Ir al contenido principal

Los finales de series más odiados de la historia de la televisión

Dexter
Por una u otra razón, estos finales de series fueron especialmente odiados por sus seguidores. Ojo, no hablamos de series malas, todo lo contrario, simplemente fueron series cuyo final no estuvo a la altura de lo esperado por el público, dejándonos con un ligero sabor amargo.

En esta época dorada de series han sido muchas las producciones que han enganchado a su público a lo largo de los años, no faltando a su cita semanal. A lo largo de su visionado, los fans hacían especulaciones acerca de qué podría pasar en el siguiente episodio o hacia dónde podría tirar su trama en la siguiente temporada a raíz del cliffhanger mostrado en su último episodio.

Sin embargo, ya sea porque las expectativas estaban demasiado altas o porque el guión no llegó a dar la talla, hubo unas cuantas series que pincharon en su final, llegando a tener unos cuantos desenlaces especialmente aborrecidos por el público. Hemos rebuscado un poco entre las series para traeros los finales de series más odiados de la historia de la televisión. Por cierto... ¡SPOILERS ALERT!

Expediente X

Expediente X

Originalmente el final de Expediente X no gustó nada al público. Tras dos temporadas sin saber apenas nada de Mulder, el último episodio de la temporada 9 (y por aquel entonces última temporada de la serie) veíamos a Mulder ser sometido a juicio por asesinar a alguien que él sabe que no puede ser asesinado. Este juicio militar sirvió de excusa para hacer un repaso a todos los momentos clave de Expediente X, dejando un final abierto en el que en 2012 habría una invasión alienígena.

Con el fin de contentar a los fans, Chris Curter regresó con una décima temporada para darle un cierre digno a la trama. Sin embargo, el último episodio no podría haberse quedado más abierto, estando la incertidumbre de si Fox renovaría la serie o ese acabaría siendo el final definitivo. Finalmente hubo una temporada 11 (y esta vez definitiva) que cerró más o menos los arcos principales, entre ellos todo el asunto de William, el hijo de Mulder y Scully. Si bien no es el final con el que los fans soñaban, al menos tiene un cierre mejor que el que se mostró en la temporada 9.

Smallville

Smallville

Aunque Smallville fue una de las series mejor valoradas de la época, su episodio final enfadó muchísimo a los fans. ¿El motivo? No poder ver a Tom Welling con el traje de Superman. Y es que, tras 10 temporadas esperando a ver a Superman, resulta bastante frustrante que lo máximo que se le vea al actor con el traje sea cuando Clark Kent se abre la camisa y se vislumbra la "S" del uniforme. Sin duda una de las mayores decepciones de las series de televisión.

Roseanne

Roseanne

Muchos posiblemente no lo recuerden, pero Roseanne fue una de las sitcom más aclamadas y durareras de Estados Unidos, antes de que llegaran a la palestra otras comedias de gran éxito como Seinfeld o Friends. Sin embargo, debido a la bajada de audiencia, en su temporada 9 cambiaron totalmente el estilo de la serie, pasando de ser una comedia acerca de una familia pobre con problemas económicos a una sobre una familia que vive en un mundo de fantasía.

La familia Connor ganó 108 millones de dólares en la lotería, Roseanne participó en un concurso de belleza, Jackie salió con un príncipe... Todo bastante surrealista, hasta que descubrimos al final de la serie que todo había sido producto de la imaginación de Roseanne en un intento de su mente por construir una vida mejor y evadirse de la dura realidad, en la que incluso su marido Dan estaba muerto.

Tuvieron que pasar 20 años para volver a ver a la familia Connor en acción en una temporada 10, donde se obvió lo sucedido en la temporada 9 (e incluso se burlaban de ello) y Dan seguía con vida. Aunque el regreso de la serie tuvo muy buena acogida, esta acabó cancelándose debido a unas polémicas declaraciones racistas de Roseanne Barr, creadora y protagonista de la serie. En su lugar se optó por un spin off llamado The Conners en el que estarían todos los integrantes de la familia, a excepción de la propia Roseanne.

Battlestar: Galactica

Battlestar: Galactica

Aunque para muchos es de los mejores finales de series de la historia de la televisión, para otros tantos el final de Battlestar Galactica es de lo más aborrecible. Cuando los humanos supervivientes de la flota finalmente derrotan a sus enemigos Cylon, Starbuck los envía a un nuevo hogar, y aceptan abandonar toda su vieja tecnología y vivir entre los humanos primitivos ya presentes, en lo que acaba resultando ser nuestro planeta Tierra.

Este cierre no gustó a buena parte del público, sintiéndose engañado por la falta de cierre y la vaguedad del clímax. Incluso el propio George R.R. Martin, autor de Juego de Tronos, se pronunció acerca del final de Battlestar Galactica alegando que "un deus ex machina es una manera horrible de terminar una historia". Al menos ya sabemos cómo concluirá la saga de novelas Canción de Hielo y Fuego. Si es que las termina, claro.

True Blood

True Blood

Otro de los finales de serie más odiados por el público fue True Blood. Una serie que arrancó bastante bien y al final tuvo un desenlace bastante decepcionante. Y es que choca mucho que en una serie bastante impredecible y ofensiva acabe atando las tramas de una forma demasiado predecible y con un happy ending con todos casados y teniendo hijos.

Aunque lo peor de todo fue el salto temporal de cuatro años, en el que se omite la historia que cuentan para directamente pasar a ver qué les sucede a todos al final de la serie.

Enterprise

Enterprise

Tantas series de Star Trek acaban saturando, y en 2005 empezó a notarse estos estragos de fatiga, por lo que se optó por finalizar la precuela Enterprise. Sin embargo, la manera de cerrar la serie no cuajó entre el público, donde en su último capítulo se hizo un salto temporal de seis años desde el episodio anterior, estructurándose además en las viejas historias y personajes de Star Trek: The Next Generation.

Para más inri, la muerte simulada de uno de los personajes principales tuvo dos minutos de reconocimiento en la narrativa pasada simulada y nada en absoluto en la narrativa actual. Incluso el público se quedó sin el discurso histórico del Capitán Archer a los delegados reunidos en la firma de la Carta de la Federación, un momento en que la tripulación de Archer había sido fundamental para lograrlo, ya que Riker y Troi eligieron ese momento para finalizar la simulación.

Dos hombres y medio

Dos hombres y medio

Estirar demasiado el chicle pasa factura. Y si no que se lo digan a Dos hombres y medio, una sitcom creada por Chuck Lorre que duró la friolera de 12 temporadas, en cuyas últimas temporadas acabó siendo despedido Charlie Sheen para ser reemplazado por Ashton Kutcher. Precisamente de eso trataba el capítulo final de Dos hombres y medio, de Charlie regresando de la tumba y amenazando a su familia.

Todo el episodio juega con el hecho de si realmente estaría Charlie Sheen en el último episodio o no. Finalmente se descubre que no está el actor, teniendo en su lugar a un sustituto para mostrar la espalda del personaje y poco más. Si bien la serie se ríe mucho de sí misma, la audiencia esperaba algo más del último episodio de su serie favorita.

Perdidos

Perdidos

¿Qué podemos decir de Perdidos que no hayamos dicho ya? Aunque, en conjunto, sigue siendo una de las mejores series de televisión de la historia, su última temporada pinchó bastante, en especial su desenlace. Crear tantos misterios y subtramas está muy bien, pero cuando ya quedan un número determinado de capítulos por rodar, lo suyo es prepararse para que las tramas cierren de forma coherente, y no finalizar algunas de ellas y el resto dejarlas completamente abiertas. Vale que no es necesario que esté todo mascadito, pero teniendo en cuenta que sus guionistas prometieron respuestas y apenas ofrecieron nada, no es de extrañar que buena parte del público se sienta engañado.

Se le dio demasiado bombo a la realidad alternativa a lo largo de toda la temporada para que al final fuese un Purgatorio creado de forma inconsciente por aquellos que vivieron la experiencia en la isla para volver a encontrarse con todos sus compañeros una vez muriesen y pasar al otro lado juntos en lugar de morir solos. Si parte de esos episodios los hubiesen dedicado a contar más sobre el pasado de Jacob, la cosa habría cambiado bastante.

Dexter

Dexter

Otro final de serie digno de aborrecer es Dexter, sin duda considerado como una de las mayores tomaduras de pelo al espectador. Aunque la temporada final tenía un comienzo muy prometedor, dejando además ciertas pistas sobre cómo podían pillar a Dexter, finalmente no le llegan a descubrir en ningún momento. Es más, cuando Dexter pone fin a la vida del responsable de que su hermana acabara gravemente malherida en la sala de interrogatorios, y Batista y Quinn observan la grabación de la misma, estos hacen la vista gorda y actúan como si nada hubiese pasado, alegando que ha sido un claro acto de defensa propia, cuando en el vídeo se aprecia claramente el montaje que orquesta Dexter.

Este sin sentido de final tiene su guinda en los últimos minutos del episodio, cuando Dexter decide suicidarse lanzándose de lleno con su barco hacia el huracán. En la última secuencia vemos a Dexter entrar en su casa tras terminar un día de trabajo en su nuevo empleo de leñador, haciendo creer al resto del mundo que murió en la tormenta. El cómo narices pudo sobrevivir a algo como eso es algo de lo que jamás obtendremos respuesta. Y casi mejor, porque lo único que queremos es olvidarnos de este final tan decepcionante.

Cómo conocí a vuestra madre

Cómo conocí a vuestra madre

Aunque muchos veían venir este desenlace, otros tantos aborrecieron lo que se hizo al final de Cómo conocí a vuestra madre. Y sí, hay que reconocer que, hacer una temporada únicamente sobre la boda de Barney y Robin para que la ceremonia no te la muestren como tal y den un salto en el tiempo en el que se han divorciado pues como que no es muy agradable.

A esto hay que sumarle que, después de nueve temporadas contando la historia de cómo Ted Mosby conoció a la madre de sus hijos, finalmente descubrimos que la madre murió de una enfermedad y todo este relato no era más que una excusa para que sus hijos le diesen el visto bueno para que saliese con Robin. Desde luego es de los finales de series más odiosos de la televisión.

Bonus track - Juego de Tronos

Juego de Tronos

No podíamos cerrar este reportaje de finales de series más odiados de la historia de la televisión sin mencionar Juego de Tronos. Y es que el final de la serie basada en los libros de George R.R. Martin levantó más de una ampolla en la comunidad fan. Siguiendo el efecto Perdidos, la última temporada fue la más corta, algo especialmente contraproducente a la hora de cerrar todas las tramas abiertas, pues había demasiadas.

Son tantas cosas a resaltar del por qué la molestia de la gente con el final de Juego de Tronos que daría para un reportaje aparte, por lo que nos centraremos principalmente en el desarrollo del personaje de Daenerys Targaryen, el cual muchos consideraron que quedó muy precipitado cuando en la batalla en Desembarco del Rey se lanzó a masacrar a todos sus habitantes a lomos del dragón. Una evolución sobre el delirio del personaje que se profundizaba más en las escenas eliminadas de la última temporada. Sabiendo desde hace tiempo cuántos capítulos tenían por delante, esta y otras tramas de la serie se podrían haber llevado a cabo mejor.

Y además