narraciones, de historias que influyen en otras historias y que se transmiten de muchas maneras: en forma de diario, de música, de recuerdos, de cartas, de películas que ficcionan la realidad, documentos audiovisuales o narraciones orales. Da igual el medio: lo importante es el mensaje y cómo éste puede calar en generaciones venideras y cambiar incluso el curso de la historia.

Ellos, ellas y los juegos de espejos

Habrá más de una persona en la que cale mucho lo anecdótico: ese juego según el cual la mayoría de los intérpretes están en las historias desempeñando cada vez papeles diferentes, pero eso no es lo importante de la película, aunque sí uno de sus atractivos visuales ya que en ocasiones son imposibles de encontrar gracias al inmenso trabajo de maquillaje y peluquería.

Ahí va un compendio de los distintos papeles que realizan los actores principales en los seis relatos ordenados cronológicamente (algunos de los personajes solo los descubres en las imágenes de los títulos de crédito finales):

 

  • Tom Hanks: Dr. Henry Goose / Manager del hotel / Issac Sachs / Dermot Hoggins / Actor / Zachry
  • Halle Berry: Mujer nativa / Jocasta Ayrs / Luisa Rey / Invitada a la fiesta hindú / Ovid / Meronym
  • Jim Broadbent: Capitán Molyneux / Vyvyan Ayrs / Timothy Cavendish / Músico coreano
  • Hugo Weaving: Haskell Moore / Tadeusz Kesselring / Bill Smoke / Enfermera Noakes / Boardman Mephi / Viejo Georgie
  • Jim Sturgess: Adam Ewing / Huésped del hotel / Padre de Megan / Highlander / Hae-Joo Chang / cuñado de Adam / Zachry
  • Doona Bae: Tilda / Madre de Megan / Mujer mexicana / Sonmi-451 / Sonmi-351 / prostituta)
  • Ben Whishaw: Grumete / Robert Frobisher / Dependiente / Georgette / Miembro de la tribu)
  • James D’Arcy: Joven Rufus Sixsmith / Viejo Rufus Sixsmith / Enfermero James / Archivista)
  • Susan Sarandon: Madame Horrox / Ursula Mayor / Yusouf Suleiman / Abadesa)
  • Hugh Grant: Reverendo Giles Horrox / Pesado del hotel / Lloyd Hooks / Denholme Cavendih / Seer Rhee / Jefe Kona

 

 

A destacar sobre todo las interpretaciones de Tom Hanks, Halle Berry, James D'Arcy (magistral también en Hitchcock interpretando el papel de Norman Bates) y Ben Whishaw (que os sonará mucho gracias a su reciente incorporación al equipo de 007 en Skyfall), así como la forma en la que se captura los ambientes de cada época gracias a los decorados, el atrezzo y por supuesto el vestuario y la caracterización. El diseño de producción es alucinante.

 

En resumen, una película altamente disfrutable, recomendable para visionar varias veces incluso y que hará las delicias de los aficionados a las películas que suponen un reto. Atentos a las referencias a sobrevivir a la represión y a las alusiones a Aleksandr Solzhenitsyn, autor de "Archipiélago Gulag". Y también a las reverberaciones del tiempo: ¿es el futuro una pesadilla y el pasado un dejà vu? ¿Es posible que cuando alguien plasme una melodía o escriba una carta esté brindándole al futuro un legado?

Valoración

El esfuerzo titánico de adaptar la compleja novela de David Mitchell "Cloud Atlas", se ve recompensado en un trabajo de lo más interesante por su originalidad proporcionando una fabulosa experiencia cinematográfica.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Un potente y atrevido guión unido a un gran trabajo de caracterización.

Lo peor

Exige una gran atención por parte del espectador, que se quedará con ganas de verla por segunda vez.