Análisis

Review a contragolpe de PES 2011

Por José Luis Sanz
-

Existen dos o tres juegos al año de los que es peligrosísimo decir cualquier cosa ya que, casi siempre, se producen enredos y malos entendidos. Es el caso de los PES y FIFA, o FIFA y PES donde si alguien dice que uno es blanco, se interpreta como que el otro es negro. Y no es así.

PES, desde sus inmemoriales tiempos de Winning Eleven o ISS Superstar Soccer, es de los juegos que mejor han sabido cuidar el fútbol que corría por sus pantallas, gracias a un control depurado, un movimiento del balón absolutamente real y una curva de aprendizaje elevada que nos obligaba a jugar sin descanso para ir descubriendo nuevos secretos. Secretos, por cierto, que corrían en paralelo con nuestra forma de concebir el fútbol.

A nadie se le escapa que los Pro Evolution Soccer (ahora llamados PES) han transitado últimamente por arenas movedizas. Entre las últimas y geniales versiones para PS2 y las de nueva generación en PS3 y Xbox 360 hay un mundo en el que Konami intenta recolocarse... por enésima vez. Y es que si nos remontamos unos años atrás, veremos que ya le ocurrió lo mismo con el paso de PSX a PS2. Los dos primeros juegos de aquella next-gen fueron bastante mejorables.

PES 2011, regreso al buen camino

Konami ha necesitado casi las mismas ediciones de su actual PES para coger la onda, para enterarse de que los juegos de PS3 y Xbox 360 eran muy bonitos pero habían perdido la esencia del fútbol. Ese algo que enamoró a muchos jugadores durante años.

Y muy mal lo debieron ver para que Konami anunciara que este PES 2011 sería la bala definitiva, el juego de nueva generación que estábamos esperando los amantes de la saga y que ya no volverían a fallar más. Pichís, pichís...

Así que tras jugarlo como merece, podemos decir que PES 2011 se aproxima bastante a las sensaciones que teníamos todos en la memoria y que nos trasladan a los mejores tiempos de los Pro Evolution Soccer 5 y 6 de PS2 y PSP. Auténticas obras maestras que nos regalaron algunos de los momentos de fútbol más divertidos y reales de la historia.

PES 2011 está todavía muy lejos de esos monstruos. Es cierto que todo el conglomerado de controles y opciones son los típicos de la saga, lo que permite a los expertos en PES manejarse desde el primer minuto, pero todavía se nota que le falta un afinado, un último retoque de lo que es la respuesta de los jugadores al darse la vuelta, al controlar un balón o al disparar a puerta.

El gol y la costumbre

Hubo un tiempo en el que meter un gol en un Pro Evolution Soccer era más complicado que cazar bisontes en la Sierra de Guadarrama, pero eso le daba un plus de dificultad que nos obligaba a superarnos. Ahora, esa complicación ya no existe y se ha encontrado un punto medio bastante cómodo para Konami. Si sabes manejar un PES los meterás más fácilmente, pero si no tienes experiencia previa, la cosa se complica significativamente.

Lo que se mantiene inalterable es que PES 2011 es amigo de tener pocas licencias, de la Champions, la Europa League, las mejores selecciones del mundo y algunas competiciones menores (las buenas las tiene FIFA) que no llaman especialmente la atención. Más que nada porque lo bueno está en la Liga BBVA, la Premiere y el Calcio y allí, sólo los equipos que están en competiciones europeas, lucen con todo su esplendor.

Es bueno, pero no el mejor

PES 2011 es un gran juego, el mejor de la nueva generación formada por PS3 y Xbox 360, pero aún tiene un pequeño trecho para alcanzar a los mejores Pro Evolution Soccer de la historia.

Con PES 2011 podremos manejar las alineaciones a nuestro antojo y ver que los cambios de táctica funcionan, comprar y vender jugadores en una Liga Master cada vez más compleja y divertida y, sobre todo, disfrutaremos con sus pinceladas de fútbol que transmite gracias a un realismo impresionante. Los más acérrimos de los PES verán que falta ese puntito de genialidad, ese toque final en los controles e, incluso, que tradicionales formas de disparar a puerta han variado.

Pero lo importante, lo esencial, es que como ocurre cuando uno aprende a montar en bicicleta, una vez que enciendes este PES 2011 sólo necesitas 10 minutos para adaptarte a él y seguir disfrutando con una de las sagas más aclamadas de la historia.

¡¡Larga vida al PES!! Y por cierto, ¿no creéis que eran mejores los PES en los que salía Cristiano Ronaldo en la portada que los últimos con Leo Messi? ;)

Valoración

Un buen PES para esta generación de consolas que, sin llegar al virtuosismo de sus ediciones para PS2, se queda a muy poquito de la meta. Los más 'pro-PES' ya pueden respirar tranquilos.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El control sigue siendo soberbio y, sobre todo, la esencia a fútbol que desborda.

Lo peor

Algunos detalles en el control de los jugadores y ciertos rebotes incomprensibles...

Lecturas recomendadas