Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida - Review del crossover
Análisis

Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida - Review del crossover

Por Jesús Delgado
-

Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida es el crossover que enfrenta a los dos grupos más populares de DC Comics en la actualidad. ¡Batman y Superman contra Harley Quinn y Deadshot!

La Liga de la Justicia se enfrenta al Escuadrón Suicida. Esto no es novedad realmente. Los dos grupos se llevan enfrentando entre sí desde el cómic Legends, en el que el grupo de malosos al servicio del Tío Sam debutaron allá por 1987 de manos John Ostrander y Len Wein. Lo que sí, en cambio, es una novedad es que los dos grupos se enfrenten dentro de la nueva continuidad surgida a raíz del evento Universo DC Renacimiento, que rebooteó la realidad del Universo de DC, aunando  lo mejor de la continuidad del DC Clásico y de la etapa de The New 52

De hecho, este crossover titulado Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida es un evento que llevábamos esperando casi desde que DC Comics anunció renacimiento. Y es que el choque entre la Liga de la Justicia y el rejuvenecido grupo de Amanda Waller (que vive sus mejores horas gracias a la película de Escuadrón Suicida). Su premisa parece culminar el plan editorial de la empresa, relajando un poco el tono y volviendo a una idea más luminosa del Universo DC, o al menos con mayor contraste de colores, tonos y atmósferas.

Si queréis saber qué es el evento que ha cambiado todo, Universo DC Renacimiento, esta es su review

La cosa regresa un poco a sus orígenes y manteniendo la continuidad del Nuevo Universo DC, en el que la Liga y el Escuadrón no se habían enfrentado. Batman alerta a sus compañeros de la existencia del equipo de Waller y estos deciden tomar cartas en el asunto, dando pie a un enfrentamiento que es solo la antesala de una lucha más grande contra un enemigo más peligroso, que les obligará a dejar sus diferencias de lado (¿o quizá no?). 

Tortas, mallas, superpoderes y colorines

Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida es una de esas cosas tremendamente satisfactorias de leer. La mejor analogía que os podemos hacer es la que el autor de estas líneas le hizo a su compañero Jose Luis Ortega ayer mismo. Esto es, "como un Menú Doble Whopper, que no repite al estómago y que encima trae Sandy de regalo". Vamos, que tenemos una mezcla de carbohidratos, azucares comiqueros y cosas de las que cualquier "entendido" en dietética comiquera aberraría y que, sin embargo, al lector ponen a cien.

Batman, Harley Quinn, Superman, Lobo, Deadshot, Wonder Woman... personajes que están de moda gracias a las películas de DC, con versiones ligeramente aproximadas a las del cine, pero con el toque optimista y renovado de la actual DC Comics ¿Quién podría negarse a leerlo? Supone un gancho irresistible para los comiqueros que llevan toda la vida en esto y que tienen ganas de volver a ver a estos dos grupos enzarzarse en una lucha.

Pero es que, además, a los que lleguen de nuevas a esto, encontrarán un material que no les resultará demasiado alienígena respecto a lo que ha visto en los cines o en la televisión. Y es que, Killer Frost, personaje que ha ganado cierta popularidad gracias la serie The Flash también está presente en una versión mucho más benevolente respecto a sus encarnaciones clásicas. Y eso sin contar con la reintroducción de villanos y antihéroes clásicos que estaban un poco perdidos en la nueva continuidad. 

Llegados a este punto, no obstante, os hemos de avisar de que vamos a hablar de temas que podrían suponer SPOILERS. Así que a partir de aquí, no sigáis leyendo si no queréis llevaros sorpresas desagradables y destripadoras. 

Un regreso al DC de siempre

Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida  básicamente es un canto de amor a la gente que le gustaba cómo se hacía las cosas antiguamente en DC, con los grandes grupos chocando entre sí y el trasfondo de numerosos personajes secundarios. En este aspecto, el guionista de la obra, Joshua Williamson, trata de recuperar mucho del viejo DC. Desde un **brón con pintas como Maxwell Lord, hasta elementos de la mitología del Escuadrón Suicida como es el asesina Rustam, amén de un supervillano clásico de DC, tan tocho como es Eclipso.

Y todo lo amalgama con los roster actuales creando un puente intergeneracional, destinado a homenajear la forma clásica de entender los grandes crossovers entre grupos. Incluyendo la fórmula de "todo cambia y todo se retuerce, para que todo vuelva luego a la normalidad". Claro que esta fórmula se desarrolla en base a una premisa muy interesante. ¿Qué pasa si enfrentamos al Escuadrón Suicida, cuyos miembros apenas son humanos algo más vitaminados de lo normal, contra la Liga de la Justicia, los héroes más poderosos del planeta? ¡Más aún! ¿Cuál sería el resultado si el Escuadrón y sus miembros fueran los únicos capaces de detener a la Liga si esta se corrompiera? 

Sin embargo, más allá de esto, no esperéis trascendencia alguna con Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida, ni que cambie en modo alguno la forma de leer cómics de DC. Estamos ante un crossover "palomitero" que leemos por regodeo y distracción, no para dárnoslas de culturetas y entendidos (aunque algunos elementos haya, ojo).  

Eso sí, tengamos en cuenta que esta historia será la antesala y presentación de un nuevo grupo que en un futuro liderará Batman, compuesto por personajes poco recomendables, que promete algunas cuantas risas y momentos muy atractivos si se sabe orientar bien. Además, también de conducto para la reinserción de una serie de personajes en los cómics, que debido a los planes editoriales con la anterior etapa, resultaba complejo articularlos dentro de la continuidad. 

Por otro lado, DC Comics ha cuidado bastante Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida en el plano gráfico. Y es que se ha asegurado de trabajar con un buen equipo de ilustradores para hacer vistoso este crossover. Seis dibujantes distintos se encargan de cada uno de los capítulos de la obra, dotando a la historia de un aspecto visual muy encomiable y aparente, dentro de la línea "comercial" de la editorial. Por lo que nos toca, diremos que el tercer capítulo, dibujado por el maestro Jesús Merino, es una gozada en lo que respecto a ilustración.

Pero no os perdáis tampoco el episodio de apertura de Jason Fabok o el realizado por Robson Rocha. En conjunto, el trabajo sumado de todos los artistas nos ofrece una apartado visual muy interesante. Además de cohesionado y coherente entre sí, ya que salvo algunos fallos de racord, no encontramos una ruptura estética abrupta de un capítulo a otro. 

En conjunto, Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida es una obra para sentarse a disfrutar y a pasárselo bien. No darles mucha vueltas a la cabeza y volver a lo básico de los cómics del género: peleas, súperpoderes, épica y muchos, muchos superhéroes.

Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida - Review del crossover

Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida se encuentra ya disponible al completo en tiendas especializadas de cómic, en la página de Ecc ediciones y en grandes superficies. La mini-serie en su edición española se compone de 3 números, cada uno al precio de 4,75 euros. 

Valoración

Trepidante crossover con sabor clásico en el que se dan cinta los roster más conocidos del Escuadrón Suicida y la Liga de la Justicia. Equivalente comiquero a una palomitera película de superhéroes.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Ver a la JL y al Escuadrón enfrentarse y/o colaborar contra un enemigo común. El equipo de ilustradores. Bajas pretensiones para un relato divertido.

Lo peor

No esperéis mucha trascendencia o nada nuevo. El rescate de algunos elementos clásicos despistará a lectores novatos. Más ruido que consecuencias.

Lecturas recomendadas