Ir al contenido principal

¿Por qué ha sido imposible que PS5 sea compatible con los juegos de PS3?

PS5
Si bien con el lanzamiento de PS4 había cierta excusa para que no fuera compatible con PS3, ahora muchos usuarios esperaban que la potencia de PS5 fuera capaz de hacer compatibles aquellos juegos de PS3 que tenían olvidados en el cajón de la habitación.

El catálogo de las distintas consolas PlayStation ha sido generación a generación demoledor, desde la PlayStation original a la actual PlayStation 4, y con el cambio generacional son muchos los usuarios los que se preocupan si van a poder seguir disfrutando de todos esos títulos en los que han invertido dinero durante los últimos años.

Si bien con el paso a PlayStation 2 y 3 no hubo ningún problema y (casi) todos los juegos de las anteriores consolas fueron compatibles, las cartas cambiaron totalmente con la salida de PlayStation 4. En aquel momento se echó la culpa al procesador de la consola pero, ¿y ahora con PS5?.

Ahora con PS5 está confirmado que la inmensa mayoría de títulos de PS4 se podrán ejecutar también en la nueva consola pero, ¿qué pasa con aquellos títulos de PS3 si ahora PS5 es mucho más capaz?.

Si recuerdas bien, sabrás que la arquitectura de PS3 no era precisamente amigable a la hora de desarrollar juegos, y no fueron pocos los desarrolladores lo que se quejaron en su tiempo. Y es que PS3 es una consola única en su propia vanguardia tecnológica pero muy introvertida con su pasado.

Básicamente la respuesta que están dando los ingenieros al respecto es que PS5 simplemente no es compatible con los juegos de PS3, y además Sony ha admitido que no han logrado encontrar la fórmula para habilitar dicha compatibilidad. 

A Sony le hubiera supuesto más tiempo de desarrollo e incluso una inversión económica mayor encontrar algún tipo de forma de poder ejecutar los juegos de PS3 en la nueva PS5, lo que podría haber afectado tanto su precio de puesta a la venta como a su fecha de lanzamiento.

Y es que un juego de PS3 se ejecutaba en una máquina que incluso ha llegado a ser una pesadilla para ciertos equipos de desarrollo. Cabe recordar que el procesador Cell que usaba PS3 contaba con una composición de un núcleo PowerPC de dos hilos a 3.2GHz y 8 coprocesadores (SPE) que asisten las operaciones del procesador principal de forma paralela en operaciones vectoriales y otro tipo de cálculos.

Y es que estos últimos son coprocesadores adicionales muy difíciles de aprovechar por la tecnología actual, con lo que al final una compatibilidad con una máquina que salió hace casi 15 años era un desafío de ingeniería demasiado costoso.

[Vía: kotaku]

Y además