Análisis

Crítica de Dragon Ball: El regreso de Goku y sus amigos

Por Luis López Zamorano
-

ARGUMENTO: Han pasado dos años desde que nuestros amigos derrotasen a Majin Buu. Como el mundo vuelve a creer que Mr Satán es el gran héroe que les salvó a todos ha construido un gran hotel. Para celebrar su inauguración, Mr Satán organiza una fiesta homenaje a todos los luchadores que participaron en la derrota del malvado monstruo. Pero cuando Goku, Vegeta, Krilin y compañía se presentan en el recinto, dos naves aterrizan en La Tierra. Son Tarble, el hermano menor de Vegeta, y su mujer. Abo y Kado, miembros de las fuerzas especiales de Freezer les persiguen para acabar con ellos y buscan ayuda. 2008 – DIRIGIDA POR Yoshihiro Ueda - GUIÓN Takao Koyama

Al igual que ocurría con Dragon Ball: El combate definitivo, a la hora de hablar de esta película hay que tener en cuenta una cosa. Se supone que Dragon Ball: El regreso de Goku y sus amigos es una continuación casi inmediata de la saga de Buu de Dragon Ball Z, pero lo único que tiene en relación con Dragon Ball Z son sus personajes. Me explicaré, cuando os pongáis a ver esta cinta no esperéis encontraros esos espectaculares combates de la serie Z, ni esos villanos cada vez más fuertes capaces de destruir planetas enteros de un único golpe. El regreso de Goku y sus amigos es un homenaje a toda una serie, y por ello han buscado traer la magia y la diversión de los primeros años de Dragon Ball al Universo Z.

Si nos ponemos en antecedentes, Dragon Ball: El regreso de Goku y sus amigos fue creada para el aniversario de la revista Weekly Shonen Jump en Japón, y era una ocasión de lujo para recordar todo lo que Dragon Ball había sido, o al menos para intentarlo. El resultado final fue un película, a la que no sé si llamar película o episodio adicional porque dura sólo 33 minutos, en la que se reunían los personajes más icónicos de toda la serie y se recuperaba el espíritu humorístico de antaño. Supongo que sus creadores querían jugar con el sentimiento nostálgico del público para conquistarlo. Dicho esto, avisaré que voy a ser bastante duro con la película porque me parece un aspecto indignante.

¡Ojo! Que no digo que fuera una mala idea, me considero más fan de Dragon Ball que de Dragon Ball Z. Pero si veo una película que continúa con los acontecimientos de la segunda etapa de la serie, espero encontrarme las claves que la hicieron grande, de ahí la mala nota que recibe El regreso de Goku y sus amigos por mi parte. Se olvidan completamente de presentar nuevos personajes que supongan una amenaza real a nuestros héroes y además son vencidos de la forma más humillante posible, hablemos de ese (irritante) aspecto.

Cuando la trama por fin despega (digamos que hacia la mitad de la cinta), y vemos llegar en las naves a Tarble y su esposa Gure (personaje completamente intrascendente) piensas “¡Oh sí, se va a liar pardísima!”. Pero nada más lejos de la realidad, desde el momento en el que Tarble encuentra a su hermano Vegeta, descubres que es posiblemente el guerrero del espacio más débil de la historia. Según explica el propio Vegeta, Tarble fue expulsado de su planeta por no tener dotes de combate. Pero eso es lo de menos, pasa que Tarble no esté a la altura de Vegeta, lo que puede enervar es que esté huyendo de Abo y Kado.

¿Por qué? Porque posiblemente también sean los miembros de Las Fuerzas Especiales de Freezer con menos poder que uno se pueda encontrar. No hay más que ver la reacción de Goku y compañía a su llegada, risas y burlas hacia los malvados soldados. Comienza entonces la que posiblemente sea la mejor parte del film, todos los héroes se pelean por ver quién se enfrentará a ellos. Llevan dos años sin luchar y todos creen que es una gran oportunidad para entrenar, ¡hasta Krilin y Mutenroshi se animan! Es inevitable reírse con esta escena, organizan un concurso en el huerto de Goku donde el que saque el rábano más largo tendrá el honor de derrotar a la pareja de guerreros.

Trunks resulta vencedor de la prueba pero Goku consigue que Goten también luche, después de otro gracioso pique con Vegeta. Entonces piensas “Bien, comienza la acción”. Y así es, pero no es una acción al uso de Dragon Ball Z, la lucha resulta sosa y sin sentido. Truks y Goten caen en las trampas más obvias del mundo, cosa que en otras ocasiones durante la serie no les pasaba. Finalmente llega el momento de las fusiones, tanto por parte de los villanos como por la de los pequeños campeones, y tal vez sea esta la parte en la que más se tira del factor nostalgia. Gotenks empieza a encadenar todos los ataques clásicos de la saga que no quiero mencionar porque son dignos de ver.

Pero no todo es malo. Como ya digo, lo mejor de El regreso de Goku y sus amigos es su valor nostálgico. Tenemos un principio de película en el que vemos personajes que parecían olvidados como Ulong, Puar o Lunch. Pero su presencia es más bien anecdótica. También nos encontramos con grandes momentos clásicos como el “puf-puf” de Mutenroshi al ver a Chi-chi en este caso. Y por supuesto la gran batalla cómica entre Goku y Vegeta por ver quién es el mejor en absolutamente todo, incluso en comer. De El regreso de Goku y sus amigos destacaría una cosa más, el renovado opening donde Gohan cede el protagonismo a Trunks y Goten, y el ending donde se repasa la vida de Goku y su familia.

En conclusión Dragon Ball: El regreso de Goku y sus amigos no es mala película, pero sí merece una mala nota. Es demasiado corta, y eso se acusa en lo atropellado de los acontecimientos finales (porque bien que se alargan en la presentación de la trama). Los nuevos personajes no aportan absolutamente nada a la historia de Dragon Ball y resultan completamente absurdos al ser ridiculizados en todo momento. Pero sobre todas las cosas, no es una película de Dragon Ball Z. Sí, se vale de sus acontecimientos para introducirnos en la historia, pero no se ve el espíritu de la serie por ningún lado. Si esto mismo lo hubieran hecho inspirándose en el universo de Dragon Ball en lugar de en el Z, otro gallo cantaría, pero claro entonces no estaría la rivalidad GokuVegeta de la que tanto uso hacen. Puedes reírte, y mucho, pero no es lo que se supone que debería ofrecer esta cinta, por tanto el suspenso es obligatoria. La nostalgia hace el resto.


Recordad que podéis ver las críticas del resto de películas de Goku en nuestro especial Dragon Ball.

Valoración

Parecía que la inclusión del hermano de Vegeta podría dar mucho juego. Pero finalmente se queda en una cinta corta cuyo mayor interés es ver cuál será la siguiente “payasada” de Goku y Vegeta.

Hobby

40

Malo

Lo mejor

El opening revisado con Goten y Trunks como protagonistas. La rivalidad cómica entre Goku y Vegeta.

Lo peor

Su corta duración, más próxima a un episodio que a una película. Los nuevos personajes no aportan.

Lecturas recomendadas