Análisis

Nom Nom Galaxy - Análisis para PS4

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS4

Hemos presenciado batallas interplanetarias de todo tipo en el cine, en la televisión o en otros videojuegos, pero Nom Nom Galaxy nos propone una de las más originales que recordamos. ¿Listos para luchar por convertiros en los mayores fabricantes de sopa del espacio?

Ahora que el frío aprieta, nos hemos preparado un buen plato de sopa para encarar el análisis de Nom Nom Galaxy, uno de los juegos que ha llegado a PS4 a través de los juegos de PS Plus en febrero y que completa la oferta de otros títulos ofrecidos por el servicio este mes, como Helldivers.

Desarrollado por Q-Games, creadores de la serie PixelJunk, Nom Nom Galaxy nos lleva hasta una peculiar galaxia, en la que los habitantes de sus diferentes planetas están inmmersos en una fiebre gastronómica sin precedentes: ¡está como locos por la sopa!


Por supuesto, y como lo de especular se ve no es algo que solo suceda en nuestro planeta, un montón de corporaciones interplanetarias compiten unas contra otras por crear las mejores sopas y hacerse con la mayor cuota de mercado, utilizando para ello cualquier estrategia que tengan a su alcance. Sin piedad.

¡Quiero una sopa!

Así, con el ambiente más calentito que un buen plato de cocido, en Nom Nom Galaxy asumimos el pixelado papel de un trabajador de Soup Co, una de las empresas más ambiciosas de este conflicto sopero, que está liderada por un presidente que no nos deja un segundo de respiro, y que nos ha encalomado una misión de lo más compleja: gestionar todos los recursos necesarios para crear una la más eficiente y productiva fábrica de mercado de la galaxia.

El formato elegido para representar esta batalla sopera es el de unos pixelados escenarios en 2D que recuerdan a juegos como Terraria. Pero no acaban aquí las similitudes de Nom Nom Galaxy con el título de Re-Logic. Y es que, una de las primeras cosas que debemos aprender en este juego es a modificar el terreno, que se presenta en el clásico sistema de bloques que se pueden destruir con nuestra sierra, a "craftear" diferentes elementos y a recolectar los mejores ingredientes para elaborar nuestras sopas.

Para realizar estas tareas contamos contamos con la ayuda de diferentes tipos de robots especializados en diferentes tareas, que podemos programar y situar en diferentes zonas del escenario, así como con la posibilidad de construir diferentes estructuras, como pasillos o escaleras, con el fin de automatizar al máximo el proceso de recolección, transporte y tratamiento de los ingredientes hasta nuestra fábrica de sopa, desde la que también debemos gestionar los envíos al espacio exterior. Según vamos progresando en nuestra gestión observamos cómo varía la cuota de mercado, por lo que el objetivo es el alcanzar el 100% de la misma respecto a la competencia.


Como era de esperar, nuestros competidores no se quedan de brazos cruzados y, además de elaborar cada vez mejores sopas con las que atraer a la clientela, no dudan en lanzarnos ataques en momentos puntuales, para lo que -en estos casos- el juego incluye elementos del género "tower defense" con los que es posible fabricar armas defensivas.

Como veis, la gestión de recursos y la estrategia son la base de la propuesta de Nom Nom Galaxy, aunque -para darle aún más miga al asunto- el juego también ofrece algunos momentos plataformeros y de acción, ya que nuestro fiel trabajador tiene la capacidad de saltar y de atacar a todo lo que se le ponga por delante, lo que desemboca en un batiburrillo de géneros integrados en su universo 2D.

Lo malo es que, pese a que la integración de todos los elementos es buena y tiene bastante sentido, a la hora de jugar Nom Nom Galaxy se muestra demasiado espeso, sobre todo al principio. La gran variedad de elementos a controlar a la vez, como las tareas de los robots, las reparaciones de nuestra fábrica, la recolección de ingredientes o los elementos defensivos, hace que tengamos la sensación constante de que "se nos escapa algo". Para superar esto es necesario armarse de paciencia y dedicarle muchas horas al juego, algo que requiere una paciencia que no todos los jugadores estarán dispuestos a sacar a relucir, sobre todo porque, aunque conforme avanzamos en la campaña adquirimos nuevos elementos, la fórmula al final acaba haciéndose un tanto repetitiva. Los retos online y sobre todo las opciones multijugador consiguen paliar en parte estas carencias, pero desde luego Nom Nom Galaxy no es un juego para todo el mundo... ni tampoco el mejor en su estilo.

Valoración

Ofrece una amplia variedad de géneros integrados en una única propuesta, algunos mejores integrados que otros, lo cual le convierte en un título un tanto confuso y que solo convencerá a los jugadores más pacientes y estrategas.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Su sentido del humor y la integración de diferentes géneros en su mecánica.

Lo peor

Al principio es un poco confuso y requiere de mucha paciencia por parte del jugador.

Lecturas recomendadas