Análisis

Fat Princess y un puñado de Pastel

Por Óscar Díaz
-

Érase una vez un título rebosante de batallas, personajes de lo más variado y humor que aprovechaba a tope el multijugador de PSP, pero que venía del reino de PlayStation 3. Además, nuestro juego era uno de los éxitos online de la consola mayor de Sony, que tenía muchas posibilidades de ir a la portátil con todo lujo de detalles. Y así fue, llegó, encontró a la princesa de su color y comieron perdices, pasteles, tartas, bizcochos, las guindas y hasta las migas. Aunque, como en todos los cuentos, las cosas se pueden enrevesar de lo lindo y ponernos realmente difícil la misión. ¿Estás a dieta?

Mejor que en PS3

El concepto de Fat Princess Fistful Cake está tomado directamente de las infinitas partidas multijugador que se han disputado en PlayStation 3. El título puede resultar conocido, ya que se trata de uno de los éxitos que están disponibles en PSN. Sin embargo, el paso a la consola portátil no podía limitarse a la experiencia online y se ha añadido un modo historia que añade valor al título. Pero, a pesar del esfuerzo por parte de los desarrolladores, este añadido queda eclipsado por las posibilidades multijugador, que incluyen un repertorio de opciones con las que resulta difícil aburrirse. Eso sí, mientras que en PS3 era posible organizar partidas con 32 jugadores, en la versión para PSP sólo pueden participar un máximo de ocho.

La situación en que nos sitúa Fat Princess Fistful Cake se nutre de una disputa entre fuerzas rivales. Los azules secuestran a la princesa de color rojo y el otro grupo hace lo propio con la representante enemiga. A partir de ahí, todo es cuestión de ir al terreno contrario y hacerse con el objetivo. Eso sí, con la dificultad añadida de que cada equipo ha hecho todo lo posible para que la dulce y delicada damisela engorde y dificulte así sus movimientos.

Los soldados que manejamos se limitan a cinco clases, con posibilidad de mejorar las unidades mientras recolectamos recursos. También es posible lanzarse directamente al combate, rodeando al enemigo. De todas maneras, lo principal es derrotar al contrario, capturando sus bases, raptando a su princesa… según sea la misión o el modo de juego. En total hay ocho modalidades con objetivos diferentes, opciones como Campaña, partidas rápidas o supervivencia se mezclan en las modalidades de conexión para PSP (Ad hoc e Infraestructura).

Técnicamente, el paso desde la versión para PlayStation 3 ha quedado muy bien. Salvando las distancias de la resolución o las texturas, destacan las animaciones casi idénticas y el desarrollo del juego. Con un número más pequeño de unidades, los escenarios apenas presentan problemas frente a los combates multitudinarios de la versión original. Lo cierto es que casi todo está presente y apenas se echan detalles en falta, que en la pequeña pantalla de PSP quedan realmente bien.

Valoración

Un original concepto que combina acción y estrategia, divierte una barbaridad, y demuestra que PSP es una estupenda máquina multijugador.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Novedades respecto a la versión de PS3 y partidas multijugador muy divertidas.

Lo peor

Falla la inteligencia artificial enemiga y algún nivel del modo para un jugador.

Lecturas recomendadas