Cómo configurar tu televisor para lograr la mejor calidad de imagen para jugar

ver television

Os mostramos cómo configurar el televisor para obtener la mejor calidad de imagen para jugar realizando una serie de ajustes muy sencillos en muy pocos minutos. Y no solo se consigue una mejor imagen, sino también una mejor respuesta.

Nos hemos acostumbrado a que prácticamente todos los elementos electrónicos sean plug&play, lo que significa ''conectar y empezar a usar''. Tradicionalmente, el televisor ha sido un dispositivo de este tipo, al que conectamos la consola o el PC y con el que empezamos a jugar de manera inmediata. Sin embargo, si queremos tener la mejor experiencia, debemos configurar el televisor para jugar.

Muchos de nosotros, cuando no sabemos muy bien qué hacemos, optamos por tener la imagen más ''bonita'' posible y dejar activados todos los filtros que incluye el televisor porque, total, si están activos es por algo, ya que es lo que ha elegido el fabricante. 

Cuando un panel viene calibrado de fábrica, se nota. es el caso de algunos portátiles, como los Aero de Gigabyte, que son una auténtica delicia en este sentido. Sin embargo, no es lo habitual, y los televisores vienen de fábrica con una serie de preajustes que distan mucho de ser, incluso, aceptables.

No os preocupéis, ya que a continuación os daremos una serie de consejos para configurar el televisor y lograr la mejor calidad de imagen para jugar.

Activa el modo PC o juego, si tu TV tiene estos ajustes

Antes de nada, lo primero que debemos hacer es buscar en opciones del HDMI en el que tengamos conectada la consola y seleccionar el modo juego o PC, si la TV tiene este modo. ¿Por qué hay que hacer esto?

Los mejores televisores 4K

Si cambiamos la etiqueta del HDMI a ''PC'', la televisión sabrá que lo que vamos a introducir son imágenes por ordenador, y lo que hará será desactivar una serie de filtros, además de configurar elementos como el brillo o la nitidez para apreciar mejor las imágenes de los juegos.

Modo PC en el HDMI
Imagen de RTings.

El modo juego, además, ''mata'' una serie de ''artefactos'' y efectos que tienen los televisores de última generación. De esta forma logramos disminuir el lag de la imagen y el imput-lag (el retardo entre la pulsación del botón y la respuesta en el juego), lo que mejora la experiencia de juego.