Naughty Dog se defiende de las acusaciones de acoso sexual

The Last of Us

Durante el pasado fin de semana, Naughty Dog se ha visto envuelta en una gran polémica. David Ballard, ex-miembro de la desarrollado, aseguro a través de Twitter que su marcha de la empresa a finales de 2015 estaba relacionada con unos acosos sexuales que había recibido, expresando que había sido despedido un día después de haber presentado una queja a Sony por ello. Ahora, la propia directiva de Naughty Dog se ha defendido de estas acusaciones.

"Recientemente hemos leído en las redes sociales que un ex-empleado de Naughty Dog, Dave Ballard, afirma que fue acosado sexualmente mientras trabajaba con nosotros", comentaba la compañía a través de un comunicado en su página web. "No hemos encontrad ninguna evidencia de haber recibido acusaciones del Sr. Ballard de que hubiera sido hostigado de alguna manera en Naughty Dog o Sony. El acoso y la conducta inapropiada no tienen cabida en estas compañías".

"Hemos tomado y siempre tomaremos muy en serio los informes de acoso sexual y otras quejas en el lugar de trabajo", continuaba explicando la directiva del estudio. "Valoramos a todas las personas que trabajan en Naughty Dog y Sony. Es de suma importancia para nosotros mantener un ambiente de trabajo seguro y productivo que nos permita a todos canalizar nuestra pasión compartida por hacer juegos".

Habrá que ver en qué termina todo esto, pero Ballard parece no estar dispuesto a quedarse en silencio tras ver lo sucedido con el caso de acoso sexual por parte del productor Harvey Weinstein a actrices que se acaba de vivir en Hollywood. Nosotros seguiremos atentos el asunto por si acabase salpicando a próximos proyectos de Naughty Dog como The Last of Us 2, juego en el que se encuentran trabajando actualmente desde el estudio.

Lecturas recomendadas