Análisis

Shogun 2 y su complejidad, analizados

Por José Luis Sanz
-

Hace diez años, The Creative Assembly sorprendió al mundo con Shogun Total War. Era el primer título de la serie y conseguía combinar una profunda campaña de estrategia por turnos con espectaculares y realistas batallas en tiempo real. La serie ha evolucionado a lo largo de siete entregas y cinco expansiones pero este Shogun 2 mantiene su misma esencia que, esperemos, sirva para alumbrar muchos más títulos de Total War por llegar.

En el lejano Oriente, la tradición dice que el honor ha de ser una distinción que se transmita a través de los linajes. Así, cada descendiente de cada familia tiene el deber de honrar a sus antepasados con nobles acciones. Así que The Creative Assembly ha deciddo seguir esos mandamientos orientales para honrar con Shogun 2 Total War a sus ancestros en la familia Total War y, especialmente, al primer Shogun, progenitor de esta honorable saga.

Y es que nos encontramos ante un juego sensacional que atesora todas las virtudes que ha demostrado la saga Total War desde su nacimiento, hace ya una década. ¿Acaso esperabas otra cosa?

¡Conquista todo lo que puedas!

Situémonos en los viejos tiempos y tierras en las que se desarrolla este Shogun 2. Hacia finales de la Edad Media, Japón era una isla partida en varias regiones enfrentadas entre sí. Cada una de ellas estaba controlada por un clan. Y cada clan  liderado por un daimyo –o señor de la guerra– que aspiraba a convertirse en el Shogun... el señor supremo.

El objetivo final que propone la campaña de Shogun 2 Total War es que tomes el mando de uno de esos clanes para conducirlo a la gloria para proclamarte Shogun. En lo básico, nada ha cambiado con respecto a los Total War anteriores. Por si lo que si no estás al tanto de cómo funciona esta saga, basta con que sepas que la campaña transcurre alternando entre sus dos vertienes principales.

Una es la estratégica pura y dura, que se juega desde un mapa en el que se muestran todos los territorios en disputa y en el que tus acciones de campaña, –de alcance político, militar, diplomático, etc.– tienen un desarrollo por turnos. Y es que Shogun 2 Total War tiene una campaña por clan, es decir, un total de nueve, o diez en el caso de que compres una de las ediciones especiales.

La otra cara de Shogun 2 Total War es la téctica y se desarrolla en campos de batalla, donde tomas el control directo sobre tu ejército. Desde el mapa estratégico se puede poner en marcha la construcción de edificios y la creación de las tropas que engrosarán tu ejército. A medida que construyes se abren opciones con nuevas unidades o reclutar agentes especiales –como ninjas y geishas– que permiten dar golpes de mano, como asesinatos de jefes rivales o sabotajes. Incluso es posible intentar sobornar a un ejército enemigo para evitar una batalla, tal como aconsejaría el mismísimo Sun Tzu.

¡Menos vuelve a ser más!

Si ya eras iun incondicional de los Total War, rápidamente ves que son las batallas donde Shogun 2 presenta sus rasgos más distintivos. Obviamente, respecto del Shogun de hace diez años se han introducido muchas cosas más, como las batallas navales pero  respecto a los Total War más recientes, como Napoleón y Empire, destaca la casi total desaparición de las unidades de pólvora. La única forma de disponer de armas de fuego es recibirlas de una nación occidental a cambio de convertirse al cristianismo.

Esto afectará radicalmente al planteamiento de los combates, pues la mayor parte de los enfrentamientos ya no son a distancia, sino que vuelven a ser cuerpo a cuerpo como en Medieval, Rome y el propio Shogun. Y es lógico, en lo referente al desarrollo, Shogun 2 intenta reunir lo mejor de toda la serie mientras que en calidad técnica los supera a todos sin discusión.

Se ha reducido el número de soldados en liza con el propósito de destinar los recursos gráficos a un mayor realismo y aun así, Shogun 2 Total War pide mucho PC. Y el sacrificio ha merecido la pena, porque las batallas son espectaculares. De día o de noche, con nieve o bajo un sol abrasador, sentirás que estás dentro de la refriega. De paso, esta disminución de la cantidad de tropas también mejora la jugabilidad, pues al ser los ejércitos más reducidos es más fácil controlarlos.

Shogun 2 estrategia total...

La campaña puedes jugarla en solitario o bien con un amigo, ya sea en cooperativo o cara a cara. Incluso existe la opción de que juegues tú solo contra la IA y, en el momento de las batallas, el servidor de Steam te busque automáticamente un jugador humano que tome el papel de general enemigo.


Por lo demás, y concluyendo, si amas la estrategia, éste Shogun 2 es un título imprescindible para ti. Sin temor a equivocarnos, se trata del mejor Total War hasta la fecha y uno de los grandes juegos que verá este 2011. No vas a esperar otros diez añitos hasta que salga Shogun 3, ¿no?

Valoración

Poderío de juego y mucha Historia. Total War regresa a sus orígenes con la combinación más perfecta que se ha visto hasta la fecha de estrategia por turnos y en tiempo real. Intenso, realista y duradero. de mil maneras.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

Reúne con un acierto infinito lo mejor de toda la serie Total War.

Lo peor

No existe una edición estándar en caja física más asequible y pide muuucho PC.

Lecturas recomendadas