Morgan
Análisis

Morgan - Crítica de la película de ciencia-ficción de Kate Mara

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Morgan, la película de ciencia-ficción de Luke Scott con Kate Mara, Anya Taylor-Joy, Rose Leslie, Boyd Holbrook, Michelle Yeoh y Paul Giamatti. En cines a partir del viernes 16 de septiembre de 2016.

Morgan llegaba levantando altas expectativas: Ridley Scott en la producción de una cinta de ciencia-ficción sobre una experiencia pionera en inteligencia artificial y con un reparto nada desdeñable en el que encontraríamos rostros tan "de moda" como los de Rose Leslie (Juego de tronos), Anya Taylor-Joy (La bruja) o Boyd Holbrook (Narcos) junto al de veteranos como Michelle Yeoh, Toby Jones y Paul Giamatti... La experiencia prometía, la verdad. Jennifer Jason Leigh tiene un pequeño papel, muy distinto al extremo que tuvo en Los odiosos ocho, pero con un punto en común preocupante: no deja de recibir palizas...

El argumento de la película se centra en el experimento de largo recorrido de una empresa en el que se ha intervenido sobre un bebé para crear una inteligencia artificial superior. El resultado: Morgan (Anya Taylor-Joy).

Partículas nanotecnológicas se han fusionado con sus neuronas para acelerar el proceso de crecimiento físico e intelectual, pero, por el contrario, la parte emocional no ha tenido tiempo de madurar generando en ella una respuesta violenta ante la frustración. Para discernir si lo más cauto es abortar o seguir adelante, una auditora externa llamada Lee Weathers (Kate Mara) es enviada al apartado laboratorio en el que está recluida.

Como veis la premisa inicial de la que parte Morgan es de lo más interesante, sin embargo, apenas ha transcurrido el primer tercio de la película, el libreto se queda sin ideas y empieza a divagar. Aunque obviamente vemos que Morgan es una mujer, hay un empeño manifiesto de mostrarla como un "ser" sin género.

Morgan

¿Recordáis que uno de los puntos más interesantes de Ex Machina era que se hablaba abiertamente de la identidad sexual como parte fundamental de personalidad de las inteligencias artificiales puesto que ese era su punto de partida para relacionarse con los demás? Pues en esta película hay un empeño manifiesto por deshumanizar al sujeto, de forma tal que es imposible empatizar con él ni con sus violentas acciones, que, por otra parte, no parecen tener ninguna justificación racional. Ni siquiera podemos defenderla por ser fría y calculadora en sus decisiones: directamente es incomprensible que se comporte así, no se entiende cuál es su finalidad.

A pesar de que Morgan comienza como una película de ciencia-ficción reflexiva, pronto se desliza por la pendiente del cine de acción a secas, sin ningún trasfondo al que se pueda agarrar el espectador. Y tenemos a una pseudo-Terminator correteando por la pantalla sin ningún sentido dejando desprovista de interés la película y dinamitando toda esa atmósfera de misterio que se había creado en el primer tramo.

Morgan

El debutante Luke Scott demuestra tener buen ojo para la dirección de actores (y una suerte increíble por contar con semejante plantel en su ópera prima), ya que todos cumplen sin dificultades en sus respectivos roles, pero el guión de Seth W. Owen es tan limitado en sus pretensiones y tan confuso en su devenir, que le deja pocas posibilidades de éxito.

En otros planos tampoco hay mucho que rescatar: la banda sonora no es especialmente interesante o memorable.

Morgan

El diseño de producción es impecable, de eso no hay duda. Y la dirección de fotografía deja varias cosas interesantes: un par de planos evocadores (quizás demasiado) de esa revelación final que debería haber sido más sorprendente y esas escenas grabadas desde las cámaras del laboratorio que al comienzo, antes de que veamos por primera vez a Morgan, ponen los pelos de punta.

Luego están las chiquilladas que no se comprenden y que terminan por sacarte de la película. Si Morgan es un ente biológico ¿por qué esa bobada de maquillar a la actriz para darle un aspecto plateado "robótico"? ¿El desarrollo de su inteligencia también le da superpoderes como para pelear como una pandillera de barrio sin haber sido entrenada?

Morgan

En fin... En resumidas cuentas, quienes esperen una cinta para pasar el rato, aquí la tienen. Si lo que se busca es algo más, el resultado es de lo más decepcionante: Morgan no da ni para una buena conversación a la salida del cine, más allá de destacar esas salidas de tono que empañan por completo la experiencia cinematográfica.

Valoración

Errática cinta de ciencia-ficción cuyo principal problema es que no tiene nada nuevo que contar. Se escapa por los derroteros de la violencia gratuita y pierde la oportunidad de calar en el público.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

El planteamiento inicial y las interpretaciones están a la altura: dan ganas de ir descubriendo qué pasa.

Lo peor

Los giros argumentales son muy infantiles. La película es predecible y da la sensación de calcar a otras con mucho menos acierto. Defrauda.

Lecturas recomendadas