Análisis

Crítica de Los pingüinos de Madagascar

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Los pingüinos de Madagascar (Penguins of Madagascar) - DIRIGIDA POR: Simon J. Smith - Con las voces de: John Malkovich, Benedict Cumberbath, Peter Stormare, Ken Jeong y Annet Mahendru. En cines a partir del 28 de noviembre.ARGUMENTO: Capitán, Kowalski, Rico y Soldado son la élite de la élite y unen sus fuerzas a una elegante organización encubierta llamada Viento Norte, liderada por el siempre preparado Agente Clasificado. Juntos se enfrentan a un temible villano que pretende apoderarse del mundo.

Nos presentaron al grupo de élite pingüina en 2005 en Madagascar y hemos tenido que padecer tres entregas de antes de ver a Capitán, Kowalski, Rico y Soldado en pantalla grande, tras ser largamente explotados en su serie de televisión actualmente en emisión en el canal Nickelodeon (tres temporadas de entre 30 y 40 episodios ni más ni menos).

El cuarteto principal no solo no ha perdido un ápice de frescura en este tiempo, sino que explota con acierto el comienzo de su relación e incluso nos permite conocer el origen de su saludo de aletas característico.


Los pingüinos de Madagascar sin embargo no consiguen deshacerse de la franquicia de la que se derivan ni siquiera cuando se configuran como los grandes protagonistas del show... Y eso que poca falta les hace. Además también les toca compartir secuencias con otra organización animal encubierta: Viento Norte, con la que surge una competencia feroz.

La película se desenvuelve como un episodio de la serie televisiva alargado y salpicado del humor tan peculiar de estos pingüinos, pero no consigue mantener las dosis ingentes de diversión del sobresaliente comienzo, algo que, en parte, se deberá a la dificultad para seguir siendo ingeniosos tras tantos años en antena.

Sorprendentemente esto es un problema de guión por no conseguir situar a los personajes en dificultades que se perciban reales, porque como decimos su frescura a pesar del tiempo está intacta, todo un logro.

De hecho las secuencias del comienzo en el Polo Norte y en Fort Knox son las que rezuman mayor capacidad para enganchar al espectador y hacerle desternillarse de la risa con las ocurrencias de este grupo incorregible.

El ritmo, por otra parte, es muy acelerado y encuentra su expresión máxima de velocidad endiablada en la persecución por Venecia... ¡Qué clásico de las películas de espías, las persecuciones! Pero no esperéis una al uso... De hecho, técnicamente es la más compleja de la cinta y su punto álgido.

Pero con mucho, el talón de Aquiles de Los pingüinos de Madagascar es el villano Octavius, un pulpo resabiado que está dispuesto a acabar con la "cuquería inconmensurable" que hace de los pingüinos una atracción mundial en cada uno de los zoos en los que se exhiben.

Tanto su plan como sus armas recuerdan demasiado a las de Gru: mi villano favorito 2, una película con un ritmo de gags trepidante que Los pingüinos no consiguen mantener. Por no hablar de lo ultratrillado que está el pulpo como personaje maléfico... ¿qué tendrán los pobres?

Esto por otra parte no es nada que vayan a percibir ni acusar los más pequeños de la casa, que disfrutarán a tope de la película, más encaminada al público infantil que al adulto. Bendita sea la diversión por la diversión, sin moralinas ni mensajes profundos porque Los pingüinos de Madagascar han dado un paso de gigante que, una vez que les lleve a alcanzar la mayoría de edad desvinculándose de "padrinos" y desenvolviéndose por ellos mismos a buen seguro que nos permitirá reír más.

Nuestro cuarteto protagonista debuta con nota en el cine y nos deja con ganas de más. Hemos conocido la evolución de Soldado desde su nacimiento así que ya estamos esperando nuevas aventuras...

¿Para cuándo Los pingüinos de Madagascar 2? Deseamos que muy pronto porque resulta hasta necesario zambullirse cada tanto en la animación desenfadada y colorista de estos personajes de Dreamworks que nos permiten disfrutar sin mayores pretensiones. Y si queréis saber más del videojuego que ha lanzado Nintendo aquí tenéis su tráiler, ¡será por formas de disfrutar de estos locos pingüinos!

Valoración

Una aventura de lo más divertida que nos regala los mejores momentos de los pingüinos en los primeros impases de la cinta. Con todo muy recomendable para disfrutar en familia por el placer de las risas.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Los puntazos de Capitán, Kowalski, Rico y Soldado al comienzo de la película.

Lo peor

El villano no tiene feeling.

Lecturas recomendadas