GRIS despliega toda su belleza en su presentación en Madrid

GRIS

GRIS es, probablemente, no solo uno de los mejores videojuegos españoles del año, sino también -esto es seguro- uno de los títulos más bonitos que nos hemos echado a la cara en el sector, tanto nacional como de forma internacional.

A tan solo unos días de su lanzamiento definitivo, que se producirá el próximo 13 de diciembre para Nintendo Switch y PC, se ha organizado un evento de presentación en el espacio Solo de Madrid que ha contado con la presencia de los tres máximos responsables del juego procedentes de Nómada Studios: Conrad Roset, Adrián Cuevas y Roger Mendoza.

Evento GRIS

"GRIS es una experiencia serena y evocadora, libre de peligros, frustración y muerte. Los jugadores explorarán un mundo diseñado meticulosamente que cobra vida gracias a unos gráficos delicados, una animación detallada y una elegante banda sonora original. Según las distintas partes del mundo de Gris se vuelvan accesibles, durante el juego se presentarán puzles sencillos, secuencias de plataformas y desafíos opcionales basados en la habilidad".

Sus responsables, como muchos desarrolladores independientes del país, probaron suerte presentando su proyecto en diversos eventos. Así acudieron a Gamescom, donde pudieron enseñar el proyecto a Devolver Digital, quienes quedaron ensimismados ante la belleza que desprende GRIS.

GRIS

Ese fue el paso definitivo para una propuesta diferente, creada principalmente por tres personas, aunque en el estudio han fluctuado varios miembros.

Hablamos sobre el videojuego español GRIS con el ilustrador Conrad Roset

La mayor particularidad del juego es que todo se ha dibujado frame a frame, como títulos como Cuphead. Un trabajo colosal de Conrad Roset, ilustrador que ha querido probar suerte en el mundo de los videojuegos con una idea profunda, inspirada en juegos como Journey o Inside. El propio creativo nos contó Conrad cómo conoció a Roger y Adrián y se comenzó a esbozar GRIS.

"Hace tres o cuatro años pensaba en la posibilidad de empezar un videojuego tras ver juegos como Journey o Limbo y otros en los que predominaba lo artístico. Hace diez años era impensable, pero ahora equipos de tres o cuatro personas pueden hacer un juego de este tipo. No tenía equipo para llevar a cabo el proyecto, pero por suerte mi hermano es animador y ha trabajado en juegos como Ori. Todo empezó una noche en Barcelona, cuando un amigo en común me presentó a unos chicos que eran programadores que trabajaban en Ubisoft Montreal. Y otro chico en Dinamarca. Y han terminado siendo mis dos socios. Tenían experiencia en el sector. Y así empezó todo, trabajando cada uno en su campo. De esto hace dos años. Primero presentamos una demo de quince minutos en Gamescom. Y allí contactamos con Devolver",

Las inspiraciones para crear GRIS no solo han venido del mundo de los videojuegos, sino que también tienen fuertes influencias del cine de animación: "Me han influido películas como La Tortuga Roja. Es una película francesa de animación que no tiene diálogo y explica todo de forma poética y su narración me inspiró mucho para llevarlo al juego", aseguraba Roset.

En el evento hemos podido jugar unos minutos a GRIS, un juego que transmite paz y belleza gracias a su diseño que nos deja atónitos. Es una auténtica preciosidad. Un lienzo en movimiento. 

Su desarrollo parece que será de esos efectistas, en los que tenemos que conjugar ingenio y habilidad para superar los retos que nos propone. Todo con una puesta en escena sin igual.

Pronto veremos el resultado, pero GRIS, especialmente a nivel visual, es una de las más claras demostraciones de talento en la historia del sector en nuestro país.