Análisis

Crítica de ¡Menudo fenómeno!

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En ¡Menudo fenómeno! un antiguo donante de esperma descubre que es padre biológico de nada menos que de 533 hijos, pues en la clínica de fertilidad donde donó su esperma cometieron un error.2013 - DIRIGIDA POR: Ken Scott - PROTAGONIZADA POR: Vince Vaughn, Cobie Smulders, Chris Pratt, Britt Robertson y Jack Reynor. En cines a partir del 29 de noviembre.

Entre los chistes de "el colmo de los colmos" debería incluirse el de hacer un remake de tu propia película dos años después de presentar la primera, contando con un reparto mucho más conocido y conseguir un acabado final inferior. En fin, gajes del oficio, es lo que le sucede a Ken Scott con su remake de Starbuck de 2011.

El punto de partida es un error humano: el que hace que David Wozniak (Vince Vaughn), un donante VIP de esperma que rubrica su acuerdo con la clínica de fertilidad bajo el pseudónimo de Starbuck, se convierta en el padre biológico de nada menos que 533 criaturas... Tampoco es que la noticia le pille en el mejor momento de su vida si tenemos en cuenta que su novia (Cobie Smulders) le ha dejado por ser un inmaduro estando embarazada. Él quiere demostrarle que está a la altura y que quiere y puede ser un buen padre, aunque eso sí, no espera tener una auténtica familia numerosa esperándole ahí fuera.

La cosa se complicará cuando reciba noticias de los más de cien muchachos que quieren conocer a su padre. ¿Por quién va a dejarse asesorar para no tener que dar la cara? ¿O realmente sí desea conocer a sus vástagos? ¿Dará a conocer su identidad real? Mientras se lo piensa, su única opción es su mejor amigo: Brett (Chris Pratt), que a la postre se convertirá también en su abogado. 

Su experiencia como padre desencantado y machacado por la vida es quizás uno de los pilares más fuertes en los que se apoya esta comedia, ya que es sin duda una de las voces más realistas que suenan a lo largo del metraje, en general carente de chispa en sus diálogos.

Para sorpresa del espectador que vaya buscando un humor gamberro, ¡Menudo fenómeno! se discurre en gran parte de su trama por el terreno del drama y de la reflexión acerca de la paternidad, ¿cuándo empieza uno a ser padre realmente? ¿Cuando conoce la noticia de que lo va a ser, cuando ejerce como tal preocupándose por su descendencia o simplemente cuando decide que ya es el momento?

Hay muchos títulos que abordan el vínculo materno-filial pero pocas que se atrevan a recrear el universo masculino de cara a su relación con los hijos. En ese sentido, la película tiene más enjundia de lo que permite adivinar el cartel que, en gran parte debido a la presencia de Vince Vaughn, hace presagiar más carcajadas y menos giros emocionales.

El tramo final sin embargo es mantequilla pura: hará que la cinta te resbale. Demasiado buenismo y exceso de edulcorante rematado por un final "made in Hollywood" que roza la náusea... Lástima que no se decida a seguir arriesgando hasta su desenlace. Se equivocaría de público pero al menos dejaría más impronta en la memoria.

Ojo a los secundarios que incluyen a la joven actriz Britt Robertson (La cúpula) y a Jack Reynor (a quien veremos en Transformers: la era de la extinción). Estos dos van a dar de qué hablar.

Valoración

Mala elección de casting: Vaughn hace que esperemos una comedia hilarante cuando nos encontramos con una reflexión bastante más dura de lo esperado acerca de la responsabilidad de la paternidad. Se equivoca de target.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

La brutalmente realista amargura de Chris Pratt, padre y casi-abogado y su gran metedura de pata.

Lo peor

La película es demasiado blandita y emocional; se pasa de rosca en algunos momentos.

Lecturas recomendadas