El Viaje de Chihiro Película Studio Ghibli Hayao Miyazaki
Análisis

El Viaje de Chihiro - Crítica de la película de Hayao Miyazaki

Por Thais Valdivia
-

Comenzamos nuestro especial de críticas de clásicos del anime con El Viaje de Chihiro, una aventura dirigida por Hayao Miyazaki y animada por el aclamado Studio Ghibli.

Cabezota e ingenua son dos de los adjetivos con los que se puede calificar a Chihiro Ogino, una niña de 10 años que debe mudarse junto a sus padres a un nuevo hogar. Durante el viaje hacia su destino, la familia encuentra un parque de atracciones abandonado en el que cosas impredecibles comienzan a suceder en cuanto cae la noche. Apariciones fantasmales, transformaciones en animales ... Sin darse cuenta nuestra protagonista ha cruzado al mundo de los espíritus, lugar en el que se encuentra atrapada y en el que debe trabajar entre dichas criaturas. La aventura de Chihiro acaba de comenzar.

Empezamos nuestro especial de críticas de películas de anime con una de los largometrajes más importantes y queridos tanto de Studio Ghibli como del director Hayao Miyazaki, El Viaje de Chihiro (Sen to Chihiro no Kamikakushi). El 20 de julio de 2001 fue el día en que se abrieron las puertas hacia el mundo de los espíritus y parece que ya jamás se van a volver a cerrar, pues desde entonces la cinta ya es un clásico de principio a fin.

Además de dirigir, Miyazaki se encargó de la historia, una historia conmovedora y que no deja indiferente a nadie. Gracias a eso (y a muchas cosas más que pasamos a analizar a continuación), El Viaje de Chihiro logró convertirse en la película más taquillera de la historia del cine japonés y ser una de las mejores de la década de los 2000 a nivel mundial. Hasta treinta y cinco premios ha conseguido ganar a lo largo de su historia, incluido el Óscar a la Mejor Película de Animación (es la primera y única cinta de animación japonesa en lograr este galardón).

Un viaje hacia la madurez

Al principio de la película somos testigos del impertinente comportamiento de Chihiro, una niña algo obstinada que bien merece un buen escarmiento. Y vaya si lo tiene. En el momento en que ve con sus propios ojos el destino de sus padres da comienzo una aventura que le lleva, no sólo a intentar salir del lugar en el que se ha metido por medio del trabajo duro, sino hacia la propia madurez y a la aceptación. Nosotros, por supuesto, somos testigos de dicha aventura y nos sorprendemos junto a ella de las maravillas que ve y siente en todo momento gracias a una narración cercana y bien hilada, gracias a una historia cerrada, mágica, que logra atrapar desde el primer momento.

Miyazaki demuestra en El Viaje de Chihiro con gran maestría que nada es imposible en lo que a provocar sensaciones al espectador se refiere. Cada secuencia, cada plano... Todo parece tener vida y un simbolismo difícil de comprender la primera vez que se ve la película, por lo que al volver a verla, y reconocer claramente esos pequeños detalles, se consigue crear una nueva idea sobre la historia que tenemos entre manos. Una historia que sabe muy bien pasar del drama más absoluto a los momentos de comedia, sin olvidarse de los toques románticos que tanto nos gustan. Sin duda, una montaña rusa de sensaciones en la que el coraje de Chihiro logra conmovernos.

El Viaje de Chihiro Película Studio Ghibli Hayao Miyazaki

Otro de los puntos fuertes de este largometraje es el diseño de los personajes, pues además de los humanos, nos encontramos con los yōkai, criaturas de la cultura nipona que pueden ir desde fantasmas hasta monstruos con partes de diferentes animales. Aunque algunos parezcan terroríficos a simple vista, pronto se nos muestra que no es así, pues todas las criaturas poseen un lado bondadoso que se ve claramente una vez comenzamos a seguir la trayectoria de dichos personajes. A pesar de los intereses de cada uno, observamos cómo algo a primera vista "feo" puede ser totalmente adorable y enternecer incluso al más duro.

Como hemos mencionado anteriormente, Miyazaki hace un gran trabajo en lo que a guión se refiere, pero también en cuanto a dirección, pues en todo momento se nos mantiene en una espiral de acontecimientos que no permiten ni un segundo de respiro hasta bien entrados los créditos, momento en que se repasa con sorpresa (si es la primera vez) todo lo que pasado por nuestros ojos.

El Viaje de Chihiro Película Studio Ghibli Hayao Miyazaki

En lo que respecta a la animación, Studio Ghibli  vuelve a demostrar por qué  es uno de los mejores estudios de animación. Escenarios bellos y con colorido, fluidez y preciosismo. No se nos ocurren otros adjetivos para indicar lo bonito que es dicho elemento. Por supuesto, esto se une a la magnífica banda sonora compuesta por Joe Hisaishi e interpretada por la filarmónica New Japan. Dichas melodías, que no hacen sino engrandecer este proyecto animado, lograron el premio a mejor composición en los Mainichi Film Competition Award. Por último, pero no menos importante, la canción final Itsumo nando demo está interpretada por Yumi Kimura, artista que también colaboró con Miyazaki y Ghibli en El Castillo Ambulante.

Esta es una gran película, pero todavía nos quedan muchas otras por disfrutar en nuestro ciclo de clásicos del anime. No dejéis de visitarlo, amigos otakus.

Valoración

Película bonita donde las haya en la que somos testigos del mágico viaje hacia la madurez de una pequeña de 10 años.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Historia muy bien narrada y sin bajones. Animación excelente y una BSO inolvidable.

Lo peor

Algunos personajes no tienen el peso argumental que deberían tener, dejando a algunos olvidados.

Lecturas recomendadas