Ir al contenido principal

La policía de Madrid consigue lo que la de Gotham nunca logró: Detener a Batman

Batman
Ni siquiera Batman ha podido escapar al largo brazo de la ley. La policía Municipal de Madrid ha denunciado a un hombre disfrazado como el personaje de DC que conducía un Lamborghini por el centro de la capital.

Vamos a ponernos en situación. Estamos haciendo compras por el centro de Madrid. Salimos de una de las tiendas y vemos que la policía municipal ha dado el alto a un Lamborghini en plena Gran Vía. Una de las calles más populares de la capital. Por curiosidad, al ver el vehículo, tratamos de pasar cerca para ver mejor ese coche de lujo que no suele ser común en muchas zonas. Y cuando tenemos mejor visibilidad, descubrimos que el coche en cuestión es la menor de las sorpresas. Sin embargo, su conductor sí que sorprendería al más osado. Porque era ni más ni menos que Batman en carne y hueso.

Esa es la estampa que se han encontrado muchos viandantes del centro de Madrid cuando los agentes de la policía municipal dieron el alto a un hombre que iba disfrazado de Batman al volante de un Lamborghini y acompañado por un hombre que no es Alfred Pennyworth, sino un Youtuber.

Al estar conduciendo con la capucha, los agentes consideraron que era una violación del código de circulación (no sabría deciros qué punto, pero ese tipo de disfraces suelen afectar al campo visual). Los agentes sancionaron al hombre y le dejaron en libertad, por si tenía que ir a enfrentarse al Joker o a recoger la capa a la tintorería.

La cuenta de Twitter de la policía municipal de Madrid se hizo eco del suceso y se tomó, al igual que nosotros, el tema con cierto humor. El bueno de Bruce Wayne se había equivocado de coche y se había llevado el Lamborghini en lugar del batmóvil. Nosotros también nos lo tomamos con humor, pero suscribimos las indicaciones de la propia policía. Al volante de un vehículo, precaución. Ahora solo queda esperar a que la policía de Gotham proteste por haber multado a su justiciero favorito.

Sin duda, este Batman es el héroe que nos merecemos, pero no el que necesitamos ahora mismo.

Y además