Star Wars Shadows of the Empire
Análisis

Star Wars Shadows of the Empire - Nuestro análisis de 1997

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

Hoy su nombre se ha convertido en leyenda, pero Dash Rendar estuvo a punto de generar una conmoción en la lucha contra el Imperio. Viajamos hasta 1997 para recordar una Star Wars muy distinta: la de las Sombras del Imperio.

Hoy en día estamos inmersos en una nueva fiebre con Star Wars, protagonizada principalmente por los próximos Episodio VIII y Battlefront II. Pero, hace justo 20 años, asistíamos al comienzo de otra era muy distinta en la saga. Por un lado, se acababa de reestrenar Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza, en esa edición revisada con efectos digitales que tanta controversia generó (¡Han disparó primero!). Por otro, para aprovechar el tirón del evento, se creo un macroproyecto llamado Shadows of the Empire (Sombras del Imperio), que pretendía expandir el universo de La Guerra de las Galaxias narrando acontecimientos inéditos, ocurridos entre El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi.

Novelas, cómics y merchandising variado fueron poniéndose a la venta paulatinamente, pero uno de los productos más celebrados fue este Star Wars: Shadows of the Empire para Nintendo 64 (más adelante llegaría a PC), un juego que nos presentaba al intrépido cazarrecompensas Dash Rendar como una especie de héroe en la sombra que jugó un papel crucial en la lucha contra el Imperio Galáctico y contra un nuevo enemigo: el Príncipe Oscuro Xizor.

Hoy en día, todos los acontecimientos vinculados a Shadows of the Empire se consideran dentro de la línea Legends (por tanto, no son canónicos de Star Wars), pero en su momento supusieron una pequeña revolución para los fans. El propio Dash Rendar era un personaje muy molón, aunque cantaba a kilómetros que se trataba de una especie de sustituto para Han Solo (con su propia nave a lo Halcón Milenario, llamada el Outrider), mientras este se encontraba "indispuesto por carbonita" en la guarida de Jabba. Aunque Dash y Xizor eran los antagonistas principales, los personajes clave de la trilogía original aparecían por aquí y por allá, desde el propio Luke Skywalker hasta el correoso Boba Fett.

Star Wars Shadows of the Empire

Al margen de su relevancia dentro del fandom, Star Wars Shadows of the Empire fue un juego de bastante peso en la hornada inicial de Nintendo 64, no solo por la licencia, sino también por ofrecer un planteamiento jugable que otorgaba mucha variedad: aunque a grandes rasgos era un shooter subjetivo (resulta curioso leer cómo en la época se seguía usando la expresión "juego de disparos tipo Doom"), las 10 misiones que componían el cartucho incluían batallas aéreas, zonas de plataformeo y frenéticas persecuciones en hoverbike.

Analizamos todas las películas de Star Wars en nuestro especial de Cine de ciencia ficción.

Además de su variado desarrollo, el apartado técnico era bastante sorprendente en la época. Lo de que todos los entornos fueran completamente poligonales todavía era algo novedoso (si bien el aspecto cuadradote de los personajes da un poco de espanto hoy día) y la banda sonora utilizaba samples de audio para que se disfrutara en todo su esplendor de música orquestal, lo que obligó a Lucasarts a negociar con Nintendo para que les permitieran alojar más megas de memoria en el cartucho.

Con todas estas bonanzas en cartera, no es de extrañar que se convirtiera en uno de los análisis estrella del número de abril de 1997 de Hobby Consolas.

Pincha aquí para leer nuestro análisis de Shadows of the Empire en el nº 67 de Hobby Consolas:

Más adelante llegaría otro juego de la franquicia a esa consola, el también memorable Star Wars Rogue Squadron, y poco tiempo después todas las miradas pasarían a posarse en ese proyecto llamado Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma, que también nos brindaría títulos consoleros de irregular calidad. Pero eso muy distinta una historia es, joven padawan.

Aquí puedes leer otros análisis históricos publicados hace 20 años en Hobby Consolas:

Valoración

No hay que ser un fan acérrimo de Star Wars para disfrutar de este juego. La variedad de géneros se disfruta desde el principio.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La variedad de situaciones, con especial mención para las batallas de naves.

Lo peor

El desarrollo de algunos niveles es bastante más flojo que el resto.

Lecturas recomendadas