Ir al contenido principal

Sekiro: un nuevo mod transforma al Ogro Encadenado en Shrek

Sekiro mod Shrek

Sekiro: Shadows Die Twice es uno de los grandes juegos de esta temporada. Su acertada ambientación y su alta complejidad han atraído a los jugadores más serios y exigentes. Sekiro cuenta con una potente comunidad de fans y algunos de ellos ya han comenzado a desarrollar mods para el juego de FromSoftware. El último mod en aparecer, sustituye al Ogro Encadenado por Shrek

Hace unos días os contábamos que un fan había desarrollado un mod que convertía a la Gran Serpiente en Thomas el Tren, el famoso tren de los dibujos animados. La Gran Serpiente es uno de los primeros jefes a los que tendremos que enfrentarnos en Sekiro y resulta temible. Pero con este mod, disponible en la página Nexus Mods, este jefe da mucho menos miedo. Aún así no os confiéis porque Thomas el Tren es tan letal y peligroso como la Gran Serpiente (sólo es un cambio en su apariencia, nada más) aunque de menos miedo. 

Hazte con la guía de Sekiro: Shadows Die Twice y descubre todos los trucos del juego

Ahora, hay disponible un nuevo mod que transforma al Ogro Encadenado en el Ogro verde con capas (como las cebollas) de Dreamwork. Nuevamente, se trata sólo de un cambio en la apariencia del jefe al que tenemos que enfrentarnos, así que su fuerza, resistencia y sus ataques se mantienen intactos. Sin embargo, igual que Thomas el Tren resultaba simpático, esta versión de Shrek no lo es tanto. Con sus extremidades exageradas y sus movimientos creepy, esta versión de Shrek da bastante miedo. 

La verdad es que cuesta un poco imaginarse al amigo de Asno intentando matar a alguien, levantándole en el aire y estrellándolo contra el suelo. El responsable de este mod es Katalash y se puede descargar de manera gratuita en Nexus Mods, aunque sólo está disponible para PC. Esta es otra de las grandes hazañas que algunos jugadores han conseguido en Sekiro: Shadows Die Twice. Aunque también hay que destacar que un jugador se pasó el juego sin morir ni una sola vez (milagro) y otro se lo pasó usando los los bongos de Donkey Konga como mandos. 

Y además