Pruebas de rendimiento en juegos tras los parches para Meltdown y Spectre

Assassin's Creed Origins

Meltdown y Spectre son los dos nombres que más han sonado en las novedades tecnológicas en estas primeras semanas de 2018. Y no por algo bueno, precisamente, ya que se trata de dos tipos de malware a los que prácticamente cualquier procesador construido en los últimos 15 años es vulnerable.

Estos son los procesadores Intel vulnerables a Meltdown y Spectre

Aunque en un primer momento parecía que solo afectaba a procesadores Intel, Google destapó que, realmente, tanto AMD como ARM, así como otros fabricantes, también tendrían el mismo problema. Meltdown, en efecto, es un malware que afecta solo a procesadores Intel, pero Spectre, que es el ''peor'', puede entrar en cualquier procesador y campar a sus anchas realizando diferentes acciones.

Para minimizar el daño, los creadores de sistemas operativos como Microsoft, Apple o Linux han ido actualizando su respectivo software para combatir tanto a Meltdown (el que se puede controlar de forma más sencilla) y a Spectre (algo más complicado). El revuelo con este tema, además de por la evidente falta de seguridad de los equipos, tiene que ver con la bajada de rendimiento de los procesadores.

Procesadores Ryzen en Amazon

En un primer momento se habló de una bajada de hasta el 30% de rendimiento, algo que se desmintió poco a poco y, ahora, podemos ver benchmarks, o pruebas de rendimiento, de procesadores tras haber aplicado los parches contra Spectre y Meltdown.

Según las pruebas que el medio Dsogaming ha realizado, sí varía el rendimiento, pero no siempre es a peor y es algo que dependerá de lo exigente que sea el juego con el procesador. El equipo para hacer las pruebas tiene ya unos años y se compone de un Intel i7-4930K, 8 GB de RAM y una Nvidia GTX 980 Ti. A continuación, os dejamos las pruebas de rendimiento en juegos tras el parche de Meltdown y Spectre:

The Evil Within 2

  • Rendimiento mínimo antes del parche: 50 fps
  • Rendimiento mínimo después del parche: 50 fps
  • Rendimiento medio antes el parche: 62 fps
  • Rendimiento medio después del parche: 64 fps

Destiny 2

  • Rendimiento mínimo antes del parche: 84 fps
  • Rendimiento mínimo después del parche: 88 fps
  • Rendimiento medio antes el parche: 98 fps
  • Rendimiento medio después del parche: 99 fps

Need for Speed Payback

  • Rendimiento mínimo antes del parche: 63 fps
  • Rendimiento mínimo después del parche:668 fps
  • Rendimiento medio antes el parche: 86 fps
  • Rendimiento medio después del parche: 90 fps

Assassin's Creed Origins

  • Rendimiento mínimo antes del parche: 62 fps
  • Rendimiento mínimo después del parche: 53 fps
  • Rendimiento medio antes el parche: 72 fps
  • Rendimiento medio después del parche: 66 fps

PUBG

  • Rendimiento mínimo antes del parche: 45 fps
  • Rendimiento mínimo después del parche: 44 fps
  • Rendimiento medio antes el parche: 112 fps
  • Rendimiento medio después del parche: 107 fps

Star Wars Battlefront 2

  • Rendimiento mínimo antes del parche: 116 fps
  • Rendimiento mínimo después del parche: 115 fps
  • Rendimiento medio antes el parche: 138 fps
  • Rendimiento medio después del parche: 140 fps

Como veis, depende del juego, ganando algunos frames en unos, y perdiéndolos en otros. Habrá que esperar un tiempo a que los sistemas operativos se optimicen más con estas aplicaciones de seguridad para ver si, realmente, hay una bajada real de rendimiento.

Lecturas recomendadas