Corsair K63, un teclado mecánico inalámbrico para jugar desde el sofá

Base Corsair K63 - eSports

Jugar en el salón, o desde una butaca, es algo que siempre destaca el usuario de consolas como una ventaja frente al juego en PC. Sí, hay diferentes superficies y teclados inalámbricos para poder jugar desde el sofá conectando el PC a la televisión, además de los mandos de consola compatibles con el ordenador, pero Corsair no quiere que renunciemos al teclado.

Corsair One, un PC gaming que es gran obra de ingeniería

Por ello, la compañía experta en hardware (tanto periféricos como componentes de PC y ordenadores ya montados) acaba de lanzar el teclado mecánico inalámbrico K63. El Corsair K63 es una versión sin cables del famoso y asequible K63, pero cuenta con algunas diferencias bastante notorias.

La primera es la iluminación. Y es que, si los teclados Corsair que no cuentan con iluminación RGB hacen gala de esos tonos rojos en los LED de iluminación, el nuevo K63 inalámbrico se ilumina en todos azules más fríos. La segunda gran diferencia, obviamente, es que el nuevo Corsair K63 no tiene cables, pero sigue siendo un teclado mecánico con switches (mecanismos) Cherry MX.

En esta guía puedes consultar los diferentes tipos de switches de teclados mecánicos

Cuenta con 15 horas de funcionamiento por batería, pero también lo podemos conectar por cable para seguir jugando mientras se carga. Además, como el resto de teclados de la compañía, cuenta con diferentes botones multimedia, control de volumen, botón para elegir la intensidad de la iluminación sin instalar software adicional y un botón para bloquear la tecla de Windows. En el apartado del hardware, el reposamuñecas es extraíble.

Ahora bien, por mucho teclado inalámbrico que sea, si no tenemos una superficie, no podemos jugar de forma decente, ya que el ratón también necesita su sitio. Por eso, Corsair ha lanzado una nueva versión de su plataforma para jugar desde el sofá. Cuenta con el espacio necesario, reposamuñecas incluido, para insertar el teclado K63 (tanto el normal como el nuevo modelo sin cables), además de una superficie para desplazar cómodamente el ratón.

La parte inferior es de espuma para hacer más cómodas las largas sesiones de juego. El Corsair K63 inalámbrico se puede encontrar por unos 170€ y la base para que repose el teclado y el ratón, por unos 111€.

Lecturas recomendadas