man vs snake the long and twisted tale of nibbler
Análisis

Man vs Snake: The long and twisted tale of Nibbler - Crítica

Por Jesús Delgado
-

Man vs Snake: The long and twisted tale of Nibbler es un documental sobre Tim McVey, primer jugador en lograr mil millones de puntos en el marcador de un videojuego. Más concretamente en un juego llamado Nibbler, que es la base posterior al "juego de la serpiente".

Man vs Snake: The long and twisted tale of Nibbler es posiblemente un documental que muchos de vosotros no querréis perderos. Sobre todo los que sois veteranos en esto de los videojuegos y aún recordáis lo importantes que fueron las máquinas recreativas, los arcades, para dos generaciones de jugones. Además, ya se encuentra dentro de los contenidos que podéis encontrar en Netflix dedicado a los videojuegos, por lo que no tenéis excusa para no verlo. 

Man vs Snake: The long and twisted tale of Nibbler es una obra  dirigida por Tim Kinzy y Andrew Seklir (Battlestar Galácticta, Turn, Westworld), con el que se narra la historia de Tim McVey, la primera persona en superar el score máximo de la recreativa Nibbler, el cual estaba limitado a nueve dígitos. Esto es, 999.999.999. Durante dos días en 1983, Tim jugó al videojuego, superando esta marca récord hasta el momento. Esto le valió a Tim el reconocimiento de su comunidad en Iowa, así como a nivel nacional e internacional. A pesar, eso sí, de que un tiempo después el italiano Enrico Zanetti superase la marca.

Durante hora y media de película, los directores y realizadores siguen a Tim en la actualidad, proponiéndole el desafío de volver a jugar Nibbler casi 30 años después. ¿Estará listo para superar su propio récord? ¿O la edad jugará en su contra, en una recreativa que ya era de por sí complicada y compleja? Más aún, ¿habrá alguien lo suficientemente loco como para competir contra él, tratando de superarle?

De héroes y leyendas

Si estáis leyendo esto y sois hartos conocedores del mundo de los documentales y estáis puestos en historia de los videojuegos, seguramente la comparación que os venga inmediatamente a la cabeza es la King of Kong, otro de los grandes documentales de videojuegos, que referencia la gran meca de los arcados: Twin Galaxies. Ahora bien, esta historia, al margen de su trasfondo hardcore gamer, tiene un tono bastante íntimo y también un enfoque que trata de presentar un lado más humano, haciendo hincapié en la superación personal que supone el sobrepasar el récord fijado de una maquinita tan endiablada como el Nibbler.

Man vs Snake - Cartel
Man vs Snake - Cartel

Ciertamente, podemos decir que Man vs. Snake es una perlita, merecedora de los tres premios conseguidos en certámenes selectos del mundillo. Si bien estamos ante un producto dedicado para jugones, lo cual lo convierte en una película orientada a un público objetivo muy selecto, hemos de señalar que estamos ante un genial documental, que ahonda en uno de los aspectos más interesantes de la cultura popular occidental de los últimos treinta años: la importancia de los videojuegos y su papel como modalidad de competición.

Mediante una exhaustiva labor de documentación y de seguimiento de los protagonistas a lo largo de siete años, los desarrolladores del documental se entrevistan con figuras prominentes del mundo de los videojuegos: Walter Day (fundador de la galería de arcades Twin Galaxies), Dwayne Richard y otras tantas personalidades. Pero el epicentro de la acción es Tim McVey, un humilde y anónimo técnico de Iowa, que hace treinta años fue el primero en domar a "la bestia", al Nibbler, uno de los videojuegos más complicados y menos sexys de su generación.

El Nibbler, para los que no esteis muy puestos, es básicamente el "juego de la serpiente" que tenemos en los móviles y que es una variante del Pac-Man y del serpiente. Ese juego en el que manjeamos una serpiente que va comiendo "cocos" y creciendo a medida que va devorando más, al tiempo que va creciendo de tamaño y haciendo más y más inmanejable. Con la dificultad añadida de que si la serpiente se muerde a si misma, muere. 

En un panorama como el actual, con la VR llamando a nuestras puertas, la premisa de este juego, como las de los de su generación, parece pobre. Pero para la gente que creció en los ochenta y que fue la vanguardia de los gamers que hoy disfrutan de un cierto reconocimiento social, los arcades eran no solo un modo de vida, sino también una forma de relacionarse y competir entre sí.

En este aspecto,el documental logra tender un puente, mostrando la evolución de aquellos jugones en el panorama contemporáneo: Ora traduciendo al público actual cómo era el mundo de los 80, explicando. ora exponiendo con detalle y concisión la sucesión de acontecimientos que van desde 1983, año en el que Tim logró la máxima puntuación, hasta 2011, cuando "Timmy" volvió a enfrentarse al juego por última vez. 

Ahora bien, a pesar del contenido "Insider"de Man vs. Snake también afirmamos que entre sus virtudes destaca el hecho de ser un filmemuy digerible, gracias en buena medida a dos pilares. El primero de ellos es el discurso al que recurren los realizadores. Man vs. Snake se presenta a modo de documental biográfico, contrastando no solo los puntos de vista de los diferentes implicados. Pero además también ahonda en la dimensión humana de estos. De este modo, somos capaces de empatizar con los principales protagonistas de los hechos, entendiendo su punto de vista y qué significado tuvo el juego en su momento para ellos y qué significa a día de hoy.

El segundo, es el propio montaje. Man vs Snake: The long and twisted tale of Nibbler combina secuencias reales, grabadas durante el documental con secuencias animadas de Studio Joho  (Las aventuras de Kim Jong-Um, Dan the Man),  con un toque que recuerda a Padre de Familia. Este recurso, para dar vidilla a los flashbacks y, de paso, dotar de cierta emotividad a momentos puntuales y claves de la historia, logra hacer muy divertida la narrativa. 

En conjunto, no vamos a entrar a compararla con otras películas documentales o de ficción con el mundo de los videojuegos como base. Lo que sí os diremos es que si crecisteis jugando a las recreativas en la playa o en el bar de vuestro barrio, no os podéis perder Man vs Snake: The long and twisted tale of Nibbler. Es difícil no sentirse identificado con sus protagonistas. 

 

Valoración

Interesante reportaje sobre el mundo gamer de hacer treinta años. Un puente entre generaciones de jugones.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La extensa documentación de datos sobre el tema. Los recursos con partes animadas, sencillamente geniales.

Lo peor

El tratamiento del tema puede ser extremadamente "insider" en algunos momentos.

Lecturas recomendadas