Quentin Tarantino

Las franquicias cinematográficas de terror y misterio que odia Quentin Tarantino debido a la dirección que tomaron.

A la mayoría nos encantan las películas de Quentin Tarantino, no solo por su particular exposición de la narrativa, sino también porque son de muy alta calidad. Mientras Tarantino prepara su regreso a la gran pantalla, durante todos estos años, no se ha mordido la lengua criticando a una serie de franquicias cinéfilas que no le han encantado del todo.

No obstante, Quentin Tarantino, si bien siempre ha respetado el trabajo de la mayoría de sus compañeros cineastas, lo cierto es que durante estos últimos años ha enviado unos cuantos recados a otros directores sobre la dirección en ciertas famosas franquicias de terror.

Y es probable, que alguna de esas franquicias de terror que literalmente odia Quentin Tarantino, sean una de tus favoritas, y vas a llevarte alguna que otra sorpresa.

Por ejemplo, Twin Peaks: Fuego camina conmigo, es la cacareada precuela de la famosa serie de televisión y que sirve como epílogo a la historia de Laura Palmer.

VIDEO

Tráiler de Scream VI, la esperada nueva entrega de la popular saga de terror

Pues bien, en una entrevista en 1992, justo cuando se estrenó esta película, no tuvo muy buenas palabras hacia David Lynch: “David Lynch ha desaparecido tan metido en su propio trasero que no tengo ganas de ver otra película suya hasta que vea algo diferente”.

Pero hubo más críticas

Tras Twin Peaks, también llegó a criticar a Scream de Wes Craven. En otras de sus entrevistas concedidas hace años, en concreto en 2015, señaló que Scream no está a la altura de una buena película de terror acordándose directamente de Wes Craven en la dirección.

Finalmente también se ha acordado, para mal, de Halloween de John Carpenter y en concreto cuando se descubre que Michael y Laurie son hermanos en Halloween 2, algo que no le convenció del todo para seguir con la narrativa.

De esta forma, algunas franquicias bastante conocidas del género del terror, parece que a Quentin Tarantino no le han acabado convenciendo del todo. 

Y además