Nicolas Cage

¿Crees que lo sabes todo sobre Nicolas Cage? ¡No te pierdas las 8 grandes curiosidades sobre la vida y la carrera de una de las estrellas de Hollywood más queridas del mundo!

Nicolas Cage (Long Beach California; 7 de enero de 1964) es, probablemente, uno de los nombres más reconocibles de la industria del espectáculo. No en vano, lleva estando en el centro de la industria cinematográfica desde hace décadas, aunque últimamente solo lo veamos en papeles menos y filmes con tonos más independientes.

Hubo un tiempo en que Nicolas Cage estaba en todo. Su talento, su carisma, su entrega, su disciplina de trabajo, sus excentricidades, sus muecas, su tono de voz. La coctelera que hizo de su trayectoria profesional lo llevó a ser una de las cumbres de Hollywood durante años. Con mejores y peores papeles, pero siempre destacó en todo lo que hizo.

La ley de la calle (1983), La chica del valle (1983), Adiós a la inocencia (1984), Birdy (1984), Peggy Sue se casó (1986), Arizona Baby (1987), Hechizo de luna (1987), Red Rock West (1993), La roca (1996), Cara a cara (1997), Con Air (1997), City of Angels (1998), La búsqueda (2004), El señor de la guerra (2005), Ghost Rider (2007), Señales del futuro (2009)…

Decenas y decenas de ejemplos en los que Nicolas Cage demostró su valía como actor y llevó la industria de Hollywood a todos los lugares del mundo. Pero ¿qué hay de su vida más allá de las cámaras? ¡Aquí va una lista con las 8 grandes curiosidades de la vida y carrera de Nicolas Cage, aunque os adelantamos que hemos tenido que dejar algunas fuera!

1) Su amor por los superhéroes

La colección de cómics de Nicolas Cage

Nicolas Cage es un auténtico enamorado de los superhéroes. Su obsesión por los cómics y su pasión por el coleccionismo es ampliamente conocida. Para él, las viñetas son “la mitología moderna”, una suerte de cosmogonía divina que representa simbólicamente lo más importante para la sociedad humana.

Se ha gastado millones de dólares en ampliar su colección, pero su fanatismo alcanza cotas elevadísimas. En primera lugar, su nombre real (Nicolas Kim Coppola) fue sustituido por el conocido Nicolas Cage como homenaje a Luke Cage, el personaje de Marvel

Sobrino de Francis Ford Coppola. No quería hacer uso de su apellido familiar para ganar fama en Hollywood y abrirse paso sin necesidad de trabajo.

Para colmo, su tercer hijo fue bautizado con el nombre de Kal-El. Tremendo el amor que siente Nicolas Cage por Superman. Quizás es para hacérselo mirar.

2) Las excentricidades del actor

Nicolas Cage, excéntrico

Es sobradamente conocida la personalidad excéntrica de Nicolas Cage. Muchas son las cosas extrañas y singulares que ha llevado a cabo, trascendiendo lo privado. Por ejemplo, se metió en la cama con un cocodrilo y llegó a dormir en el castillo de Drácula, personaje que ahora va a interpretar en Renfield, de Chris McKay.

También es famoso por coleccionar calaveras de dinosaurios, un gusto de coleccionismo que no terminamos de comprender. Una vez llegó a preguntarle a Cher si de verdad era una bruja, para que os hagáis una idea del personaje que es.

3) Lo de meterse demasiado en el papel…

Nicolas Cage en Birdy

Durante el rodaje de Birdy (1984), Nicolas Cage tuvo que meterse en la piel de un soldado estadounidense que combatió en Vietnam. El actor tomó la decisión de que debía experimentar un dolor igual o similar que las heridas sufridas por los soldados reales. Así que se sacó las cuatro muelas para sufrirlo en carne propia. Quizás no fue su mejor idea.

4) Su historia de amor

Nicolas Cage y Patricia Arquette

¡Hasta sus relaciones amorosas han estado rodeadas de cosas extrañas! En 1995, Nicolas Cage y Patricia Arquette contrajeron matrimonio. Apenas nueve meses después, se divorciaron. Y eso que el actor la conoció en 1980 y le pidió matrimonio ese mismo día. ¡El mismo día que la conoció le dijo que se casase con él! 

Arquette le respondió que no, obviamente, pero unos años después se reencontraron y se enamoraron.

5) Los papeles rechazados

Nicolas Cage como Superman en la cancelada película de Tim Burton

Esto es un clásico para los datos y curiosidades de actores de Hollywood: los papeles que no aceptó o no terminó representando. Por ejemplo, le ofrecieron el rol de Aragorn en El Señor de los Anillos. Nicolas Cage no pudo aceptarlo, eso significaba estar lejos de casa tres años y en aquella época estaba centrado en arreglar ciertos asuntos familiares. Afortunadamente, tuvimos a Viggo Mortensen.

Otro de los papeles que rechazó fue el de Harry en Dos tontos muy tontos (1994), que finalmente acabó en manos de Jeff Daniels. Jim Carrey, uno de los mejores amigos de Nicolas Cage, le ofreció el papel, pero no pudo aceptarlo porque ya había firmado para filmar Leaving Las Vegas (1995). 

Paradójicamente, esa fue la película que lo aupó a los altares del cine y lo llevó incluso a ganar el Oscar y el Globo de Oro a Mejor Actor.

Sin embargo, el caso más conocido de “papeles perdidos” por Nicolas Cage fue el de Superman. Su amor por el kryptoniano estuvo a punto de convertirlo en él, literalmente. Todo estaba preparado para que Tim Burton dirigiera Superman Lives, con guion escrito por Kevin Smith. 

El proyecto fue fulminantemente cancelado por Warner Bros. Pictures, ya que el estudio concluyó —entre otras cosas— que el presupuesto se iba de madre.

6) Su obsesión por los fantasmas

Cara a cara - Nicolas Cage

Nicolas Cage podría trabar una gran amistad con Ikér Jiménez. Como el presentador de Cuarto Milenio, el actor está obsesionado con los fantasmas y los mundos del “más allá”. Su interés llegó a un punto álgido durante la primera década del milenio. En el año 2007, Nicolas Cage compró la famosa Mansión LaLaurie, una de las casas encantadas más famosas de USA.

La mansión, situada en Nueva Orleans, fue propiedad de Marie Delphine LaLaurie. La historia cuenta que la mujer se hizo famosa por torturar y asesinar en la casa a un montón de esclavos. Se convirtió en una leyenda popular y hasta inspiró el papel de Kathy Bates en la tercera temporada de American Horror Story. 

Desafortunadamente, Nicolas Cage tuvo que deshacerse de la mansión encantada dos años después debido a problemas legales.

7) Sus coqueteos con la ley

Nicolas Cage

Y, hablando de “problemas legales”, vamos con un par de curiosidades judiciales. ¿Sabías que Nicolas Cage demandó a la actriz Kathleen Turner por su libro Send Her Roses? La actriz afirmaba en sus páginas que el actor había sido “detenidos dos veces por conducir ebrio y robar un chihuahua; se encontró al perro, le gustó y se lo metió en la chaqueta”.

Finalmente, la justicia británica dictaminó que Nicolas Cage tenía razón y Kathleen Turner tuvo que disculparse públicamente y pagar los costes del juicio. Por otro lado, el actor también puso una orden de alejamiento a un mimo durante el rodaje de Al límite (1999), de Martin Scorsese.

Nicolas Cage aseguró que “me estaba acosando un mimo”. A pesar de las risas generadas, continuó explicándose. “Era silencio, pero quizás también letal. No sé cómo se las apañaba para saltarse la seguridad del rodaje, pero aparecía por allí y empezaba a hacer cosas extrañas”. Nunca sabremos si era verdad o simplemente se lo imaginó.

8) Más allá del dinero y la fama

Nicolas Cage

A pesar de ser uno de los actores más famosos del mundo y estar forrado hasta las trancas, Nicolas Cage tiene un gran corazón. O, mejor dicho, una voluntad filantrópica que a veces es ignorada por la audiencia. Por ejemplo, donó dos millones de dólares a Amnistía Internacional y otro millón más a las víctimas del durísimo huracán Katrina.

De hecho, Nicolas Cage ha sido reconocido por Naciones Unidas gracias a su trabajo humanitaria y también ha luchado por el control de armas en todo el mundo, un problema que salpica considerable y actualmente a Estados Unidos. “Hacer brillar una luz en mitad de la oscuridad de la lucha por la justicia global”, respondió el actor cuando le preguntaron sobre su papel en el mundo.

Y además