Descubren cómo coger un resfriado en Metal Gear Solid 3... 14 años después

Metal Gear Solid 3 resfriado

Ah… Metal Gear Solid 3. Para muchos, la mejor entrega de la saga de acción e infiltración de Hideo Kojima, y sin ningún tipo de duda uno de los mejores juegos de PS2. Estamos hablando del título que nos invitaba a sobrevivir mucho antes de que los juegos de supervivencia se pusieran de moda.

Los 20 mejores juegos de PS2

Cazar todo tipo de animales para tener algo que llevarse a la boca, vendar heridas y entablillar brazos rotos, fundirse con el entorno usando atuendos de camuflaje, sobrevivir a una diarrea… Naked Snake era (y probablemente sigue siendo) el superviviente definitivo.

Excepto cuando pillaba un resfriado.

Porque el soldado legendario que más tarde sería conocido como Big Boss también podía resfriarse en MGS3, lo que provocaba que estornudase a menudo (dificultando en gran medida el pasar desapercibidos ante el oído de los soldados soviéticos) y que la barra de energía disminuyese de forma gradual.

Los mejores personajes de Metal Gear Solid

Es muy probable que, si jugasteis en su día a Metal Gear Solid 3 (el original de PS2, la versión de 3DS o el remaster para PS3 y Xbox 360), vosotros también sufriesies los efectos de un resfriado. Sin embargo, nadie sabía con exactitud cuáles eran las condiciones para cogerlo… Hasta ahora.

Después de una ardua investigación, el usuario de YouTube George Salonikh ha descubierto cómo coger un resfriado en Metal Gear Solid 3, y lo ha subido a su canal para que lo sepa todo Internet (el vídeo no tiene desperdicio, por cierto):

Básicamente, lo que hay que hacer es permanecer en entornos húmedos o de bajas temperaturas, a pecho descubierto (el atuendo 'desnudo') y con la energía en niveles bajos, durante 30 minutos. Para aseguraros al 100% de que Naked Snake pilla un resfriado, se recomienda también jugar en la dificultad más alta. 

¿Quién hubiese imaginado que habría algo aún más complicado de encontrar que la legendaria Tsuchinoko?

Los mejores televisores 4K para disfrutar al máximo de tu PS4 Pro y Xbox One X

Lecturas recomendadas