Little Nightmares análisis
Análisis

Little Nightmares - Análisis del juego de terror, plataformas y puzles

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Little Nightmares es el primer proyecto original de Tarsier Studios, conocidos principalmente por desarrollar Tearaway Unfolded y la versión para PS Vita de Little Big Planet. Se trata de un pequeño juego de plataformas y puzles con toques de terror, muy en la línea de los magistrales Limbo e Inside, ambos obras de Playdead. De hecho, si habéis jugado a cualquiera de estos dos títulos vais a notar las similitudes desde el minuto uno... Para lo bueno y para lo malo.

Little Nightmares nos pone en el chubasquero de una persona en miniatura apodada Six que debe escapar de Las Fauces, una suerte de prisión en mitad del mar. Y ahí se encuentran dos de las claves de la aventura: perspectiva y físicas. Lo que para nosotros es una simple mesa, una puerta o una caja, para Six es un obstáculo a superar debido a su tamaño. La gran mayoría de puzles juegan con este hecho, obligándonos, por ejemplo, a colarnos por agujeros o a descubrir cómo alcanzar el pomo de una puerta.

Es sorprendente lo bien que está representado este aspecto, logrando que nos sintamos diminutos y en constante desventaja, y obligándonos a utilizar el ingenio para superar situaciones que en cualquier otro videojuego (o en la vida real) no supondrían ningún problema. Hay que decir, eso sí, que no hay puzles ni situaciones especialmente complicadas, y algunos se apoyan demasiado en el ensayo y error. De hecho, si habéis jugado a Limbo o a Inside, vais a ver venir la solución de muchos de los rompecabezas a la legua.

El tema de las físicas, además de ser clave, es uno de los aspectos que diferencia a Little Nightmares de los juegos de Playdead. En los escenarios encontramos decenas de objetos con los que es posible interactuar, empujándolos, recogiéndolos, lanzándolos, etc. Y no, no todos tienen un uso concreto. Algunos son simple decorado, pero el saber que están ahí y que podemos "tocarlos" aumenta una barbaridad la inmersión (que como vamos a ver más adelante, también es muy importante). 

Little Nightmares análisis PS4 Xbox One PC

El sistema de físicas también juega con que la aventura se desarrolle en una instalación en mitad del océano, y es que todas las habitaciones son víctima del bamboleo característico de las olas, lo que provoca que los objetos se desplacen de un lado a otro de las salas acompañando el movimiento. Pero la clave está en que Little Nightmares tiene profundidad; aunque a primera vista parece un juego 2.5D, donde sólo es posible moverse a izquierda y derecha, Six puede desplazarse por todo el plano tridimensional, es decir, que también podemos avanzar hasta lo que serían las partes frontal y trasera de los escenarios.

Todos estos elementos se funden para dar lugar a una experiencia muy especial, pero lo que más destaca del conjunto y le da personalidad es el apartado visual. La estética es un calco de las cintas de animación del estudio  Laika, Henry Selick y Tim Burton; basta un vistazo al aspecto de Coraline para darse cuenta de dónde ha buscado inspiración Tarsier Studios a la hora de diseñar Little Nightmares, con escenarios tétricos y retorcidos que dan lugar a una ambientación opresiva y, en muchos momentos, terrorífica.

Little Nightmares análisis PS4 Xbox One PC

Hay sustos, pero la atmósfera creada por los fantásticos diseños y la sensación de pequeñez está tan conseguida, que no los necesita para dar miedo. El problema en este apartado es que tanto las animaciones como la inteligencia artificial de algunas de las "amenazas" a las que nos enfrentamos presentan ciertos problemas, lo que puede romper el hechizo y sacarnos durante unos segundos de la experiencia. Por suerte, sólo se da en un par de ocasiones.

También hay que destacar el trabajo de sonido; si bien la banda sonora suele ser de carácter lúgubre y misteriosa (acompañando perfectamente la acción), hay un par de temas "principales" la mar de pegadizos. Y la forma en que se escucha uno de ellos es todo un puntazo.

Little Nightmares análisis PS4 Xbox One PC

A pesar de no ser demasiado rejugable (más allá de un par de coleccionables y unos logros/trofeos bastante curiosos), querréis experimentar la aventura una segunda vez debido a lo mucho que se disfruta y a su duración, que se encuentra entre las cuatro y las cinco horas. Más que aceptable si tenemos en cuenta el tipo de producto que es y el precio al que se pone a la venta (24,95 en su edición física).

Como juego en sí, Little Nightmares es muy especial y bastante distinto a todo lo que se encuentra actualmente en las estanterías de las tiendas. El problema viene cuando se lo compara con sus fuentes de inspiración, Limbo e Inside. Es inevitable sentir que el título de Tarsier Games se ha quedado un peldaño por debajo, especialmente en el diseño de los puzles y en el enfoque narrativo, cuyo mensaje no consigue calar tan hondo ni impresionar al mismo nivel. Aunque en su favor hay que decir que no existe ningún videojuego que aproveche las capacidades narrativas únicas del medio como lo hace Inside.

Little Nightmares análisis PS4 Xbox One PC

¿Merece la pena, entonces? Desde luego. Si os gustaron los juegos de Playdead, Little Nightmares os va a encantar. Sin llegar a volaros la cabeza, pero os va a encantar. Y si os gustan las obras distintas y especiales, no dudéis en darle una oportunidad.

Valoración

Una aventura distinta y muy especial, con una estética que enamora y una capacidad sorprendente para hacernos sentir pequeños. No consigue ser tan trascendental como pretende, pero mentiríamos si dijésemos que no lo hemos disfrutado de principio a fin.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Visualmente es maravilloso. La atmósfera lograda al fusionar sus elementos. Se lanza a un precio muy competente. Se parece bastante a Limbo/Inside.

Lo peor

En ocasiones, se apoya demasiado en el ensayo y error. Algunos fallitos de IA y animaciones. Se parece bastante a Limbo/Inside.

Lecturas recomendadas