Qué significa el final de I Am Mother, la película de Netflix

I am Mother

I Am Mother es una de las mejores películas de Netflix en su catálogo de reciente. Este filme dará mucho que hablar, pero lo que más lo haga sea el final de I Am Mother, por lo que dice Madre y los cabos que quedaban sueltos hasta entonces. Si no has entendido del todo lo que sucede, a continuación te explicamos qué significa el final de I Am Mother. Ojo, evidentemente vienen spoilers, así que sigue leyendo solo si ya has visto la película.

Disfruta de un mes gratis al suscribirte en Amazon Prime Video

Vamos adelante con las explicaciones. Como recordaréis, Hija decide volver a las instalaciones en busca de su hermano recién nacido, mientras que la misteriosa mujer (Hillary Swank) se queda en el contenedor de la playa donde ha vivido siempre. Cuando Hija llega a las instalaciones, unos robots vigilan la entrada y la apuntan. Ella dice que quiere hablar con Madre y la dejan pasar.

Lo que le aclara Madre es que en realidad ella no está solo dentro de ese robot que hemos visto durante toda la película, sino que en realidad forma parte de una especie de conciencia colectiva que está en todos los robots que hay por la tierra, incluyendo los que aniquilaron a la Humanidad. En otras palabras, Madre fue quien decidió exterminar a los humanos y volver a criarlos desde cero, encargándose ella de educarlos para que tuvieran los valores correctos y fueran la mejor versión posible de ellos mismos. Hija sería la primera de esa nueva Humanidad, después de que Madre hubiera matado a los candidatos previos (los embriones que faltaban en el contenedor) por no ser lo suficientemente aptos.

Hija consigue convencer a Madre para que no entren a atacarla los robots de fuera (que, repetimos, en realidad forman parte de la consciencia de la propia Madre), pues ya ha entendido que ha alcanzado la mejor versión de sí misma y, por tanto, Madre debería dejarla vivir para que cumpla con la función de cuidar de su hermano. Madre entonces ofrece a Hija la oportunidad de "matar" ese cuerpo robótico, para que solo Hija se quede dentro de las instalaciones, pero le ofrece la oportunidad de que otros robots puedan ayudarla en el futuro. Hija se niega y aprieta el gatillo, por lo que se queda sola cuidando del bebé, además del resto de embriones congelados.

¿Qué quería conseguir Madre?

Llegados a este punto, la conclusión es que Madre quiso hacer entender a Hija que no podía confiar en los pocos humanos que quedaran fuera de la instalación, pues representaban esa forma de actuar incorrecta que ella había purgado. Madre quería que Hija se convirtiera, por así decirlo, en una nueva Madre, que transmitiera los valores correctos que ella la había enseñado al resto de embriones que fueran naciendo. Ya lo había explicado la propia Madre en la clase de filosofía que habíamos visto al comienzo de la película, cuando Hija asume que la "respuesta correcta" es que no todos los sujetos tienen el mismo valor intrínseco, sino que alguien debe sacrificarse por los demás solo cuando sepa que estos deben ser salvados por sus virtudes. Eso es lo que hace el robot de Madre al final: sacrificarse y ceder el testigo solo cuando Hija ha demostrado ser apta.

I am Mother

El giro final

El final de I Am Mother nos guarda un último giro: otro robot controlado por Madre llega al refugio de la mujer misteriosa, que acababa de descubrir que Madre le había escondido un localizador. Madre le pregunta a través de ese robot si recuerda a su madre, ante lo que la mujer, consternada, no tiene respuesta. Después le pregunta si no le extraña que solo ella haya sobrevivido allí fuera hasta ahora, como si alguien le hubiera encargado un propósito hasta ahora. Después, cierra la puerta, dando a entender que la va a matar.

Lee nuestra crítica de I Am Mother

Lo que se entiende de aquí es que Madre había dejado vivir a propósito a la mujer hasta entonces, para que con su historia sirviera de catalizador para Hija. Es decir, Madre quería que Hija descubriera que el exterior no era tóxico, que Madre la había engañado y que podría haber más humanos ahí fuera, solo para que se enfrentara al dilema moral acerca de si quedarse o irse. Al decidir regresar a la base, Hija había completado su aprendizaje de lo verdaderamente importante. Por tanto, la mujer del exterior ya no era necesaria y debía morir.

I am Mother

Lo que no se dice a las claras en el final de I Am Mother, pero se insinúa, es que la mujer misteriosa probablemente había nacido también de uno de esos embriones en la base, pero había sido expulsada con amnesia por Madre para ser utilizada como catalizador de esa duda para Hija cuando llegara el momento adecuado. La mujer dijo recordar a sus padres adoptivos, ya muertos, pero no sabía quiénes fueron sus padres biológicos. La respuesta es que nunca los tuvo, pues solo fue un embrión que Madre no consideró apto cuando creció y que dejó marchar para utilizarlo más adelante. Qué maquiavélico...

Y además