Análisis

Stranger of Sword City - Análisis

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS VITA

¿Qué harías si de la noche a la mañana todo tu mundo da un giro de ciento ochenta grados? Eso es lo que nos presenta Stranger of Sword City.

Casi dos años después de su salida al mercado nipón, Stranger of Sword City finalmente llega a occidente con un lavado de cara muy especial y con extras que no se podían encontrar en la primera versión, la cual apareció en Xbox 360 y PC. Gracias a este gran acontecimiento, los seguidores de los juegos de rol de la vieja escuela que posean una PlayStation Vita tienen una cita ineludible con Stranger of Sword City. ¿Cómo actuarías si, de repente, todo tu mundo se desvanece y debes luchar por tu supervivencia como si no hubiera un mañana?

Un accidente lleno de sorpresas

En esta aventura en primera persona nosotros somos los propios protagonistas. Todo comienza en el momento en que, a bordo de un avión, tenemos un accidente en el que sólo nosotros hemos sobrevivido. Al despertar, comprobamos que estamos en un lugar desconocido y en el que se respira un aire mágico. Es entonces cuando una poderosa criatura nos ataca con el objetivo de matarnos y, para salvarnos la vida, una poderosa joven le corta la cabeza. Posteriormente, la chica se presenta y nos comenta que hemos ido a parar a una dimensión alternativa en la que los humanos que han acabado allí por circunstancias especiales son llamados Stranger y que, además, son portadores de habilidades especiales.

Con la misión de volver a casa, comenzamos una aventura que se desarrollará en páramos de todo tipo y en el que los enemigos más feroces no dudarán en hincarnos el diente. ¿Podremos llevar a cabo nuestro objetivo y volver a tener la vida que teníamos antes del accidente aéreo?

La historia de Stranger of Sword City es muy adictiva y espectacular si podéis seguir los textos en inglés. Eso sí, se necesita una gran dosis de paciencia para conocer todos los detalles que se nos van presentando, puesto que la narración es tremendamente lenta y a veces se dan prioridad a otros elementos secundarios antes que a la rama principal.

Como os hemos mencionado antes, los protagonistas de la historia somos nosotros mismos, por lo que tenemos que crear un avatar que nos represente. El sistema de creación de personajes es muy denso y espectacular, teniendo hasta setenta apariencias diferentes (elfo, guerrero, enano, humano, etc.). Una vez que lo hayamos escogido toca ponerle edad al personaje (si se es más "viejo" tardamos más en curarnos), clase (clérigo, mago, ninja, etc.), talento... Todos estos puntos tienen mucho que ver a la hora de entrar en combate.

Pelea en estrechos laberintos

El pilar fundamental de Stranger of Sword City son los combates por turnos en los que tenemos el control de hasta seis personajes (incluido el que hemos creado), tres en primera fila y otros tres en la retaguardia. Cuando nos toca atacar debemos escoger con qué habilidad deben derrotar a los enemigos: ataques simples, habilidades especiales, magias tanto oscuras como blancas, etc. Saber escoger el orden del equipo y cómo atacar es vital para sobrevivir, pues hay algunas peleas tremendamente complicadas que requieren que nos empapemos de este sistema que en un primer momento se antoja caótico.

También podemos huir de dichos combates, pero el sistema está hecho de tal manera que una vez salimos de la contienda nos encontremos de bruces contra el enemigo del que hemos escapado previamente, por lo que hay ocasiones en las que nos toca combatir sí o sí para nuestra desgracia si nuestro equipo no está en muy buenas condiciones.

En el caso de que no superemos el combate no podremos volver a un punto anterior del mapa, sino que tendremos que empezar desde el último punto de guardado (sólo se puede guardar en la base de los Stranger) y realizando todo lo que hayamos hecho antes de haber visto la pantalla de Game Over. Asimismo, en los escenarios podemos encontrar, además de ítems de curación y de combate, unas flores especiales hechas de mariposas con las que se nos da la oportunidad de volver a la base sin tener que andar lo más mínimo. Desgraciadamente dichas flores no abundan, por lo que el mejor consejo que os podemos dar es que subáis mucho el nivel a los personajes (si alguno muere pasará mucho tiempo hasta que vuelva a estar disponible), tengáis un buen arsenal de productos curativos y, en especial, paciencia.

Todos estos combates tienen un único objetivo, llegar hasta los jefes finales y acabar con ellos para conseguir los Cristales de Sangre. Gracias a estos ítems podemos mejorar a nuestros personajes, conseguir información, intercambiarlos por otros mejores o dárselos a alguna de las tres deidades del lugar al que hemos ido a parar.

Además de las peleas, tenemos unas tediosas fases de exploración en primera persona que se desarrollan en laberintos de todo tipo (cuevas, bosques, castillos, etc.), los cuales están atestados de enemigos. Dichos laberintos son muy enrevesados, además de que se convierten en una auténtica tortura en el momento en que toca cruzarlos una y otra vez en el caso de que hayamos vuelto a la base.

Luces y sombras

Gráficamente, Stranger of Sword City destaca únicamente por las ilustraciones tan preciosistas y llenas de detalles, además de que cuenta con unos diseños de personajes y enemigos realmente buenos. Lamentablemente, los laberintos no corren con la misma suerte, porque son tremendamente pobres y sólo se limitan a mostrar un camino por el que ir.

En lo relacionado con la banda sonora, esta al principio consigue calar hondo por sus toques épicos y medievales, pero a medida que vamos avanzando en la aventura se torna en algo tremendamente repetitivo y aburrido, pues parece que sólo hay disponibles unas pocas melodías. Las voces, por otro lado, se encuentran disponibles tanto en inglés como en japonés.

Stranger of Sword City es un juego realmente denso que sólo podrán disfrutar aquellos seguidores del género que tengan una gran paciencia tanto para los combates como para seguir la extensa historia. Los demás encontrarán un título muy difícil se seguir aderezado con unas ilustraciones dignas para enmarcar.

Valoración

Título dirigido a un público muy específico que encontrará todo un reto al que echarle horas gracias a sus sistema de combate por turnos y su historia.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Las ilustraciones y el editor de personajes ofrecen muchas posibilidades.

Lo peor

Sistema de combate y desarrollo realmente denso. Entornos simples.

Lecturas recomendadas